Pasar al contenido principal

Las exportaciones y el gasto ralentizan el crecimiento interanual del PIB al 2,5%

Una mujer hace sus compras en un mercado de Madrid
Una mujer hace sus compras en un mercado de Madrid Reuters
  • El PIB crece un 0,6% entre abril y junio respecto al trimestre anterior, una tasa de avance similar a la de los primeros tres meses del año y al dato adelantado en julio.
  • En término interanual, el crecimiento es del 2,5%, tres décimas menos que el primer trimestre y dos menos de lo previsto en julio.
  • En términos anuales, el empleo aumenta un 2,5%, lo que supone un incremento de 441 mil puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en los últimos 12 meses.

El crecimiento de la economía española continúa mostrando un ritmo de ralentización, tal y como han venido advirtiendo distintas instituciones y casas de análisis en las últimas semanas. Lo anunció el termómetro de Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), se sumaron el Panel de Funcas y las proyecciones del Banco de España y este viernes lo ha confirmado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral reflejan que el PIB ha crecido un 0,6% entre abril y junio respecto al trimestre anterior. Esta tasa de crecimiento es la misma que se registró entre enero y marzo, tras la última revisión de las cifras de la Contabilidad, y coincide con el dato adelantado por el INE el pasado 31 de junio. Sin embargo, este dato es una décima inferior al avance registrado en el mismo periodo del año anterior.

Leer más: Petróleo, exportaciones y otros cinco desafíos para el crecimiento de la economía española

Comparando el crecimiento con el del segundo trimestre de 2017 muestra un avance del 2,5%, que es tres décimas menor que el del trimestre anterior y está un 0,2% por debajo de las expectativas publicadas en julio. Este dato supone su ritmo más bajo de incremento desde el cuarto trimestre de 2014, a pesar de que la economía española acumula 18 trimestres consecutivos de subidas interanuales.

El PIB alcanza en el segundo trimestre su peor dato de crecimiento desde 2014
El PIB alcanza en el segundo trimestre su peor dato de crecimiento desde 2014 INE

Demanda nacional frente a demanda exterior

Dentro de los componentes del PIB, la contribución de la demanda nacional al crecimiento es de 3,3 puntos, dos décimas superior a la del primer trimestre. Sin embargo, el gasto en consumo final ha subido 7 décimas menos que en el trimestre anterior, debido al retroceso de 8 décimas en el avance interanual del gasto en los hogares y de medio punto en el de las Administraciones Públicas.

En cambio, la inversión crece un 7,8%, superando en 3,5 puntos su registro del primer trimestre, especialmente por la subida de 9 puntos en maquinaria y bienes de equipo y de 4,5 puntos en activos fijos materiales. Por su parte la inversión en vivienda repunta 1,3 puntos y la referente a productos de la propiedad intelectual se reduce 3 décimas.

Comparación de la evolución de la demanda exterior y de la demanda nacional
Comparación de la evolución de la demanda exterior y de la demanda nacional INE

En lo que respecta a la demanda exterior, presenta una aportación negativa de 0,8 puntos, medio punto menos que el trimestre anterior. Este resultado se explica por la ralentización de las exportaciones de bienes y servicios, que aumentan un 2,3% respecto al mismo periodo de 2017, pero se frenan un 1,1% respecto al primer trimestre. Mientras, las importaciones crecen medio punto más que entre enero y marzo, hasta un repunte del 5,2%, debido al alza en importación de bienes.

Analizando el PIB por la oferta, el valor añadido bruto de la industria se incrementa un 2,5% respecto al segundo trimestre de 2017, pero cae una décima respecto a los tres meses anteriores. Un comportamiento similar se observa en construcción, servicios y sector primario, que crecen interanualmente, pero pierden un 0,3, un 0,2 y un 1%, respectivamente, respecto al trimestre anterior.

El empleo mantiene el tono alcista

La ralentización del PIB no ha tenido un efecto equivalente en la creación de empleo, que, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, crece un 0,8%, tres décimas más que en el primer trimestre. En términos interanuales, el empleo crece un 2,5% en el segundo trimestre, una décima menos que entre enero y marzo.

Leer más: Las claves de la economía española en 2018: paro, vivienda, euríbor

En empleos equivalentes, estas cifras suponen un avance de 441.000 empleos a tiempo completo en los últimos 12 meses. El sector que más ha aportado es la construcción, con una variación del 8,6%, tres décimas más que el primer trimestre, mientras que la industria aumenta un 2,1% interanual y siete décimas menos respecto a los tres primeros meses del año.

Te puede interesar