Una fábrica de la vacuna de AstraZeneca en Países Bajos todavía no ha entregado ni una sola dosis 6 meses después del acuerdo con la Unión Europea

Una vacuna de AstraZeneca

Reuters

  • Una fábrica de Helix, en Países Bajos, espera aún la aprobación de Agencia Europea del Medicamento (EMA) para empezar a suministrar vacunas.
  • AstraZeneca se comprometió a entregar 100 millones de dosis durante el primer semestre de 2021, pero este sábado ha vuelto a confirmar retrasos en las entregas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La vacuna de AstraZeneca era una de las principales esperanzas para acelerar el ritmo de la campaña de vacunación en la Unión Europea a lo largo de los primeros meses del año, pero los problemas logísticos y de suministro han ido reduciendo su papel, que además se ha visto envuelto en polémicas por el bloqueo a la exportación de dosis a terceros países que han decretado países como Italia y a las dudas generadas en los últimos días por la posible relación con la formación de coágulos en la sangre de algunas personas que han recibido la inyección de la vacuna creada en colaboración con la Universidad de Oxford.

Este mismo sábado AstraZeneca ha confirmado a las autoridades europeas que no espera cumplir con el suministro de 100 millones de dosis importadas desde terceros países que se comprometió traer al Viejo Continente a lo largo de los próximos meses. "AstraZeneca lamenta anunciar una reducción de las entregas de la vacuna COVID-19 a la Unión Europea, a pesar de haber trabajado incansablemente para acelerar el suministro", ha declarado un portavoz de la compañía a la agencia de noticias AFP.

"Es hora de que el Consejo de Administración de AstraZeneca ejerza su responsabilidad y haga lo necesario para cumplir sus compromisos", dijo el jueves en Twitter Thierry Breton, comisario europeo que dirige la estrategia de vacunas del bloque comunitario.

AstraZeneca ya había reducido en gran medida su estimación de dosis que esperaba entregar a Europa en el primer trimestre del año debido a los problemas de fabricación que experimentó en una de sus plantas en Europa. Su plan de reserva consistía en intentar complementar el suministro fabricado en Europa con dosis que la empresa y sus socios han estado fabricando en el extranjero.

De hecho, Estados Unidos tiene una enorme reserva de dosis de AstraZeneca sin usar -la vacuna ni siquiera ha sido autorizada allí, lo que no ha impedido que el país sea uno de los líderes en el ritmo de vacunación- pero la Administración Biden parece estar poco dispuesta a exportarlas a otros países. Así, AstraZeneca ahora estima que podrá suministrar unos 100 millones de dosis a la UE en los seis primeros meses de 2021, una cifra considerablemente inferior a los 270 millones pactados inicialmente.

Problema con los permisos de una fábrica en Países Bajos de la que no ha salido ni una sola dosis

AstraZeneca empezó a distribuir las vacunas en febrero, pero de esas 30 millones primeras unidades que se esperaban para el primer trimestre todavía no se ha enviado ninguna desde la fábrica de Leiden, en Países Bajos, perteneciente al grupo Halix. La razón es que la planta todavía necesita la luz verde de la EMA para empezar a suministrar las dosis tal y como apunta Reuters y recoge también El Periódico

21 fotos de hace 1 año que demuestran que no teníamos ni idea de la pandemia que estaba a punto de llegar, cuando ya había un positivo en España

Todo apunta a que el próximo 25 de marzo recibirá el visto bueno, pero a fecha de hoy la fábrica de Halix no ha recibido los permisos y no ha querido pronunciarse de manera oficial sobre cuándo los podría obtener

Un portavoz de AstraZeneca de todas formas, ha intentado tranquilizar a los más escépticos: "La aprobación del sitio con la EMA sigue en curso con nuestros planes originales y podemos confirmar que forma parte de nuestros planes de entrega".

Esta es una de las cuatro fábricas que estaban dentro del contrato entre AstraZeneca y Bruselas que firmaron el pasado agosto, pero hasta el momento, solo la ubicada en Bélgica ha estado en pleno funcionamiento

La situación de la planta de Leiden es solo el último contratiempo de la vacuna de AstraZeneca, que en los últimos días ha dejado de administrarse en países como Italia, Dinamarca, Noruega, Islandia, Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo por su posible relación con la formación de coágulos en la sangre de personas vacunadas. La Agencia Europea del Medicamento asegura que no hay evidencia que demuestre una relación causal entre la vacuna y los casos y ha recomendado seguir administrándola, como está haciendo España.

Hasta ahora, "el número de casos tromboembólicos en personas vacunadas no es mayor que el observado en la población general", señala la agencia, que revela que se han informado de 30 casos de entre 5 millones de personas que han sido vacunadas con las dosis de AstraZeneca. 

Otros artículos interesantes:

Los virólogos alertan de la posibilidad de que ya esté circulando el SARS-CoV-3 tras detectar una auténtica "sopa de nuevos coronavirus" en murciélagos de China

9 datos que revelan cómo la pandemia ha cambiado nuestros hábitos un año después del gran confinamiento

Todo lo que se sabe sobre la posible relación entre los trombos y la vacuna de AstraZeneca: la EMA no ve evidencias y recomienda seguir vacunando

Te recomendamos

Y además