Facebook duda sobre la continuidad de su negocio en Europa si Irlanda prohíbe finalmente las transferencias de datos de sus usuarios a EEUU

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
REUTERS/Erin Scott
  • Facebook duda sobre la continuidad de sus negocios en Europa ante la posibilidad de que Irlanda prohíba las transferencias de datos de sus usuarios a EEUU.
  • La agencia irlandesa de protección de datos tiene sobre la mesa una orden ejecutiva para vetar estas transferencias en cumplimiento de una sentencia del TJUE de julio.
  • El Tribunal europeo falló que el Privacy Shield, el acuerdo legal por el que las compañías pueden transferir datos de la Unión Europea a EEUU, quedaba invalidado.
  • Ahora, la jefa de Protección de Datos de Facebook Irlanda asegura que "no está claro" cómo Facebook o Instagram podrán seguir prestando servicio en la Unión Europea si se cumple este veto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"No está claro cómo la compañía podría seguir prestando servicios de Facebook e Instagram en la Unión Europea".

Son palabras de la responsable de Protección de Datos para Facebook en Irlanda, Yvonne Cunnane. Sus declaraciones aparecieron este domingo en el Sunday Business Post, y las han recogido varios medios internacionales como la agencia Reuters.

Es la primera consideración en público que hace la compañía de Mark Zuckerberg después de que la semana pasada se conociese la intención de la agencia de protección de datos irlandesa: prohibir a Facebook continuar transfiriendo los datos de los usuarios europeos a Estados Unidos.

El organismo de control irlandés tiene sobre la mesa la potestad de aplicar este veto a través de una orden ejecutiva que cumplimentaría la sentencia que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló el pasado mes de julio.

Mediante esa sentencia, el TJUE decretó que el Privacy Shield, el marco regulatorio por el que las compañías pueden transferir datos de ciudadanos europeos a Estados Unidos, era inválido. La razón: la gestión, el control y el procesamiento de los datos de los usuarios en el país norteamericano no cuenta con las suficientes garantías como para ser equiparadas con la normativa europea.

Leer más: El GDPR decepciona 2 años después de su implantación y la UE se prepara para reforzar sus controles a las grandes tecnológicas tras la crisis del coronavirus

A pesar de que el TJUE tumbó el Privacy Shield, las tecnológicas como Google y Facebook se han agarrado a las cláusulas contractuales estándar, o las SCC por sus siglas en inglés.

Estas SCC son unos mecanismos jurídicos por el cual las firmas pueden transferir los datos de sus usuarios europeos a terceros países ajenos a la Unión, siempre que se contemplen unas determinadas garantías.

Noyb es una asociación de activistas por la privacidad europeos que fue, de hecho, la que recurrió la aplicación del Privacy Shield en el TJUE. Tras su éxito judicial, presentó más de un centenar de quejas y denuncias contra compañías de todo el continente por permitir que los datos de sus usuarios se siguiesen derivando a EEUU a través de las SCC.

Mientras que las tecnológicas entienden que la anulación del Privacy Shield no suspende la posibilidad de emplear las SCC para derivar los datos de los ciudadanos europeos a EEUU, Noyb cree lo contrario.

Y en este marco, la primera reacción de Facebook la hace su responsable de datos precisamente en Irlanda, Yvonne Cunnone: "No está claro para Facebook cómo podrá seguir prestando sus servicios en Europa bajo estas circunstancias".

Leer más: Clearview AI, la compañía de reconocimiento facial que ha robado millones de rostros de internet, acaba de ser denunciada por protección de datos en Europa

En otras palabras: Facebook abre la puerta a que sus dos principales redes sociales —la propia Facebook e Instagramdejen de prestar servicio a ciudadanos europeos por este problema. WhatsApp, también propiedad de Facebook, no entra en la ecuación: sus comunicaciones son privadas y la tecnológica no hace negocios directamente con los datos de sus usuarios —por el momento—.

También podría afectar a su negocio de gafas de realidad virtual, después de que este mes Facebook presentara las nuevas Oculus Quest 2 para las que sus usuarios deberán tener obligatoriamente una cuenta en sus redes sociales.

A pesar de esta primera consideración de Facebook, Noyb teme que la compañía alegue ante la eventual orden ejecutiva de la agencia de protección de datos irlandesa la necesidad de subcontratar el procesamiento de los datos de sus usuarios a sus ramas en Norteamérica. Esta maniobra podría servir para dilatar más el proceso de suspensión de estas transferencias de datos.

LEER TAMBIÉN: Bruselas contra Silicon Valley: la UE asegura que seguirá adelante con su plan para regular a las tecnológicas, a las que exige más responsabilidad

LEER TAMBIÉN: Von der Leyen advierte a las tecnológicas: habrá tasa Google en Europa en 2021 si no hay acuerdo en la OCDE

LEER TAMBIÉN: El triunfo de Apple obliga a Bruselas a tomar una decisión: impugnar una sentencia o reexaminar el caso

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Privacidad
  2. Facebook
  3. Tecnología
  4. Empresa
  5. Unión Europea
  6. Trending
  7. Top