Pasar al contenido principal

Facebook demanda a una pequeña empresa española que vendía comentarios y 'likes' falsos en Instagram

Mark Zuckerberg
Paul Marotta/Getty Images

  • Facebook acaba de anunciar una demanda en los juzgados de lo Mercantil de Madrid contra una empresa a la que acusa de vender seguidores y 'me gustas' falsos en Instagram.
  • La firma española ha sido expuesta por el gigante de la red social en un comunicado colgado en su página web este jueves.
  • El nombre de la empresa denunciada es MGP25 Cyberint Services y su administradora única, según el Registro Mercantil, es Sagrario Almagro.
  • La compañía de Mark Zuckerberg ha anunciado esta acción legal "coordinada" con otra que ha emprendido en los juzgados californianos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Facebook acaba de anunciar la "primera acción legal coordinada" de una red social. Y lo ha hecho advirtiendo de que acaba de presentar dos demandas, una en California, y otra en Madrid. Esta última la ha interpuesto contra una compañía española llamada MGP25 Cyberint Services. La acusa de haber vendido interacciones falsas en Instagram.

"Hemos presentado dos demandas en Europa y en Estados Unidos para proteger nuestros términos del servicio contra el uso no autorizado de programas y automatismos en Facebook e Instagram", anuncia la compañía de la red social en un comunicado que han colgado en su página web en la tarde de este jueves.

"Esta es la primera vez que una compañía de redes sociales actúa de forma coordinada en varias jurisdicciones para proteger los términos del servicio y a sus usuarios". Los denunciados, señala la multinacional, son "un servicio de engagement fraudulento en España" y "un recopilador de datos de usuarios con lazos en California".

MGP25 Cyberint Services es una sociedad limitada española que se constituyó en octubre de 2019 con 3.000 euros de capital social, según consta en este Boletín Oficial del Registro Mercantil. Cuenta con una única administradora, Sagrario Almagro Sánchez-Serrano, de la que no ha trascendido más información.

Leer más: Nuevos reguladores o reforzar el autocontrol: ideas para evitar que las todopoderosas redes sociales atropellen la libertad de expresión, según varios expertos

Facebook acusa a esta compañía de proveer a sus usuarios de un servicio de engagement falso: en otras palabras, conseguía —según expone el gigante tecnológico— likes y seguidores fraudulentos a usuarios de Instagram. Tampoco ha trascendido cómo lo hacía, más allá de que MGP25 fue capaz de mimetizarse como una app oficial para poder sortear las restricciones de Instagram ante este tipo de fenómenos.

"Los acusados hacían esto por lucro, y siguieron haciéndolo incluso después de que se les remitiese una carta de cese y desistimiento y después de que se desactivaran sus cuentas en la red social".

El otro demandado está en Estados Unidos. Será un caso que dirima un juzgado federal en San Francisco, por un servicio que recopilaba datos de usuarios de Facebook mediante un programa llamado Massroot8. Se trata de un servicio que permitía a sus usuarios iniciar sesión en su página web a través de Facebook, pero el administrador del portal recopilaba la información de las cuentas comprometidas.

"Las acciones legales de hoy demuestran nuestro compromiso con reforzar nuestras políticas y mantener a los usuarios a salvo de los abusos que se puedan cometer en nuestras plataformas", zanja Facebook.

Y además