Pasar al contenido principal

Facebook detiene su 'proyecto médico' secreto por el escándalo de Cambridge Analytica

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Flickr/Anthony Quintano
  • Facebook pidió a varios hospitales e instituciones médicas de los Estados Unidos que compartieran datos anónimos sobre sus pacientes, incluyendo datos sobre enfermedades y recetas médicas, para un proyecto de investigación, según la CNBC.
  • La red social pretendía vincular esos datos con la información de sus usuarios con el objetivo de ayudar a los hospitales a mejorar el tratamiento de los pacientes.
  • El proyecto, que abre un nuevo debate sobre la enorme cantidad de información que manejan las gigantes tecnológicas, ha quedado paralizado a raíz del escándalo de Cambridge Analytica.

Mark Zuckerberg tiene otro fuego encima de la mesa. La cadena CNBC ha desvelado en las últimas horas que Facebook había contactado con varios hospitales e instituciones médicas para que compartieran datos anónimos sobre sus pacientes que incluían información sobre enfermedades y recetas médicas para un proyecto de investigación que ha quedado en el limbo a raíz del escándalo de la filtración masiva de datos protagonizada por Cambridge Analytica.

El proyecto, que al parecer se llevaba a cabo en el misterioso laboratorio de Facebook bautizado como Building 8, no había pasado de la fase de planificación. La noticia abre un nuevo debate sobre la enorme cantidad de datos personales que poseen gigantes tecnológicas como Facebook, que pretendía asociar mediante algoritmos informáticos la información facilitada por las instituciones médicas con los datos de sus usuarios —de forma anonimizada— para descubrir puntos en común.

Facebook asegura que esos datos solo se habrían utilizado para investigaciones realizadas por la comunidad médica para, por ejemplo, descubrir cómo mejorar el tratamiento de ciertas enfermedades, como las afecciones cardíacas. Una idea que se basa en la importancia de los factores sociales, conocidos como determinantes sociales de la salud, que pueden ser parte integral del bienestar general de una persona según la OMS.

Leer más: Esto es lo que gana Facebook con tus datos personales

"El mes pasado decidimos detener estas discusiones para poder enfocarnos en otras tareas importantes, incluyendo hacer un mejor trabajo a la hora de proteger los datos de los usuarios y ser más claros sobre cómo esa información se usa en nuestros productos y servicios", ha explicado Facebook a través de un comunicado a la CNBC.

En marzo se descubrió que millones de usuarios se habían visto afectados por la fuga masiva de datos personales a Cambridge Analytica, una empresa de datos con vínculos con el presidente de Estados Unidos Donald Trump. Este miércoles la plataforma que dirige Mark Zuckerberg reconocía que el escándalo era más grande de lo declarado hasta el momento y aumentó el número de usuarios afectados hasta los 87 millones, con más de 130.000 usuarios potencialmente afectados en España.

Facebook ha explicado en el comunicado facilitado a la CNBC que había mantenido conversaciones con diversas organizaciones médicas como el Colegio Americano de Cardiología o la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Según explica la cadena estadounidense el proyecto estaba liderado por el cardiólogo Freddy Abnousi, que en su perfil de Linkedin asegura formar parte de proyectos confidenciales de Facebook, bajo la supervisión de Regina Dugan, la directora del laboratorio experimental "Building 8" de Facebook, antes de que dejara su puesto el pasado mes de octubre.

Te puede interesar