Pasar al contenido principal

Facebook prohibirá el supremacismo blanco y dice que no lo hizo antes por respetar "al separatismo vasco"

Mark Zuckerberg Facebook
Brian Solis www.briansolis.com
  • Facebook ha anunciado que prohibirá los contenidos que favorezcan "el nacionalismo o separatismo blanco" al considerarlos como una forma más de supremacismo étnico.
  • Lo controvertido viene cuando justifica la tardanza en tomar esta medida en un supuesto respeto "al orgullo de ser estadounidense o el separatismo vasco, que forman parte importante de la identidad de la gente".

Controvertida decisión la que ha llevado a cabo Facebook en el día de ayer. Y es que, lo que se presuponía una medida positiva en favor del respeto en las redes sociales y en contra de la discriminación racial, ha acabado en una tortuosa espiral de extrañas explicaciones que ha pillado de por medio a los separatistas vascos.

La cuestión es la que sigue: la empresa de Mark Zuckerberg anunció que prohibirá cualquier contenido en favor del "nacionalismo o separatismo blanco", tanto en el seno de Facebook como de Instagram. En base a su criterio, ambas ideologías "están fuertemente vinculadas a los grupos de odio organizados" y no tienen "lugar" en estas redes sociales.

"Durante los últimos tres meses, nuestras conversaciones con miembros de la sociedad civil y académicos que son expertos en relaciones raciales en todo el mundo han confirmado que el nacionalismo blanco y el separatismo no se pueden separar significativamente de la supremacía blanca y los grupos de odio organizados", reza la compañía en su blog corporativo.

Leer más: Facebook ha retirado 1,5 millones de vídeos del terrible atentado de Nueva Zelanda

Hasta aquí todo bien. Máxime si tenemos en cuenta que este movimiento se produce tras la masacre de las mezquitas en Nueva Zelanda, que ha puesto en el punto de mira el papel de las redes sociales a la hora de fomentar esta clase de comportamientos supremacistas.

El problema viene cuando Facebook trata de explicar por qué no tomó esta decisión con anterioridad, en tanto que los contenidos puramente supremacistas blancos ya estaban prohibidos. "Pensábamos en ideas más amplias sobre el nacionalismo y el separatismo, como por ejemplo el orgullo de ser de Estados Unidos o el separatismo vasco, que forman parte importante de la identidad de la gente".

Entremezclar el supremacismo inherente a ciertos movimientos independentistas con el orgullo patriótico o la identidad territorial supone jugar con fuego y con un sinfín de sensibilidades. A sumar que esa justificación aportada por Facebook no diferencia en ningún momento las posturas políticas y totalmente legítimas del separatismo vasco de otras posturas, también dentro de ese mismo movimiento, que están ligadas a grupos terroristas como ETA.

"En el futuro, si bien las personas aún podrán demostrar orgullo por su herencia étnica, no toleraremos elogios ni el apoyo al nacionalismo blanco o al separatismo", concluye la compañía.

*ACTUALIZACIÓN: Facebook ha explicado a Business Insider España que "esta referencia al separatismo vasco únicamente se hizo como un ejemplo reconocible de un movimiento que no se verá afectado por esta política, con ninguna intención de compararlo con cualquier otro orgullo nacional. Pedimos disculpas por cualquier confusión que pueda haber causado".

Y además