Pasar al contenido principal

Facebook expulsa a Cambridge Analytica, la empresa de 'big data' que ayudó a ganar a Trump

Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook Drew Angerer/Getty Images
  • Facebook ha eliminado de su plataforma a las empresas de análisis de datos Cambridge Analytica y Strategic Communication Laboratories por el tratamiento que hacen de los datos de sus usuarios.
  • Facebook ya no les permitirá comprar anuncios ni gestionar sus páginas.
  • "Proteger la información de la gente está en el corazón de lo que hacemos. Requerimos lo mismo de la gente que opera aplicaciones en Facebook", afirmó un ejecutivo de la compañía en un comunicado de prensa.
  • La campaña del presidente Donald Trump utilizó Cambridge Analytica durante las elecciones de 2016 como parte de su estrategia de captación de votantes.
  • La firma ha sido investigada a raíz de acusaciones de uso indebido. Desde entonces, se ha convertido en un hilo conductor de la investigación sobre Rusia.

Facebook anunció el viernes que Cambridge Analytica, la empresa de análisis de datos que desempeñó un papel importante en la estrategia de Donald Trump durante las elecciones de 2016 en EE.UU., ha sido suspendida de su plataforma por mal manejo de datos de usuarios.

Cambridge Analytica es una empresa que mina y analiza datos de gente para ayudar a los partidos a captar votantes. En España, una empresa similar - The Messina Group - fue la que ayudó al PP a ganar las elecciones de 2015 gracias a una medida estrategia de captación y marketing en redes sociales (principalmente, en Facebook).

"Dada la prominencia pública de esta organización, queremos explicar cómo llegamos a esta decisión y por qué", apuntó el vicepresidente de Facebook y asesor general adjunto Paul Grewel en un comunicado de prensa el viernes por la noche.

Grewal señaló que Strategic Communication Laboratories (SCL) también fue suspendida. Al eliminar a las empresas desde su plataforma "a la espera de más información", Facebook ya no les permitirá comprar anuncios ni gestionar sus páginas.

"Proteger la información de la gente es la base de lo que hacemos. Requerimos lo mismo de la gente que trabaja con aplicaciones en Facebook", apuntó Grewel. También señaló que Facebook ha recibido informes recientes de ciertas violaciones de las reglas.

Según su declaración, un profesor de la Universidad de Cambridge que desarrolló una aplicación de predicción de la personalidad para usuarios de Facebook llamada "thisisyourdigitallife" le pasó esa información de usuarios a otras empresas, incluyendo Cambridge Analytica y SCL en 2015. Facebook permite a algunas aplicaciones acceder al perfil de un usuario y a datos importantes que identifican sus preferencias e intereses.

Facebook apunta que el profesor, Cambridge Analytica y otras partes involucradas acordaron destruir todos los datos. Pero "hace varios días", continuó, "recibimos informes de que, a diferencia de las certificaciones que teníamos, no borraron todos los datos. Nos estamos moviendo agresivamente para determinar la exactitud de estas afirmaciones".

Esta información, si se utiliza de forma indebida, puede ayudar a actores malintencionados a dirigirse a los usuarios de Facebook con anuncios y otra información. Este fue aparentemente el caso durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos. La campaña de Trump contrató a Cambridge Analytica en junio de ese año para ayudar a dirigir los anuncios utilizando datos de votantes recopilados de unos 230 millones de adultos.

Varios medios de comunicación informaron en 2016 que la campaña de Trump pagó a Cambridge Analytica cinco millones de dólares por sus servicios sólo en septiembre de ese año, un aumento significativo sobre los 250.000 dólares que pagó un mes antes.

Más tarde, la firma fue sometida a escrutinio después de varios descubrimientos preocupantes, incluyendo que el CEO de Cambridge Analytica se había comunicado con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para intentar encontrar algunos de los correos electrónicos borrados de la entonces candidata demócrata Hillary Clinton.

El asunto de esos correos electrónicos y una investigación del FBI sobre el uso de un servidor privado de correo electrónico por parte de Clinton durante su etapa como secretaria de Estado había frenado la campaña de Clinton. Se consideró como parte del esfuerzo de la operativa rusa para influir en las elecciones estadounidenses.

También planteó dudas sobre si los asociados de Trump habían cooperado con la intermediación electoral de Rusia, ya que la operativa rusa capitalizó los datos detallados de los usuarios para poner anuncios y contenido en Facebook y otras redes sociales.

Las preocupaciones sobre si la campaña de Trump conspiró con el Kremlin surgieron porque el contenido promocionado por los rusos era muy específico y estaba dirigido a los distritos electorales competitivos de EE.UU. - detalles que, según los expertos, no son familiares para una entidad extranjera.

La campaña de Trump ha intentado distanciarse de Cambridge Analytica y ha negado cualquier maldad.

 

Este es el comunicado completo de Facebook sobre Cambridge Analytica y Strategic Communication Laboratories

"Por Paul Grewal, Vicepresidente y Consejero General Adjunto

Hemos suspendido a Strategic Communication Laboratories (SCL), incluyendo su firma de análisis de datos políticos, Cambridge Analytica, de Facebook. Dada la prominencia pública de esta organización, queremos explicar cómo llegamos a esta decisión y por qué.

Mantenemos normas y políticas estrictas.

La protección de la información de las personas está en el centro de todo lo que hacemos y requerimos lo mismo de las personas que operan aplicaciones en Facebook. En 2015, nos enteramos de que un profesor de psicología de la Universidad de Cambridge llamado Dr. Aleksandr Kogan nos mintió y violó nuestras Políticas de la Plataforma al pasar datos de una aplicación que estaba usando Facebook Login a SCL/Cambridge Analytica, una empresa que realiza trabajo político, gubernamental y militar en todo el mundo. También pasó esos datos a Christopher Wylie, de Eunoia Technologies, Inc.

Como todos los desarrolladores de aplicaciones, Kogan solicitó y obtuvo acceso a la información de la gente después de que ésta descargara su aplicación. Su aplicación, "thisisyourdigitallife", ofrecía una predicción de la personalidad y se anunciaba en Facebook como "una aplicación de investigación utilizada por psicólogos". Aproximadamente 270.000 personas descargaron la aplicación. Al hacerlo, dieron su consentimiento para que Kogan accediera a información como la ciudad que habían establecido en su perfil, o el contenido que les había gustado, así como a información más limitada sobre amigos que tenían su configuración de privacidad configurada para permitirlo.

Aunque Kogan obtuvo acceso a esta información de forma legítima y a través de los canales apropiados que gobernaban a todos los desarrolladores en Facebook en ese momento, posteriormente no cumplió con nuestras reglas. Al pasar información a terceros, incluyendo a SCL/Cambridge Analytica y Christopher Wylie de Eunoia Technologies, violó las políticas de nuestra plataforma. Cuando nos enteramos de esta violación en 2015, quitamos su aplicación de Facebook y exigimos certificaciones de Kogan y de todas las partes a las que había dado datos de que la información había sido destruida. Cambridge Analytica, Kogan y Wylie nos certificaron que destruyeron los datos.

El incumplimiento de las reglas lleva a la suspensión.

Hace unos días, recibimos informes de que, contrariamente a las certificaciones que nos fueron entregadas, no todos los datos fueron borrados. Nos estamos moviendo agresivamente para determinar la exactitud de estas afirmaciones. Si es cierto, se trata de otra violación inaceptable de la confianza y de los compromisos que asumieron. Estamos suspendiendo a SCL/Cambridge Analytica, Wylie y Kogan de Facebook, a la espera de más información.

Estamos comprometidos a hacer cumplir enérgicamente nuestras políticas para proteger la información de las personas. Tomaremos todas las medidas necesarias para que esto suceda. Tomaremos acción legal si es necesario para hacerlos responsables de cualquier comportamiento ilegal.

Cómo han cambiado las cosas.

Trabajamos constantemente para mejorar la seguridad y la experiencia de todos los usuarios de Facebook. En los últimos cinco años, hemos realizado mejoras significativas en nuestra capacidad para detectar y prevenir infracciones por parte de los desarrolladores de aplicaciones. Ahora todas las aplicaciones que solicitan información detallada del usuario pasan por nuestro proceso de revisión de aplicaciones, que requiere que los desarrolladores justifiquen los datos que desean recopilar y cómo van a utilizarlos, incluso antes de que se les permita solicitarlos.

En 2014, después de escuchar los comentarios de la comunidad de Facebook, hicimos una actualización para asegurarnos de que cada persona decida qué información quiere compartir sobre sí misma, incluyendo su lista de amigos. Esta es sólo una de las muchas maneras en que damos a las personas las herramientas para controlar su experiencia. Antes de decidir utilizar una aplicación, puede revisar los permisos que solicita el desarrollador y elegir la información que desea compartir. Puede gestionar o revocar estos permisos en cualquier momento.

De forma continua, también realizamos una variedad de comprobaciones manuales y automatizadas para garantizar el cumplimiento de nuestras políticas y una experiencia positiva para los usuarios. Esto incluye pasos tales como auditorías aleatorias de aplicaciones existentes junto con el monitoreo regular y proactivo de las aplicaciones de más rápido crecimiento.

Aplicamos nuestras políticas de diversas maneras: desde trabajar con los desarrolladores para solucionar el problema, hasta suspender a los desarrolladores de nuestra plataforma, pasando por litigios".

Te puede interesar