Facebook es una “gran amenaza” para la salud pública: un estudio concluye que las ‘fake news’ del coronavirus han recibido más de 3.800 millones de visitas

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
REUTERS/Leah Millis/File Photo
  • La organización civil Avaaz concluye que el algoritmo de Facebook está premiando las noticias falsas sobre el coronavirus, alentando al negacionismo y los movimientos antivacunas, entre otros.
  • Según el grupo activista, la desinformación en la red social liderada por Mark Zuckerberg habría alcanzado 3.800 millones de lecturas en el último año.
  • De esta forma, los 10 principales sitios web difusores de estas noticias falsas tuvieron casi 4 veces más visitas que los sitios oficiales, como la Organización Mundial de la Salud.
  • "Los antivacunas están usando Facebook para difundir mentiras tóxicas y teorías de conspiración\", se lamenta Frank Ulrich Montgomery, presidente de la Asociación Médica Mundial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La desinformación sanitaria en Facebook ha sido visitada más de 3.800 millones de veces a lo largo del 2020, alcanzando su culmen y tráfico máximo durante la crisis del COVID-19. Según asegura un informe elaborado por la organización civil Avaaz, el propio algoritmo de la red social, así como las laxas medidas de verificación mediática, estarían amparando los movimientos negacionistas de la pandemia en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia —donde se elabora el estudio—, pero podrían haber traspasado sus fronteras e influir en otros países, como España.

El grupo, conocido por su estímulo activista en Estados Unidos, donde ha comandado acciones contra el cambio climático y a favor de los derechos humanos y la paz, asegura que la red social liderada por Mark Zuckerberg podría presentar "una gran amenaza" para la salud pública al permitir la desinformación en su seno. El conflicto viene de lejos, ya que Facebook ha sido boicoteada por sus anunciantes en los últimos tiempos por amparar grupos de supremacismo blanco y noticias falsas que juegan en contra de la lucha contra el coronavirus, entre otros.

Zuckerberg defiende que su compañía, como red social, no debería ser responsable del contenido que publica —como sí lo son los usuarios—, pero en los últimos meses han salido voces discordantes sobre el asunto, asumiendo que Facebook funciona en realidad como una editora, por lo que sí debería asumir responsabilidades.

Leer más: Facebook funciona como editora y debe ser responsable del contenido que publica, según el fundador de la mayor compañía de publicidad del mundo

Según médicos consultados por la organización, las fake news distribuidas a través de Facebook estarían haciendo un flaco favor a la lucha contra el COVID-19, sobre todo por estimular los movimientos antivacunas y antimascarillas. No obstante, a ojos de la red social, los hallazgos de la investigación "no reflejan las medidas que hemos tomado [para solucionar la desinformación]"

"Compartimos el objetivo de Avaaz de limitar la desinformación. Gracias a nuestra red mundial de verificadores hemos aplicado etiquetas de advertencia a 98 millones de piezas de información errónea sobre el coronavirus, hemos eliminado 7 millones de contenidos [...], hemos dirigido a más de 2.000 millones de personas a las autoridades sanitarias y, cuando alguien intenta compartir un enlace sobre el COVID-19, les mostramos un pop-up para conectarlos con información sanitaria veraz", se ha defendido la compañía.

Las fake news se leen más que las noticias veraces

Bill Gates advierte que el impacto del cambio climático será peor que el coronavirusBill Gates advierte que el impacto del cambio climático será peor que el coronavirus

A pesar de sus esfuerzos, el informe de Avaaz sugiere que sólo el 16% de la desinformación sanitaria que identificó en Facebook llevaba una etiqueta de advertencia. Esto se refiere a la última medida aprobada en el equipo de verificadores, que consiste en advertir públicamente en cada publicación que el post podría no ser fiable. Al final sirve de poco, ya que los grupúsculos negacionistas siguen visitando y difundiendo la información, ya que asumen que los medios tradicionales forman parte de una conspiración para difundir una enfermedad falsa.

De esta forma, los 10 principales sitios web identificados por Avaaz como difusores de desinformación sanitaria tuvieron casi 4 veces más visitas en Facebook que los sitios oficiales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el informe. Las páginas públicas tampoco quedan exentas de las fake news, sobre todo en Estados Unidos, donde 42 de estos sitios compartieron noticias falsas a más de 28 millones de personas.

Leer más: Fortunas a prueba de pandemias: Jeff Bezos, Elon Musk y Mark Zuckerberg han aumentado su riqueza en 100.000 millones en lo que va de año

De entre todos los bulos difundidos por la red social, el contenido destacado por la organización incluye:

El director de la campaña de Avaaz, Fadi Quran, ha asegurado nítidamente que "el algoritmo de Facebook es una gran amenaza para la salud pública [a pesar de que] Mark Zuckerberg prometió proveer información confiable durante la pandemia".

"A pesar de ello, su algoritmo está saboteando esos esfuerzos llevando a muchos de los 2.700 millones de usuarios de Facebook a redes de difusión de desinformación sobre salud. Esta infodemia tendrá graves efectos en la pandemia a menos que Facebook desintoxique su algoritmo y provea correcciones a todos los expuestos a estas mentiras virales", enfatiza Quran.

Los mecanismos de la desinformación

Un grupo de seguidores de Donald Trump con camisetas alusivas a las fake newsUn grupo de seguidores de Donald Trump con camisetas alusivas a las fake news
Reuters

Además la evidente pretensión de acabar con las noticias falsas, o por lo menos esconderlas, una de las mayores proclamas de Avaaz es que la red social proporcione correcciones comprobadas e independientes a todos los usuarios que hayan sido víctimas de la desinformación

"Esta pandemia debería ser un poderoso recordatorio de cuán exitosas han sido las vacunas, pero en lugar de eso los antivacunas están usando Facebook para difundir mentiras tóxicas y teorías de conspiración", se lamenta Frank Ulrich Montgomery, presidente de la Asociación Médica Mundial (AMM), en declaraciones a la BBC.

Al respecto, la defensa de Facebook insiste en que la red social está haciendo todo lo que puede para combatir los mitos sanitarios que juegan en contra del coronavirus y esgrimen un argumento estrella: si pones la palabra "vacunas" en su caja de búsqueda, la primera información que aparece siempre está verificada y es confiable.

Leer más: La extrema derecha estadounidense se lanza contra Bill Gates y le acusa de crear el coronavirus para controlar la sanidad global

Este razonamiento, no obstante, tiene truco, ya que la difusión de noticias más habitual en Facebook no es partir de la búsqueda directa —nadie va buscando "vacuna" en la caja de búsqueda de la red social; en todo caso lo hacen en Google— sino en el timeline de cada usuario y los muros de sus amigos, que sí que están condicionados por el infame algoritmo.

Un ejemplo de ello es la página "Kate Shemirani", un sitio personal en la que su administradora se llama a sí misma "Enfermera Natural en Un Mundo Tóxico". El espacio, que fue premiado por el algoritmo hace unas semanas y aparecía en prácticamente todos los perfiles de la comunidad negacionista, aparecía también en los motores de búsqueda por tratarse de una entidad supuestamente fiable; al final, a Sherimani le fue revocado el permiso de enfermería por difundir información falsa.

Los senderos de la desinformación en Facebook toman distintos caminos, pero siempre confluyen en el negacionismo del coronavirus, o como mínimo en restarle importancia, a veces incluso desde las propias administraciones que buscan un rédito electoral, como la de Donald Trump. Desde la conspiración alrededor de las vacunas hasta los movimientos antimascarillas, las conspiraciones son cada día mayores. Está por ver qué harán los responsables pasivos de su difusión por evitarlo.

LEER TAMBIÉN: Las polémicas zapatillas Vaporfly de Nike son tan rápidas que algunos atletas patrocinados por otras marcas las usan en secreto para competir

LEER TAMBIÉN: Todo lo que se sabe sobre la posibilidad de ser inmune al COVID-19 sin haber pasado la enfermedad

LEER TAMBIÉN: Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño