Pasar al contenido principal

Una extrabajadora de Facebook denuncia que la red social se está lucrando con la manipulación de la gente a través de los anuncios políticos

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook REUTERS/Leah Millis
  • La antigua jefa de Operaciones Electorales de Integridad Global de FacebookYaël Eisenstat, ha contado en un artículo en The Washington Post por qué la compañía permite la desinformación en sus anuncios políticos. 
  • La empresa ha anunciado que no pondrá filtros a las mentiras de los políticos en su publicidad. 
  • El problema radica en el beneficio de Facebook que está detrás de esta herramienta publicitaria que utilizan los políticos para captar votantes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El control de los anuncios sobre temas sociales, políticos y especialmente, electorales, son un debate abierto tanto dentro como fuera de Facebook. Eliminar este tipo de anuncios como ha hecho Twitter es poner una barrera a los partidos emergentes, pero las medidas actuales no aseguran la información de cara a los usuarios.

La empresa se ha pronunciado al respecto y, priorizando la libertad de expresión, no eliminará ninguno de los anuncios que cumpla con sus mínimos requisitos aunque esté mintiendo en su publicación. Uno de estos mínimos requisitos es la etiqueta de "patrocinado por" (o similar) que le exculpa de lo publicado. Sin embargo, sus propios trabajadores han hecho pública una carta disidiendo sobre las decisiones de Facebook de priorizar la supuesta "libertad de expresión" sobre la educación ciudadana.

Leer más: Esta herramienta te permite saber cuánto dinero están gastando los partidos políticos en Facebook

"La libertad de expresión y el discurso pagado no son lo mismo. La desinformación nos afecta a todos. (...) No protege las voces, sino que permite a los políticos utilizar nuestra plataforma como arma apuntando a personas que creen que el contenido publicado por figuras políticas es confiable", dice la carta firmada por 250 empleados de Facebook aludiendo a que eso alimenta la desconfianza también sobre la red social.

Su antigua jefa de Operaciones Electorales de Integridad Electoral, especializada en la publicidad política, ha aclarado que detrás de esa justificación hay algo más: el beneficio que recibe Facebook como plataforma publicitaria por estos anuncios que captan la atención de los votantes

Leer más: Esto es todo lo que se sabe de las misteriosas campañas que piden en Facebook y con carteles en la calle la abstención a los votantes de PSOE y Podemos

"El verdadero problema es que Facebook se beneficia al amplificar las mentiras y vender herramientas de targeting peligrosas que permiten a los agentes políticos participar en un nuevo nivel de guerra de información. Su modelo de negocio explota nuestros datos para que los anunciantes puedan personalizar a sus clientes, mostrarnos una versión diferente de la verdad y manipularnos con anuncios hiperpersonalizados", explica en su artículo en The Washington Post.

La exmpleada de Facebook insiste en que esto alimenta el desprestigio y la desconfianza en la propia democracia y "prioriza las ganancias y la ideología a la formación ciudadana".

Leer más: Hemos publicado dos anuncios falsos haciéndonos pasar por Cambridge Analytica, y Facebook ha sido incapaz de detectar el fraude

Es decir, ahora mismo la compañía no tiene filtro sobre la desinformación que publican los propios partidos políticos porque estos anuncios —que pueden ver cómo los pagan los partidos políticos aquí— utilizan técnicas sofisticadas que amplifican las audiencias a medida que contaminan el debate político y la transparencia. 

Y además