Facebook reserva 77 millones de euros en su filial irlandesa de WhatsApp para pagar posibles multas por protección de datos en Europa

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg
Reuters
  • Facebook se apartó más de 77 millones de euros en las cuentas de la filial irlandesa de WhatsApp, compañía que actúa como catalizador de los datos que recopila de los usuarios en Europa.
  • Las primeras multas podrían llegar antes de que termine este año, y ahora The Irish Times abunda en cómo la multinacional se ha preparado al menos 77 millones para hacer frente a las sanciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Facebook es consciente de que algunas multas europeas les pueden estar al caer, y por eso apartaron más de 77 millones de euros en sus cuentas de la filial irlandesa de WhatsApp el año pasado.

Para entender el origen de todo, hay que acudir a Max Schrems, un activista austriaco en defensa de la privacidad que también es una de las peores pesadillas para Facebook.

En octubre de 2015 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenciaba el caso Schrems y tumbaba el acuerdo Safe Harbor entre Estados Unidos y el Viejo Continente, con el que se que garantizaba la transferencia de datos de usuarios europeos a Norteamérica. Schrems litigó contra Facebook desde 2011, cuando puso en marcha una ONG, hoy conocida como noyb.

Europa presentará en cualquier momento su nueva directiva para regular a las tecnológicas: los principales desafíos legales para Google, Apple, Amazon y Facebook

En julio de este año, el TJUE ha vuelto a fallar en contra de las grandes tecnológicas a instancias también de Schrems. La sentencia Schrems II tumba el acuerdo que nació después de Safe Harbor, Privacy Shield, y entiende que las transferencias de datos de usuarios europeos a EEUU son ilícitas porque allí el tratamiento de datos no cuenta con los mismos estándares y las mismas garantías que se reservan en Europa.

A pesar de ello, tecnológicas como Facebook y Google han seguido transfiriendo datos de los ciudadanos europeos a sus matrices en Estados Unidos a instancias de un mecanismo legal llamado cláusulas contractuales estándar, las SCC por sus siglas en inglés. noyb, la ONG de Schrems, ha presentado un centenar de denuncias contra las tecnológicas en los distintos organismos de protección de datos europeos para acabar con esto.

Y sin embargo, de momento no han llegado las multas. Aunque podrían llegar antes de que termine el año.

Es lo que se deduce de un movimiento que realizó WhatsApp el año pasado, y que se ha reflejado en sus cuentas ahora. Según detalla The Irish Times, WhatsApp Irlanda registró pérdidas de 11,2 millones de euros el año pasado después de reservar 77,5 millones para afrontar las sanciones que puedan llegar ahora.

Según detalla el medio irlandés, la compañía, propiedad de Facebook, estableció esta filial en Irlanda en 2017. Su papel es ser el embudo de datos de los europeos que utilizan WhatsApp, y proveer de su servicio a otras compañías de Facebook. Solo cuenta con 20 empleados.

Los gastos de WhatsApp Irlanda se dispararon el año pasado en hasta 86,2 millones, porque la subsidiaria de Facebook decidió hacer provisión de 77,5 millones por "posibles sanciones administrativas derivadas del cumplimiento en las nuevas regulaciones que ahora mismo están bajo investigación".

El GDPR decepciona 2 años después de su implantación y la UE se prepara para reforzar sus controles a las grandes tecnológicas tras la crisis del coronavirus

"Las provisiones realizadas se basan en el asesoramiento de abogados externos, de las pesquisas de los reguladores realizadas entre 2019 y 2020, y de importantes disputas legales así como de otros factores, que bajo la legislación actual podría suponer sanciones administrativas", detallaba entonces la compañía. La legislación actual a la que se refieren es el Reglamento de Protección de Datos Europeo, el GDPR que entró en vigor en mayo de 2018.

El GDPR contempla sanciones de hasta 20 millones de euros o del 4% del volumen de negocio global anual del ejercicio financiero anterior de la infractora. Facebook ya fue multada con 5.000 millones de dólares en Estados Unidos el pasado verano, por el escándalo Cambridge Analytica.

La primera sanción a la que se podría enfrentar Facebook llegaría, precisamente, de la Comisión de Protección de Datos irlandesa. Este organismo, homónimo de la Agencia Española de Protección de Datos, ha sido duramente criticado por el activista austriaco, Schrems, quien les ha acusado de frenar y dilatar los procesos contra las grandes tecnológicas.

A pesar de estas críticas, que se sucedieron en el pasado, Schrems no ha cesado en su empeño. Tras conocerse la sentencia Schrems II de julio de este año, con noyb decidió denunciar a varios organismos que estas plataformas seguían aprovechándose de recovecos legales para transferir datos de usuarios a EEUU. Schrems señaló especialmente a Google y a Facebook.

Poco después se supo que el DPC, el organismo irlandés, había puesto sobre la mesa vetar dichas transferencias para cumplir de forma efectiva con la sentencia del TJUE. Y la jefa de Protección de Datos de Facebook Irlanda salió al quite asegurando que la compañía no sabría cómo podría continuar la red social en el Viejo Continente de ese modo.

LEER TAMBIÉN: Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, firma una alianza con Facebook para formar a sus emprendedores

LEER TAMBIÉN: Las startups españolas, en el punto de mira de las gigantes tecnológicas: las claves para conseguir vender una empresa a Google, Amazon, Facebook o Apple

LEER TAMBIÉN: El plan europeo para que Facebook, Twitter y YouTube se responsabilicen de lo que publican sus usuarios: multas millonarias por permitir contenidos ilegales, fraudulentos o que fomenten el odio

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Unión Europea
  2. Privacidad
  3. Facebook
  4. Trending
  5. Top