Pasar al contenido principal

Facebook ha retirado 1,5 millones de vídeos del terrible atentado de Nueva Zelanda

Foto de una de las víctimas entre flores en un altar improvisado cercano a la mezquita de Christchurch, Nueva Zelanda.
REUTERS
  • Facebook ha confirmado que, en las primeras 24 horas tras el atentado terrorista, ha eliminado alrededor de 1,5 millones de vídeos a escala mundial que recogían todo o parte del ataque a las mezquitas de Nueva Zelanda. 
  • Brenton Tarrant, el terrorista que asesinó a sangre fría a 50 personas en dos mezquitas, grabó y retransmitió su matanza durante 17 deleznables minutos.
  • La compañía de Mark Zuckerberg también está trabajando en eliminar todas las versiones editadas del vídeo, incluso aunque no muestren contenido gráfico, por respeto a las personas afectadas por el tiroteo en la mezquita.

Este viernes, alrededor de las dos de la madrugada en España, un supremacista de extrema derecha atacó dos mezquitas de la ciudad de Christchurch armado con armas automáticas y provocando la muerte de 50 personas que se encontraban rezando en esos templos y dejando otros 40 heridos.

Se trata del peor ataque terrorista que ha sufrido Nueva Zelanda en su historia, como han confirmado las autoridades locales, y un ejemplo más del auge del racismo en los países desarrollados, que ha encontrado en los musulmanes y los inmigrantes su particular y terrorífico filón. 

Pero si un ataque de esta índole ya es horrible por su propia naturaleza, éste reviste una extraordinaria gravedad por la forma en que se ha producido. Y es que, el autor material del atentado -Brenton Tarrant- no dudó en retransmitir en directo su matanza con una cámara GoPro.

Leer más: Facebook, Google y Twitter están luchando por borrar los vídeos de la matanza de Nueva Zelanda

El vídeo, de alrededor de 17 minutos de duración, ha circulado de forma masiva por Internet, replicado por miles de usuarios en redes sociales como YouTube, Twitter, Instagram o Facebook.

De hecho, Facebook ha confirmado que, en las primeras 24 horas tras el atentado terrorista, ha eliminado alrededor de 1,5 millones de vídeos a escala mundial que recogían todo o parte del ataque a las mezquitas de Nueva Zelanda. De ellos, 1,2 millones fueron bloqueados de forma automática en el momento de ser cargados a sus servidores, según recoge un comunicado oficial.

La compañía de Mark Zuckerberg también está trabajando en eliminar todas las versiones editadas del vídeo, incluso aunque no muestren contenido gráfico por respeto a las personas afectadas por el tiroteo en la mezquita y las preocupaciones de las autoridades locales.

El afán de protagonismo de Brenton Tarrant en un momento tan deleznable ha metido de por medio a las principales plataformas de redes sociales en un debate existencial sobre el rol de estas compañías alrededor del terrorismo y el racismo. No en vano, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ya ha confirmado que quiere tratar con Facebook sobre la transmisión en directo del atentado y cómo evitar incidentes similares en el futuro.

Y además