Facebook sabe que Instagram es tóxico para las adolescentes, según documentos internos de la compañía

Adolescente y redes sociales

Getty Images

  • Una investigación interna de Facebook, dueña de Instagram, revela que la empresa sabe desde hace años que esta red social puede ser perjudicial para los jóvenes, especialmente para las adolescentes.
  • El documento, al que ha tenido acceso el Wall Street Journal, contradice el discurso mantenido en público por Zuckerberg, que ha minimizado los riesgos de las dinámicas que propone esta red social.
  • Distintos adolescentes entrevistados para la investigación denuncian sentirse al límite por factores como los seguidores que tienen sus amigos y el aspecto de los famosos que siguen.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Instagram es una red social tóxica para las adolescentes, y Facebook, la empresa dueña de la aplicación, lo sabe desde hace años.

"El 32% de las chicas adolescentes entrevistadas dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram las hacía sentir peor".

Son palabras recogidas por un nutrido grupo de investigadores contratados por la propia empresa hace años para atajar por otro lado la opinión de expertos que hablaban de las conductas nocivas promovidas por Instagram.

Pero se toparon con un problema: quienes denunciaban estas dinámicas tenían razón.

Lo reconoció la empresa internamente en una presentación de diapositivas de marzo de 2020 a la que ha tenido acceso The Wall Street Journal

El experto español que eligió Zuckerberg para acabar con la desinformación en Facebook se marcha discretamente de la compañía

"Las comparaciones en Instagram pueden cambiar la forma en que las mujeres jóvenes se ven y se describen a sí mismas", decía esta presentación.

Era solo la punta del iceberg. Facebook, explica este medio, ha llevado a cabo una buena cantidad de estudios sobre cómo su aplicación para compartir fotos afecta a millones de usuarios jóvenes. 

En repetidas ocasiones, los investigadores de la compañía han descubierto que Instagram es perjudicial para un porcentaje considerable de jóvenes, sobre todo para las adolescentes.

Instagram, juez entre sus usuarios más jóvenes

Una de ellas es Anastasia Vlasova, que hace un año empezó a acudir a un terapeuta tras desarrollar un trastorno alimentario. Había pasado una media de 3 horas al día en Instagram tras unirse a la red a los 13 años.

"Cuando entraba en Instagram, todo lo que veía eran imágenes de cuerpos cincelados, abdominales perfectos y mujeres que hacían 100 burpees en 10 minutos", cuenta a WSJ  Vlasova, que ahora tiene 18 años.

Desde Facebook hace tiempo que saben que estos problemas ocurren con cierta frecuencia y que tienen que ver directamente con Instagram.

Facebook tiene un sistema interno que permite a 5,8 millones de políticos y famosos incumplir las normas de la plataforma

Se trata de una empresa que adquirieron en 2012 por 1.000 millones de dólares.

"Los adolescentes culpan a Instagram de los aumentos en sus tasas de ansiedad y depresión", decía otra diapositiva. "Esta reacción no fue provocada y fue consistente en todos los grupos".

El informe es especialmente significativo teniendo en cuenta el usuario medio de Instagram. Según el propio estudio, más del 40% de los usuarios de ellos tienen 22 años o menos.

Facebook ha optado en todo este tiempo por no hacer pública esta investigación y se ha negado a ponerla a disposición de los académicos e investigadores que se lo han solicitado.

Más bien al contrario, los más altos directivos de esta compañía y de Instagram han restado importancia a los efectos negativos de la aplicación en los adolescentes. 

Facebook se lanza a la fabricación de chips para reducir su dependencia de Intel y Qualcomm, igual que Amazon, Apple o Google

Si Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, defendía el pasado mes de marzo los efectos positivos de las redes sociales entre los jóvenes, su homólogo en Instagram no se ha quedado atrás.

Adam Mosseri dijo el pasado mes de mayo que las investigaciones de la empresa sugerían que los efectos negativos de la aplicación en el bienestar de los adolescentes son algo puntual.

Sí que reconoció, por otra parte, que, aunque se esto, a su juicio, ocurría en un número reducido de casos, el daño que podía hacer su aplicación podía ser grande.

Esto es lo que sabe Facebook

Los esfuerzos de Facebook por saberlo todo sobre su efecto en los jóvenes han sido enormes. 

Estos incluyeron grupos de discusión, encuestas online y un buen puñado de estudios entre los años 2019 y 2020. 

También se tuvieron en cuenta encuestas a gran escala realizadas con decenas de miles de personas en 2021. 

Sus respuestas se emparejaron las que dieron los usuarios de la propia Facebook acerca de cuánto tiempo pasaban en sus redes sociales.

En 5 presentaciones realizadas a lo largo de 18 meses hasta esta primavera, los expertos llevaron a cabo lo que denominaron una "inmersión profunda en la salud mental de los adolescentes".

Llegaron a la conclusión de que algunos de los problemas eran específicos de Instagram y no de las redes sociales en general. 

Esto es especialmente cierto en lo que respecta a la llamada comparación social: cómo la gente evalúa su propio valor en relación con el atractivo y el éxito que los demás exhiben en redes sociales.

Así son las gafas de Facebook y Ray-Ban que te dejan escuchar música, recibir llamadas y hacer fotos

Así por ejemplo, dicen los investigadores, mientras que TikTok se basa más en las dotes dramatúrgicas y Snapchat se centra en la cara, Instagram es la red del físico y el estilo de vida.

Esto es especialmente malo para los adolescentes.

La tendencia a compartir solo los mejores momentos y la presión por parecer perfecto pueden llevar a los jóvenes por el camino de desórdenes como los trastornos alimenticios, como le ocurrió a Vlasova.

Se trata, además, de un círculo vicioso: cuantos más videos de este tipo se consumen más los recomienda el algoritmo que sugiere publicaciones en la sección de explorar.

Estas investigaciones fueron revisadas por altos ejecutivos de Facebook y fueron citadas en una presentación de 2020 por el mismísimo Zuckerberg, según los documentos vistos por WSJ.

Ninguno de estos informes ha alejado al fundador de Facebook de seguir adelante con su proyecto de crear un Instagram especialmente orientado a los menores de 13 años.

De hecho, recuerda el WSJ, cuando en EEUU se le preguntó si la empresa había estudiado los efectos de la aplicación en los niños, dijo: "Creo que la respuesta es sí".

Los testimonios de los jóvenes

La investigación de Facebook indica que los efectos de Instagram no son perjudiciales para todos los usuarios.

Para la mayoría de los adolescentes, explican los expertos, los efectos de la comparación social negativa son manejables.

Con todo, reconoce el informe, existe una presión social implícita que les empuja a hacer uso de Instagram para encajar entre sus grupos de amigos.

"Los adolescentes nos dijeron que no les gusta la cantidad de tiempo que pasan en la aplicación, pero sienten que tienen que estar presentes", explicó un director de una investigación en los documentos internos de Facebook.

WhatsApp recibe una multa de 225 millones de euros de Irlanda por falta de transparencia en la gestión de datos personales de los usuarios

"Si querías mostrar a tus amigos lo que estabas haciendo, tenías que ir a Instagram", cuenta Destinee Ramos, de 17 años, a WSJ.

Las Big Tech entran en la carrera para desarrollar sus propios chips en medio de la escasez global de estos componentes

"Después de un rato en Instagram, siento que soy demasiado grande y no lo suficientemente guapa", dijo otra adolescente a los investigadores de Facebook. 

"Me hace sentir insegura sobre mi cuerpo, aunque sé que soy delgada".

"Cada vez que me siento bien conmigo misma, voy a Instagram y entonces todas mis buenas sensaciones desaparecen", comenta Eva Behrens, una estudiante de 17 años.

Cuando su compañera Molly Pitts, de 17 años, llegó al instituto, descubrió que sus compañeros utilizaban Instagram como herramienta para medir su popularidad relativa.

Los estudiantes se referían al número de seguidores que tenían sus compañeros como si el número estuviera estampado en sus frentes, dice.

Ahora, revela a WSJ, cuando mira su número de seguidores en Instagram, la mayoría de las veces es una "patada en las tripas".

"Me siento al límite la mayor parte del tiempo", explicó otro adolescente estadounidense a los investigadores de Facebook. 

Facebook reconoce un error que hacía que las métricas de los anuncios mostrados en iPhone 12 fueran menores que las reales desde febrero

"Es como si te pudieran llamar la atención por cualquier cosa que hagas. Un paso en falso basta".

Muchos de los adolescentes entrevistados por WSJ reconocen que no quieren que Instagram desaparezca

Vlasova ya no usa Instagram y es escéptica acerca de que los ejecutivos de Facebook se hayan esforzado lo suficiente para hacer su plataforma menos tóxica.

Lo es a pesar de los recientes esfuerzos de Instagram por ocultar funcionalidades como los "me gusta", algo que algunos expertos citados por WSJ han reconocido que no ha tenido mucho efecto.

"Tuve que vivir con mi trastorno alimentario durante 5 años, y la gente en Instagram sigue sufriendo", cuenta Vlasova.

Otros artículos interesantes:

Facebook afirma que no lee los mensajes de WhatsApp, tan solo los hilos que usuarios hayan reportado como abusivos

Facebook tiene un sistema interno que permite a 5,8 millones de políticos y famosos incumplir las normas de la plataforma

Por qué Snapchat puede tener más potencial en bolsa que rivales como Facebook, según un experto de EdRAM

Te recomendamos

Y además