El factor de riesgo que aumenta la probabilidad de morir por COVID-19 y que los científicos no saben explicar

vacuna coronavirus

REUTERS

  • Según un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), las personas que padecen esquizofrenia tienen 2,7 veces más probabilidad de fallecer a causa del coronavirus que otras que no tienen trastornos de salud mental.
  • Este factor, junto a la edad, es el más importante en cuanto al riesgo de muerte por COVID-19, algo que aún desconcierta a los científicos y que se desconocía hasta la publicación de esta investigación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada semana, aparecen nuevos estudios que arrojan un poco más de luz sobre el desconocido COVID-19. Ahora, un grupo de psiquiatras de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) ha publicado un estudio en la revista JAMA Psychiatry, en el cual han observado que la esquizofrenia es un factor importante de riesgo de muerte por coronavirus.

A pesar de que se conocía que aquellas personas con otras enfermedades tienen más riesgo de fallecer por COVID, se ignoraba hasta el momento que la esquizofrenia es uno de los factores más importantes que pueden complicar severamente la salud del paciente.

De esta forma, estaba claro que las personas mayores acumulan más factores que pueden complicar la enfermedad, como otras relacionadas con el corazón, el cáncer o la diabetes. Sin embargo, los científicos desconocían exactamente las implicaciones en dicho riesgo de algunos trastornos psicológicos o enfermedades mentales.

Así, este estudio amplía la lista de comorbilidades –enfermedades que se dan en paralelo y suponen un riesgo– incluyendo la esquizofrenia como mayor factor de riesgo de muerte por COVID-19, junto a la edad.

“Parece que hay algo en la propia enfermedad o en los medicamentos con los que se trata que aumenta el riesgo de muerte en los pacientes", señaló a LiveScience Donald Goff, autor del estudio y profesor de la Universidad de Nueva York

El riesgo de padecer esquizofrenia junto a COVID-19

Con la intención de observar qué enfermedades comportan complicaciones en el caso de contagio por coronavirus, los investigadores de la Universidad de Nueva York analizaron registros de salud de 260 clínicas ambulatorias y 4 hospitales de la misma ciudad.

Así, el estudio incluyó a 7.348 adultos que dieron positivo por COVID-19 entre el 3 de marzo y el 31 de mayo del año pasado. A partir de esta recogida de datos, dividieron a los pacientes con problemas de salud mental en 3 categorías diferentes: esquizofrenia, trastornos del estado de ánimo y trastornos de ansiedad.

Para comprender si estos trastornos tenían alguna implicación, se compararon los datos con pacientes que no sufrían ningún trastorno psicológico y se ajustaron algunas variables como el sexo, la edad, el grupo étnico y otros factores de riesgo conocidos.

La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

Según pudieron observar, 75 personas tenían esquizofrenia, mientras que 564 encajaron dentro del grupo de trastornos del estado de ánimo y 360 en trastornos de ansiedad. Estos últimos no estaban asociados a una mayor probabilidad de fallecer por coronavirus; sin embargo, la esquizofrenia se situaba como un factor importante.

Esto se tradujo en que las personas con esquizofrenia tenían 2,7 veces más probabilidad de fallecer por COVID-19 que aquellas que no padecían enfermedades mentales, convirtiendo a la esquizofrenia en el segundo factor más relevante, después de la edad.

En cuanto al factor de la edad, el estudio concluyó que, entre los 45 y los 54 años, la probabilidad de morir por COVID-19 aumenta en 3,9 veces respecto a pacientes más jóvenes. Además, el riesgo se duplica cada 10 años después del ecuador de los 54 años.

Asimismo, los pacientes con diabetes o insuficiencia cardíaca incrementan esta probabilidad 1,65 veces y 1,28 veces, respectivamente. Es decir, que al riesgo de padecer trastornos psicológicos hay que sumar otros, como la obesidad o el tabaquismo, derivados en muchas ocasiones de dicho trastorno.

Aun con estos datos, los investigadores son cautos y señalan que se recopilaron casi al inicio de la pandemia y que ahora se dispone de mejores tratamientos, por lo que sería necesario un estudio más actualizado para mostrar la evolución.

Lo que sí tiene claro el equipo de Goff es que la esquizofrenia aumenta drásticamente el riesgo de morir por COVID-19, por lo que estas personas tendrían preferencia en el acceso a las vacunas.

LEER TAMBIÉN: Los 6 beneficios psicológicos de la pérdida de peso, según expertos

LEER TAMBIÉN: Las 8 dietas más populares: de menos a más saludable, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Reactivar la vacunación, combatir la tercera ola y conseguir una gestión más transparente: 9 desafíos a los que se enfrenta Carolina Darias, nueva ministra de Sanidad

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido