Estos son los factores humanos y las condiciones ambientales que pueden originar una futura pandemia

Pandemia global
Getty
  • La presión sobre los ecosistemas, el cambio climático o el desarrollo económico, todos ellos factores del desarrollo humano, pueden tener un impacto en la diversificación de pandemias futuras.
  • Un nuevo estudio recomienda cautela en futuras acciones con impacto en el medio ambiente para evitar que el ser humano vuelva a sufrir una pandemia global como el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los humanos están creando o intensificando las condiciones ambientales que pueden originar futuras pandemias como la del coronavirus; es la ominosa conclusión a la que ha llegado un nuevo estudio de la Universidad de Sídney.

En concreto, condiciones ambientales como la presión sobre los ecosistemas, el cambio climático o el desarrollo económico (factores en donde el ser humano tiene incidencia) son claves para la diversificación de agentes patógenos (los causantes de los virus). Dicha diversificación podría provocar nuevas pandemias en el futuro.

El estudio Enfermedades emergentes y transfronterizas, ha corrido a cargo del doctor Balbir S. Singh, el profesor Michael Ward, y el profesor asociado Navneet Dhand.

Su equipo de investigación ha detectado una gran variedad de enfermedades zoonóticas (enfermedades que se transmiten entre animales y humanos) en países con renta per cápita elevada, grandes extensiones de tierra, enorme densidad de población humana y una gran extensión forestal.

Por lo tanto, las regiones con estas características podrían convertirse en las "encargadas" de difundir este tipo de enfermedades. 

Una de las condiciones ambientales que puede propiciar futuras pandemias es la llamada presión sobre los ecosistemas. Los humanos tienen incidencia en ella debido a la sobrepoblación: en 1900 había 1.6 millardos (miles de millones) de personas. Hoy en día, hay 7.8 millardos. Cuanto más gente viva en un mismo espacio, mayor posibilidad de que ocurra una propagación vírica. Pero eso no es todo.

El coronavirus no va a desaparecer en el corto plazo: esto es lo que dicen los expertos

"A mayor incremento de la población humana", explica el profesor Dhand, "mayor necesidad de crear hábitat. Para cumplir estas demandas, los humanos se apoderan de hábitats salvajes. Esto aumenta la interacción entre vida salvaje, animales domésticos y seres humanos. Hay más posibilidad de que los virus salten de animales a humanos".

Los creadores del estudio esperan que con la información recopilada se puede ayudar a prevenir el próximo COVID-19.

Ciudadanos iraníes en el metro de Teherán.
Ciudadanos iraníes en el metro de Teherán.

REUTERS/Wana News Agency

En total, hay tres categorías de enfermedades que pueden producirse debido al impacto del ser humano en el ecosistema. Cada categoría tiene sus propios factores predictivos; vigilarlos es clave para evitar otra pandemia.

  • Enfermedades zoonóticas: aparecen o se propagan en superficies terrestres, lugares con gran densidad de población humana y zonas forestales. Europa, Norteamérica, Latinoamérica, Australia y China son zonas que cumplen condiciones para diversificar este tipo de enfermedades.
  • Enfermedades emergentes: aparecen o se propagan en superficies terrestres, con alta densidad de población humana y alto índice de desarrollo humano. Europa y Norteamérica son áreas con una alta diversidad de enfermedades potencialmente emergentes.
  • Enfermedades humanas: aparecen o se propagan cuando hay un gasto elevado sanitario per cápita, temperatura media anual, superficie terrestres, densidad de población elevado, alto índice de desarrollo humano y precipitaciones. Norteamérica, Latinoamérica, China e India son zonas con alta diversidad de enfermedades humanas.

Todos estos factores, combinados, demuestran que el desarrollo humano no solo daña el entorno: también es responsable de la emergencia de enfermedades infecciosas, COVID-19 incluida. 

Los virólogos alertan de la posibilidad de que ya esté circulando el SARS-CoV-3 tras detectar una auténtica "sopa de nuevos coronavirus" en murciélagos de China

"Nuestro análisis sugiere que un desarrollo sostenible no es solo crítico para el mantenimiento de los ecosistemas y la ralentización del cambio climático", explica el profesor Ward. "También puede controlar, mitigar o prevenir enfermedades".

Los investigadores detrás del estudio esperan que los resultados y las averiguaciones puedan ayudar a planificar mejor futuras acciones para evitar potenciales pandemias.

LEER TAMBIÉN: 14 tratamientos que te administrarán según cada etapa de COVID-19 en España, de menos a más grave

LEER TAMBIÉN: Los 6 artículos esenciales para viajar durante la pandemia

LEER TAMBIÉN: Las 8 mutaciones más peligrosas del nuevo coronavirus

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020