La falta de mano de obra amenaza con encarecer aún más el precio de los alimentos

Un agricultor valenciano enseña sus manos después de trabajar
Reuters
  • Los precios de los alimentos están subiendo en todo el mundo, debido en parte a la variante delta del coronavirus, que está provocando cortes en la cadena de suministro.
  • La situación es especialmente grave en Reino Unido, que experimenta una grave escasez de mano de obra por el regreso de miles de ciudadanos de la UE a sus países tras el Brexit.
  • ¿Llegaremos a ver las estanterías vacías en los supermercados españoles? Varios sindicatos lamentan que en España cuesta mucho encontrar a gente dispuesta a trabajar con las duras condiciones que hay en el campo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como cada verano desde hace algunos años, los sindicatos agrarios denuncian la falta de mano de obra para las recogidas de varios productos básicos de alimentación. 

La diferencia es que este año varios factores internacionales, como el avance de la variante delta del coronavirus, están generando escasez de alimentos y, por ello, un encarecimiento de los precios.

Como publica Bloomberg, en Vietnam, el ejército está teniendo que ayudar con la cosecha de arroz y en Reino Unido los agricultores están tirando leche porque no hay suficientes camioneros para recogerla.

Asimismo, los empacadores de carne estadounidenses tratan de atraer a nuevos empleados regalándoles Apple Watch a la vez que las cadenas de comida rápida están subiendo los precios de las hamburguesas.  

En junio, el FMI ya explicaba las razones del alza. Citaba como culpables a la inflación, que venía desde antes de la pandemia, los confinamientos y las interrupciones de la cadena de suministro, el encarecimiento de los costes de envío y transporte, y el aumento de precio para los productores.

9 productos que podrían comenzar a escasear en España: el impacto del coronavirus en la producción y el transporte eleva el riesgo de desabastecimiento

La subida de los precios de los alimentos a nivel mundial ha sido en agosto del 32,9% respecto al mismo mes del año pasado a nivel mundial, según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El avance del coronavirus ha afectado especialmente a la cadena de suministros mundial y en nuestro país algunos fenómenos, como el temporal Filomena o la subida del precio de la luz, han hecho que se incremente el precio de numerosos productos básicos.

Como publicaba recientemente Business Insider España, los productos que más han subido han sido el aceite (+24,5%), los refrescos (+11%), las frutas frescas y refrigeradas (+6,9%), las patatas (+5,7%) y las legumbres y hortalizas (+5,7%), según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Algunos productos concretos, como el agua, el café, el aceite, el pan o la mantequilla cuestan bastante más ahora que antes de la llegada del coronavirus a nuestras vidas y aunque parte del alza de los precios se deba a factores internacionales, parte del problema está aquí, en casa.

Según denuncian los sindicatos agrarios de algunas de las principales comunidades autónomas en cuanto a agricultura, como Extremadura, Andalucía o Castilla-La Mancha, cuesta mucho encontrar gente dispuestos a trabajar en las duras condiciones del campo. 

Este viernes, la organización sindical agraria APAG Extremadura Asaja, emitía un comunicado en el que se mostraba preocupada por posible falta mano de obra para las próximas cosechas.

"Es un contrasentido que en una región que tiene unas cifras de paro cercana a los 100.000 desempleados luego existan problemas para encontrar mano de obra", protestaba el presidente de la organización, Juan Metidieri, que auguraba malos tiempos para la recogida de la aceituna. 

La crisis del transporte marítimo mundial continúa generando retrasos y un aumento en los precios que amenaza al crecimiento económico

La semana pasada realizaba unas declaraciones similares Florencio Rodríguez, secretario general de Asaja Ciudad Real, en este caso en referencia al sector vitivinícola y, en concreto, la recogida de la uva.

"Está faltando mano de obra, porque la gente quiere trabajar en otras cosas que no sean el campo. En otras actividades ven unas mejores ventajas que no encuentran aquí. La situación de no tener puertas, condiciones climatológicas difíciles… Los trabajadores exigen condiciones más favorables, a pesar de lo que está haciendo el empresario en adaptarse a la tónica general de los últimos años", apuntaba.

María José Ríos, presidenta de Asaja en Albacete, sitúa el inicio de esta situación "desde hace unos 4 ó 5 años". Actualmente, en esta provincia castellanomanchega se demandan unos 8.000 trabajadores para el campo durante el verano, pero asegura que quedan por cubrir unos 3.000 y 4.000 puestos.

En Granada, centrada en el cultivo del olivar, UPA reclama a las administraciones que faciliten los contratos en origen y albergues para alojar temporeros extranjeros.

"La mano de obra en Granada se ha convertido en un lujo. Los empresarios tienen serias dificultades para recoger sus cultivos por falta de jornaleros. Y necesitan soluciones a un problema que se reproduce campaña tras campaña y va a peor", señalaba recientemente el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, al periódico Ideal.

Mucho más que el precio de la luz o la gasolina: 13 cosas que son más caras que antes de la pandemia

Por ahora, las escenas de desabastecimiento que se han visto en Reino Unido no parece que se vayan a trasladar a España, cuarto productor agrícola de la Unión Europea. Aunque con este panorama, no es de extrañar que el precio de algunos productos básicos siga creciendo.

Según El Español, el coste de la cesta de la compra aumentará en los próximos meses, y durante el invierno algunos artículos de alimentación incrementarán su precio hasta en un 20%, lo que reducirá el poder adquisitivo de los ciudadanos.


Otros artículos interesantes:

Los supermercados avisan: subirán los precios el último trimestre del año (y no solo por la factura de la luz)

Materias primas que disparan sus precios respecto a 2020: el carbón, el gas natural o el aluminio suben a niveles previstos para 2035

Estos productos que compras siempre en el supermercado van a subir de precio hasta un 20% en invierno