El auge de la inversión verde multiplica las dudas sobre el bitcoin por su elevado consumo de electricidad: "Puede acabar valiendo 10 dólares o 10 millones"

Bitcoin

Reuters/FW1F/Simon Newman

  • El bitcoin es uno de los activos que más se ha revalorizado en el último año en los mercados.
  • Sin embargo, la criptodivisa es de los activos menos sostenibles del entorno, por el elevado consumo de electricidad que requiere, lo cual puede torpedear sus aspiraciones a futuro, debido al interés de los inversores en productos más verdes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una de las grandes inversiones de los últimos tiempos ha tenido relación con el mercado de las criptodivisas. Una muestra de ello es la evolución de activos como el bitcoin o el Ethereum en los últimos años.

Sin embargo, el avance de la sostenibilidad en el mundo de la inversión parece que entronca con el carácter disruptivo de esta tecnología.

La tecnología blockchain tiene ciertamente usos más amplios, como demuestra su adopción en la economía general. Por el contrario, la continua "minería" de este activo genera un enorme consumo de electricidad que es incompatible con los requerimientos de la inversión responsable.

Un informe desarrollado por Science Direct estima que el consumo total de energía de la red bitcoin es del orden de 100 MW (lo que ha sido objeto de debate). Las transacciones en los sistemas del criptoactivo se almacenan en un libro de transacciones público, que se guardan en una red descentralizada de igual a igual. 

De este modo, proporciona emisión de moneda descentralizada y autorización de transacciones. “Este consumo de energía se encuentra actualmente en el rango de 100 a 500 MW”, lo cual hace que no responda a los criterios de sostenibilidad ni favorezca a la desaparición de la huella de carbono, según el estudio.

Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

En la cuestión medioambiental, el bitcoin es cualquier cosa menos "verde", tal y como concretan Vicent Vinatier y Paul Flavier, expertos de AXA IM, en un informe al que ha tenido acceso Business Insider España

“La intensidad de carbono de la minería de bitcoin -y por tanto su efecto sobre el medio ambiente- es, como mínimo, significativa”, ahondan estos analistas. 

Varios estudios han criticado las externalidades negativas de la minería de criptoactivos y han cuestionado la sostenibilidad de estas prácticas. Actualmente, se crean unos 900 bitcoins nuevos cada 24 horas. “Como se acuñan mediante ordenadores, se requiere una enorme cantidad de energía”, dicen Vinatier y Flavier. De hecho, según una investigación de la Universidad de Cambridge, bitcoin consume más electricidad al año que toda Argentina. Esto puede ser una dura losa para aquellos que apuestan por las inversiones socialmente responsables.

Los obstáculos del bitcoin en un mundo que apuesta cada vez más por un modelo sostenible

El valor de los activos globales que aplican criterios ambientales, sociales y de gobernanza para impulsar las decisiones de inversión casi se ha duplicado en los últimos 4 años, y se ha más que triplicado en 8 años, hasta alcanzar los 40,5 billones de dólares en 2020.

El número de estrategias temáticas de ESG también se ha disparado en los últimos ejercicios. Se lanzaron casi 400 fondos sostenibles en el universo de inversión de Morningstar en 2019, en comparación con alrededor de 160 lanzamientos en 2016. Un avance significativo que explica por dónde van las tendencias de los inversores. Y aquí el bitcoin tiene un problema.

“Los principales atractivos de Bitcoin parecen ser que proporciona un vehículo para el comercio especulativo y un mecanismo de intercambio alternativo a la moneda tradicional”, argumentan los expertos de AXA IM. “De hecho, tenemos dudas sobre su papel en las carteras de inversión básicas, dada la volatilidad de su precio, los problemas de liquidez y las dificultades para evaluar su valor intrínseco”, agregan.

5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

Vinatier dice no ser especialmente partidario de las criptomonedas en general. “Desde mi punto de vista, bitcoin no es un activo ‘invertible’, (más allá de su falta de sostenibilidad): no hay flujos de caja, ni valor residual, ni valor de uso, y es demasiado volátil para ser utilizado como medio de pago”, destaca. “En nuestra opinión, es un activo especulativo que podría valer 10 dólares o 10 millones de dólares”, profundiza. 

Fundamentalmente, estos expertos consideran que gran parte del interés del público en el bitcoin está impulsado por su reciente rendimiento y su adopción por parte de algunos actores industriales es especulativa. La idea de que bitcoin no está correlacionado con otros activos no es cierta, está muy correlacionado con la tecnología en particular. 

“Pero cuando la inflación empiece a subir y los tipos de interés se recuperen, es probable que los inversores puedan obtener un rendimiento decente de otros activos y que el apetito por el bitcoin y otras criptodivisas se reduzca”, asegura Vinatier. 

Por otro lado, la gestora francesa espera que las monedas digitales "oficiales" se materialicen en los próximos años; el Banco Central Europeo, la Reserva Federal y el Banco Popular de China, entre otros, están estudiando esto. “Pero se trata de las llamadas 'stablecoins', que están respaldadas por activos duros y, por tanto, están a un mundo de distancia del bitcoin”, concluye.

Otros artículos interesantes:

De perder hasta su fondo de pensiones en su etapa en Lehman Brothers a ser la mejor gestora del año: Pilar Gómez-Bravo explica cómo la industria financiera puede alcanzar la igualdad de género

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en acciones de Apple el día de su salida a bolsa

Cuidado de mascotas, vehículos autónomos, 5G y otras grandes tendencias de la próxima década, según expertos de 3 de las gestoras con los fondos temáticos más importantes del mundo

Te recomendamos