Si te sientes más mayor de lo que eres podría ser porque estás durmiendo mal

mujer cansada, aburrida, dormir mal
  • La falta de sueño puede tener muchas y serias consecuencias en tu mente y en tu cuerpo.
  • Ahora un equipo de investigadores de Reino Unido ha detectado que las personas que duermen mal tienden a verse más viejas y a percibir peor el envejecimiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No dormir bien puede llevarte a desarrollar problemas de salud, pero también a verte desde una peor perspectiva.

Según un reciente estudio de la universidad de Exeter (Reino Unido) las personas con una mala calidad del sueño tienden a sentirse más viejas y a tener una peor percepción de la edad.

Seguro que alguna vez has comprobado como tras una mala noche sin dormir al día siguiente estás de un humor de perros. 

Y es que como apunta la investigación parece existir un vínculo entre el sueño y el funcionamiento emocional, con un relación directa entre sueño deficiente y la reducción del afecto positivo, el aumento del afecto negativo y el aumento de las dificultades con la regulación de las emociones.

Algunos estudios han determinado que este lado negativo y una mayo excitación y estrés puede asociarse a un sueño fragmentado y un descanso más pobre.

En este marco, el equipo de investigadores británicos detectó que una mala calidad del sueño se ha relacionado con sentimientos más negativos sobre el envejecimiento, como sentirse mayor y tener una peor perspectiva de la vejez.

El estudio formó parte de otro mayor, conocido como PROTECT, cuyo objetivo es descifrar qué protege la salud cognitiva de las personas a medida que avanzan hacia la ancianidad.

Para llegar a estas conclusiones se contó con la participación de 4.482 pacientes mayores de 50 años. Todos ellos rellenaron un cuestionario en 2 ocasiones, con un año de diferencia. En este se les preguntó sobre su calidad del sueño. También se incluyeron preguntas sobre cambios negativos en la memoria, energía, independencia, motivación y actividad.

Los datos revelaron que los pacientes con peor sueño también sentían que más estaban envejeciendo. En cuanto a los factores que influenciaron a valorar un mal descanso se incluyeron aspectos como menor estado de alerta después del despertar, menor profundidad del sueño, despertar temprano más frecuente o mayor dificultad para quedarse dormido.

A partir de los 40 años cambios en el organismo pueden dificultar el descanso. Asegurarse un entorno que favorezca el descanso, seguir hábitos saludables y garantizar ciertas horas de exposición a la luz solar son algunas maneras de favorecer el sueño a medida que se cumplen años.

Otros artículos interesantes:

Consejos y claves para dormir bien, según la edad que tengas

Test visual: la postura que eliges para dormir revela aspectos que desconocías sobre tu personalidad

5 técnicas para dormirte rápido que realmente funcionan, aunque no tengas sueño

Te recomendamos

Y además