Las familias aumentan su riqueza un 8,6% hasta marzo, mientras las empresas acumulan 56.800 millones más de deuda que el año pasado

Pensionistas sacando dinero del cajero
Getty
  • El Banco de España desvela que las deudas de empresas y familias aumentaron un 3,1% en el último año hasta el 149% del PIB, pese a que los hogares han reducido su pasivo un 1% y las empresas lo elevaron un 6,3%.
  • Además, las familias han incrementado su riqueza financiera neta un 8,6%, hasta 1,63 billones de euros, entre el primer trimestre de 2020 y el de 2021, lo que equivale a un 147% del PIB.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los 12 meses desde el inicio de la pandemia de coronavirus, la situación financiera de las empresas y de las familias ha seguido un recorrido totalmente dispar, a pesar de que las consecuencias de la crisis han afectado de forma muy diferente a distintos sectores de la sociedad y del tejido productivo. Así, la media de ahorro ha aumentado en los hogares, aunque de forma desigual, mientras las empresas se han apoyado más en medidas de estímulo y créditos.

Ahora, con los primeros datos de los 12 meses desde el estallido de la pandemia, la disparidad entre negocios y hogares se mantiene. Así lo reflejan las Cuentas Financieras de la Economía Española del primer trimestre que acaba de publicar el Banco de España y en las que se refleja que, aunque la deuda de empresas y hogares ha crecido un 3,1% interanual entre marzo del año pasado y el mismo mes de este año, la mayor parte del alza del endeudamiento corresponde a las compañías.

En concreto, la deuda consolidada de empresas y hogares alcanzó los 1,66 billones de euros en marzo de este año, lo que supone un 3,1% más que en el mismo mes del año anterior, y eleva su peso a una ratio del 149,3% respecto al PIB, lo que se traduce en 19 puntos porcentuales más que hace 12 meses, un fenómeno que el Banco de España atribuye tanto al aumento de la deuda en unos 50.000 millones de euros como al retroceso del PIB.

"El incremento de la deuda agregada de empresas y hogares es fruto de un comportamiento dispar de estos 2 sectores", señala el estudio, en el que se desvela que la deuda de las sociedades no financieras aumentó un 6,29%, pasando de 906.000 millones de euros a 963.000 millones en 12 meses, mientras que la de las familias se redujo un 0,99% al menguar de los 705.000 millones de euros que alcanzaba en marzo de 2020 a los 698.000 millones del pasado marzo.

Esto implica además el aumento del peso de la deuda empresarial respecto al tamaño de la economía, que el Banco de España cifra en un 86,6%, aunque precisando que alcanzaría el 109,7% si se tuviese en cuenta en este cálculo la deuda entre empresas, mientras que el pasivo de los hogares y entidades sin ánimo de lucro se sitúa en una ratio respecto al PIB español del 62,8%, como se refleja en la siguiente gráfica.

Evolución de la deuda empresarial y familiar respecto al PIB desde 2014

Banco de España

Ese aumento de la deuda también se explica por las operaciones de financiación durante los últimos 12 meses, que implicaron nueva deuda equivalente al 4,5% del PIB, aunque el Banco de España explica que, en términos netos, las empresas no financieras captaron financiación que equivale al 4,7% del PIB, mientras que los hogares cancelaron deuda por un importe equivalente al 0,3% del tamaño total de la economía española.

Del mismo modo, el estudio asegura que los activos financieros de hogares han aumentado un 5,4% desde marzo de 2020, hasta alcanzar un total de 2,38 billones de euros, lo que supone un 214,7% del PIB. El Banco de España estima que el alza se debe a la adquisición neta de activos financieros valorados en unos 83.000 millones de euros y por la revalorización de esos activos por 39.100 millones.

¿Somos más o menos ricos que hace 10 años? Así ha evolucionado la riqueza neta de los hogares desde 2007

De esos casi 2,4 billones de euros, el 42% está en efectivo y depósitos, un 24% en participaciones de capital, cuyo peso se ha reducido casi 3 puntos entre marzo de 2020 y el mismo mes de este año, un 16% en seguros y fondos de pensiones y el 15% restante en participaciones en fondos de inversión, que son los activos que más peso ganaron en los últimos 12 meses en los hogares españoles, con un alza de casi un 2%.

El aumento de los activos financieros y el retroceso de la deuda de las familias provoca que la riqueza financiera neta de los hogares haya crecido un 8,6% en los 12 meses posteriores al estallido de la pandemia, hasta situarse en 1,63 billones de euros, lo que equivale a un 147% del PIB, más de 25 puntos porcentuales más que en marzo de 2020 debido al incremento de activos financieros y a la caída del PIB.

Otros artículos interesantes:

España es el cuarto país desarrollado que más ha ahorrado durante la pandemia, aunque gran parte de ese ahorro está en manos de los más acomodados

La deuda de las empresas será un problema mucho mayor para Europa que la deuda pública si se agotan las medidas de estímulo

El Gobierno estudia que las empresas que reciban ayudas directas se comprometan a no realizar despidos y a destinar los fondos a reducir deuda y pagar gastos fijos