Pasar al contenido principal

La industria de la cría de vencejos ha explotado: cada vez son más las personas que consumen sopa de nido de pájaro por su supuesto beneficio para la salud

  • La sopa de nido de pájaro es una delicia en Asia hecha de los nidos disueltos de los vencejos, un pequeño pájaro nativo del sudeste asiático.
  • Una taza de sopa de nido de pájaro puede llegar a costar más de 100 dólares en algunos restaurantes, debido a la creciente demanda y aun número limitado de aves salvajes.
  • La sopa es muy popular en China, donde se cree que tiene interesantes propiedades curativas.

Esta es la transcripción del vídeo

Narrador: Sopa de nido de pájaro. Es una mezcla gelatinosa, hecha de nidos de pájaros. Lo puedes encontrar en el menú de algunos restaurantes chinos, como el Oriental Garden, aquí, en la ciudad de Nueva York. Pero te será caro.

Cici: Para una persona, cuesta 32,95$, y para cuatro personas el precio es de 128$.

Abby: ¿Y eso es el precio normal?

Cici: Sí, eso es totalmente normal.

Abby: Wow.

Narrador: Entonces, ¿qué es lo que lo hace tan caro? La gente en China ha estado comiendo nidos de pájaro durante más de mil años. Se cree que tiene propiedades casi mágicas, desde curar el cáncer hasta ayudar a los niños a crecer.

¿Y el ingrediente principal? El nido parcialmente disuelto de un vencejo, un pequeño pájaro nativo del sudeste asiático. Tres veces al año, los vencejos construyen nidos con su pegajosa saliva en las paredes de las cuevas y en los acantilados, donde crían a sus bebés. Es el alto coste de estos “nidos de saliva” lo que hace que la sopa de nido de pájaro sea tan cara. Aquí, en el Barrio Chino de Nueva York, por ejemplo, un par de docenas se vendían por más de mil dólares. Hasta hace poco, la forma más común de obtener los nidos era recogiéndolos de la naturaleza.

Creighton: Hay muchos peligros al cosechar los nidos en las cuevas. Subían sin redes de seguridad o arneses, ese tipo de cosas, y sólo intentaban extraer los nidos de la pared de la cueva, y en algunos casos era demasiada historia.

Narrador: Pero para muchos, el riesgo valía la pena.

Creighton: Los recolectores a menudo trataban de coger tantos nidos como les fuera posible, sin importar si estaban completamente formados, y los cogían repetidamente.

Narrador: En algunas ocasiones, los vencejos, no podrían competir con la tasa de recolección, por lo que sus poblaciones se desplomaron. Entre 1957 y 1997, el número de vencejos disminuyó hasta en un 88% en algunas partes del sudeste asiático, debido, en gran medida, a la sobreexplotación. Y como resultado, el precio de los nidos de pájaro se disparó.

Creighton: El precio de los nidos de pájaro, diría yo, alcanzó su punto máximo alrededor de principios de la década de 1990.

Narrador: En época, los nidos se vendían a 1.000 dólares la libra. Ajustando la inflación, eso sería alrededor de 2.000 dólares hoy en día. Esos altos precios le valieron a los nidos de pájaros el título de “caviar del este”. Y también impulsaron una nueva industria, podrías llamarlo “hospitalidad”. Decenas de personas de todo el sudeste asiático que buscaban sacar provecho del comercio de nidos de pájaro comenzaron a invertir en hoteles de lujo.

Creighton: La gente se dio cuenta de que si había un edificio vacío o, digamos, si el piso superior de un edificio estaba deshabitado, los vencejos entraban y empezaban a usar los edificios como lugares de anidación. Entonces, esos rumores surgieron con el tiempo sobre la cantidad de dinero que se podría ganar con la agricultura rápida de la noche a la mañana.

Narrador: Y no eran solo rumores. En Myanmar, por ejemplo, los hoteles Swiftlet pueden aportar al menos 6.000 dólares al año, mientras que el ingreso anual medio es ligeramente superior a 1.100 dólares. Y cuantos más vencejos, más beneficios, más dinero ganarás.

Leer más: Esta es la razón por la que la vainilla es uno de los alimentos más caros y por qué su precio sigue incrementándose cada año

George: Según los lugareños, para poder cultivar con éxito los nidos de pájaro, hay algunos factores involucrados: Factor número uno: los lugareños creen que la abundancia está relacionada con la caridad. Cuanto más caritativos y amables sean con la comunidad, más aves vendrán a construir nidos en sus casas. Factor dos: tecnología: para atraer a los vencejos a la construcción de nidos, los cuidadores de la casa tienen que emplear la tecnología adecuada utilizando altavoces para transmitir continuamente la frecuencia correcta de los vencejos con el volumen óptimo. Factor tres: creen en el cuidado y la preocupación por los vencejos. Tendrán cuidado de no cosechar los nidos si hay huevos en ellos.

Narrador: En las últimas décadas, la industria del cultivo de vencejos ha explotado. De 1998 a 2013, el número estimado de hoteles Swiftlet creció de 900 a 60.000 sólo en Malasia. Pero mientras que este aumento la oferta, esta no redujo exactamente el precio. Esto se debe a que en el último par de décadas, más o menos, la demanda también ha aumentado.

Creighton: Más gente puede permitírselo, más gente puede acceder a él.

Narrador: Así que, aunque hay más nidos de pájaro hoy en día, no son mucho más fáciles de conseguir, y es por eso que la sopa de nido de pájaro sigue siendo tan cara, que se vende a más de cien dólares el bol en algunos restaurantes. Pero la pregunta en todas nuestras mentes era: “¿Vale la pena?”.

Abby: Allá vamos, ¿estás listo?

Cici: Sí. ¿Te gusta?

Abby: Está realmente bueno. Creo que le podemos añadir más vinagre, sí, pimienta. Principalmente me sabe a cangrejo, y luego está esa textura tipo gelatina en la parte de atrás, ¿Y eso supongo, que es el nido de pájaro?

Cici: Sí.

Abby: Está realmente rico. Cici: No sabe a nada.

Abby: No.

Narrador: Pero, de nuevo, eso no es lo importante. La gente lo bebe por los supuestos beneficios para la salud que ofrece. Y puede haber algo de verdad en eso. Un estudio sugiere que la sopa de nido de pájaro puede poseer propiedades antiinflamatorias, otro concluyó que puede ayuda a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia. Además, es rico en proteínas. De hecho, los nidos de los vencejos son de un 40% a un 50% de proteína. Así que, si no hay nada más, sería un bocadillo nutritivo, aunque caro.

Y además