'Farfarout': los astrónomos han descubierto el objeto espacial más alejado del sistema solar

Ilustración de un artista que muestra Farfarout
Ilustración de un artista que muestra Farfarout

Los astrónomos han descubierto el objeto más distante jamás encontrado en nuestro sistema solar.

El planetoide –término usado para un pequeño trozo de roca, polvo o hielo que orbita el Sol– ha sido bautizado como "Farfarout", en honor al poseedor del récord anterior, "Farout", que fue descubierto por los mismos astrónomos en 2018. 

Al observar la trayectoria del objeto a través del cielo, los investigadores anunciaron el miércoles que podían asegurar, con mucha probabilidad, que Farfarout está mucho más lejos que cualquier objeto del sistema solar visto antes.

Así, Farfarout se encuentra a una distancia de 132 unidades astronómicas del Sol, lo que significa que está 132 veces más lejos del Sol que la Tierra, y aproximadamente 4 veces más lejos que Plutón. El planetoide tarda unos 1.000 años en completar una órbita alrededor del sol. 

6 científicas menos conocidas para celebrar el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Los investigadores estiman que Farfarout tiene unos 400 kilómetros de anchura, lo que lo colocaría en el extremo inferior de ser un planeta enano como Plutón o Ceres.

"El descubrimiento de Farfarout muestra nuestra creciente capacidad para mapear el sistema solar exterior y observar, cada vez más, en los límites de nuestro sistema solar", dijo en un comunicado de prensa Scott Sheppard, investigador del Instituto Carnegie (Estados Unidos) y uno de los astrónomos que descubrió el objeto. 

Distancias del sistema solar a escala, mostrando el planetoide recién descubierto, Farfarout, en comparación con otros objetos conocidos del sistema solar.
Distancias del sistema solar a escala, mostrando el planetoide recién descubierto, Farfarout, en comparación con otros objetos conocidos del sistema solar.

"Sólo con el avance de los últimos años de las grandes cámaras digitales de los telescopios ha sido posible descubrir, de manera eficiente, objetos muy distantes como Farfarout", añadió. “Aunque algunos de estos objetos distantes son bastante grandes, del tamaño de planetas enanos, son muy débiles debido a sus distancias extremas del Sol. Farfarout es solo la punta del iceberg de los objetos del sistema solar que se encuentran a tales distancias".

Asimismo, encontrar y estudiar otros objetos igualmente distantes podría ayudar a los científicos a determinar si hay un planeta masivo no identificado escondido en las afueras de nuestro sistema solar. Los científicos han encontrado indicios de un planeta así, a menudo denominado Planeta Nueve o Planeta X, en la distante oscuridad; estas pistas llegan en forma de objetos más pequeños, cuyas trayectorias orbitales parecen condicionadas.

Sin embargo, es muy probable que Farfarout no pueda contribuir a aclarar esos indicios, ya que Neptuno parece haber alterado significativamente su órbita.

Un fragmento cuya órbita dura 1.000 años

Esta imagen de Farfarout (identificada con marcadores azules) fue tomada con el Telescopio Subaru el 15 de enero de 2018.
Esta imagen de Farfarout (identificada con marcadores azules) fue tomada con el Telescopio Subaru el 15 de enero de 2018.

Farfarout se cruza el camino de Neptuno cada vez que gira alrededor del Sol, por lo que su órbita se alarga en forma ovalada. En un momento del ciclo, se acerca al Sol hasta las 27 unidades astronómicas; en otro punto, también se aleja de la estrella hasta las 175 unidades astronómicas. Los científicos creen que esta extraña órbita se debe a la poderosa atracción gravitacional de Neptuno.

"La dinámica orbital de Farfarout puede ayudarnos a comprender cómo se formó y evolucionó Neptuno, ya que es probable que Farfarout fuera arrojado al sistema solar exterior al acercarse demasiado a Neptuno en el pasado", explicó en el comunicado Chad Trujillo, astrónomo de la Universidad del Norte de Arizona (Estados Unidos), quien ayudó a descubrir el nuevo objeto. "Es probable que Farfarout vuelva a interactuar con Neptuno en el futuro, ya que sus órbitas aún se cruzan".

El telescopio Subaru, ubicado en la cima de Maunakea en Hawái, fue el responsable de avistar por primera vez el planetoide en enero de 2018. "Todo lo que sabíamos era que el objeto parecía estar muy distante en el momento del descubrimiento", concretó Sheppard.

Fueron necesarios años de observación para darse cuenta de lo lejos que estaba. Debido a que Farfarout tarda tanto en orbitar el Sol, se mueve muy lentamente por el cielo. Los astrónomos tuvieron que observarlo durante años para obtener datos suficientes y, así, calcular su trayectoria.

Por su parte, el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional designó oficialmente a Farfarout como '2018 AG37'. Sin embargo, el planetoide recibirá un nombre oficial más adelante, después de que más observaciones permitan a los científicos definir su trayectoria orbital precisa.

Otros artículos interesantes:

El comportamiento extraño de esta estrella de neutrones desafía las teorías conocidas sobre los imanes más potentes del universo

Este va a ser el regalo estrella de San Valentín, y aún estás a tiempo de comprarlo

El fin del sistema solar llegará mucho antes de lo previsto, según expertos

Te recomendamos

Y además