Las grandes farmacéuticas movilizan a sus 'lobbies' para intentar evitar que se les aplique el impuesto mínimo global a las multinacionales del 15% acordado por la OCDE y el G20

Albert Bourla, CEO de Pfizer.
Albert Bourla, CEO de Pfizer.

John Thys /Pool via REUTERS

  • Las grandes farmacéuticas quieren evitar el tipo mínimo global del impuesto de sociedades para multinacionales acordado por el G20, la OCDE y 130 países, según The Wall Street Journal.
  • Las compañías critican que la subida de impuestos que les costará cientos de millones de dólares al año se produce después de sus esfuerzos para desarrollar y distribuir las vacunas contra el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A inicios del mes pasado, 139 países que representan el 90% del PIB mundial ratificaron un acuerdo para elevar al 15% el tipo mínimo global del impuesto de sociedades bajo el amparo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), recogiendo así el testigo del pacto en el G7 a principios de junio para poner en marcha un mecanismo contra la elusión fiscal de las multinacionales, que posteriormente fue respaldado por el G20 y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ese tipo mínimo busca evitar que las multinacionales desvíen capitales a paraísos fiscales o fomenten el dumping fiscal garantizando que pagan impuestos en los países en los que generan ingresos para que no se produzca elusión fiscal de sus beneficios, que ha generado pérdidas de entre el 2% y el 24% en la recaudación de impuestos corporativos en España, según varias estimaciones del FMI.

Sin embargo, a pesar del consenso global para equilibrar los impuestos que afrontan las multinacionales, algunos sectores están presionando para evitar que se les aplique esta medida, con la que el G7 prevé que se recauden unos 125.000 millones de euros de ingresos anuales extra a las arcas públicas de países de todo el mundo a partir de 2023, cuando la medida entrará en vigor.

En este caso, no se trata de las grandes compañías del sector tecnológico, que se han apoyado en EEUU para que presionase a la Unión Europea para la paralización de su proyecto de tasa Google comunitaria, sino de las grandes farmacéuticas, que han movilizado a sus lobbies para intentar evitar que se les aplique el tipo mínimo global de sociedades, según The Wall Street Journal, que asegura que están presionando de forma discreta tanto en EEUU como en la UE para lograr ese objetivo. 

Las grandes compañías del sector farmacéutico alegan que no se les deberían subir los impuestos justo después de sus esfuerzo para desarrollar en tiempo récord las vacunas contra el coronavirus, criticando que el tipo mínimo global les costará cientos de millones de dólares cada año, a pesar de que muchas de estas compañías han conseguido beneficios de récord debido a las campañas de vacunación contra el coronavirus.

Johnson & Johnson ingresa 19.700 millones de euros en el segundo trimestre y supera las previsiones de los analistas

De hecho, dos compañías estadounidenses, Pfizer y Johnson & Johnson, están liderando esta campaña contra el tipo mínimo global, según el diario económico estadounidense, que asegura que sus argumentos se centran en que la reforma fiscal debilitará a las grandes farmacéuticas estadounidenses y podría facilitar que inversores extranjeros se hagan con ellas, además de perjudicar su competitividad.

Durante la última década, las 20 farmacéuticas más grandes del mundo reportaron un tipo efectivo global del 17%, en comparación con el 21% que pagaron las 20 mayores tecnológicas y con los mayores porcentajes que han afrontado otros sectores, según The Wall Street Journal, que afirma que Pfizer ha afrontado el tipo más bajo, pagando durante los últimos 10 años apenas un 5,8% de impuestos, frente al 10,8% que se aplicó Johnson & Johnson en 2020.

Otros artículos interesantes:

Histórico acuerdo en la OCDE para reformar la fiscalidad internacional: el impuesto de sociedades de mínimo el 15% en todo el mundo saldrá adelante

El FMI pide armonizar el impuesto de sociedades en Europa y critica que las multinacionales han reducido su carga fiscal pese al aumento de sus beneficios

AstraZeneca, Pfizer, Moderna… Así han crecido los beneficios de las principales farmacéuticas gracias a las vacunas del COVID-19