Fashionalia, el Netflix de la moda que espera facturar 100 millones de euros en 2024 y que ha captado la atención de Dimas Gimeno

Veronika Nikolaeva, socia fundadora de Fashionalia
Veronika Nikolaeva, socia fundadora de Fashionalia

Fashionalia

 

  • Fashionalia espera facturar 100 millones de euros para 2024 e integrar hasta 1.500 marcas en su catálogo.
  • La firma ha aumentado en 2020 sus ventas en un 40% respecto al año anterior, a pesar del COVID-19.
  • Dimas Gimeno, el que fuera presidente de El Corte Inglés, se ha hecho con un 12,7%  de su capital.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Fashionalia, que nació en 2016 como un marketplace en el que las marcas integraban sus catálogos, es hoy una plataforma multicanal que espera facturar 100 millones de euros para 2024 y que ha captado el interés del que fuera presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, que se ha hecho con un 12,7%  de su capital a través de la firma de inversión Kapita. 

Desde Fashionalia, explican que aunque 2020 no ha sido "un año fácil" a consecuencia de la pandemia, la satisfacción ha sido mayúscula al haber aumentado sus ventas en un 40% respecto a 2019, alcanzando así, el millón de euros. Esto les ha permitido duplicar su beneficio operativo por encima del 10 %.

De cara a 2021la plataforma multimarca tiene una previsión de crecimiento en ventas por encima del 100% durante el primer trimestre, cifra que esperaban que vaya en aumento, empujada por la implantación del modelo de suscripción, el plan de expansión de tiendas y la internacionalización de nuestra web a partir del segundo trimestre.

Veronika Nikolaeva, socia fundadora de Fashionalia, explica que las buenas previsiones que hay para el sector de cara a los próximos años, les anima a ser "valientes" a la hora de pensar que su "criatura" puede alcanzar en 2024 un facturación cercana a los 100 millones de euros en Europa y convertirse así, en un referente en el sector con más de 1.500 marcas en su catálogo. 

Un corto pero intenso camino hasta lograr el enfoque definitivo

Pero llegar hasta aquí no ha sido fácil. Desde Fashionalia explican que su historia bien podría resumirse en "4 grandes capítulos", que toman su punto de partida en 2016, cuando comienza a fraguarse como un 'marketplace' de moda con un modelo de 'drop-shipping', método en el que las marcas integran sus catálogos en una web concreta y gestionan ellas mismas el envío. 

"Creo que durante este tiempo aprendí más de programación que en toda mi vida", reconoce Nikolaeva para referirse este desarrollo tecnológico, que dió paso, 2 años después, a la incorporación de un equipo comercial y de 'Paid Media', es decir: los encargados de monetizar la publicidad del sitio web. 

"Las startups llevan la innovación en su ADN": así es como se están reinventando estas 11 empresas por la crisis del coronavirus

"Empezamos a crear una empresa de verdad", recuerda con cariño la fundadora de Fashionalia. La 'startup' comenzó a forjarse en una pequeña oficina de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, zona en la que aún siguen, y desde la que dieron el primer paso para la venta online de los catálogos

Nikolaeva reconoce con orgullo que han logrado crear un equipo humano "increíble", cuyo encanto radica en la sinergia de habilidades muy diferentes."Tenemos a un grupo de 'millenials' de la tecnología, el marketing y la moda mezclado con ejecutivos que vienen del mundo puramente empresarial", confiesa. 

“Nos volvimos un poco locos”, trata de justificarse la joven fundadora para explicar la apertura, en 2019, de la primera tienda phygital —concepto que hace referencia a la técnica de mercadotecnia para integrar una estrategia de marketing 2.0 unido al tradicional—en el Centro Comercial Zielo de Pozuelo, en Madrid.  

Tienda phygital de FashionaliaTienda phygital de Fashionalia

Fashionalia

Se trataba, añade, de un espacio de 374 metros cuadrados en el que las barreras entre lo digital y lo físico se desdibujaban y con ello, nacía la posibilidad de interactuar con el cliente a lo largo del proceso de compra. Esta nueva redefinición de la moda funcionó, y permitió a Fashionalia aumentar la conversión en retail por encima del 30% a la  vez que multiplicar por 2 la repetición de compra entre sus clientes.

Todo este despliegue tecnológico hizo que el marketplace consiguiera, al fin, el enfoque comercial definitivo, el mismo que le permitió a finales de 2020 el lanzamiento de su modelo de suscripción. “Fashionalia funciona como lo hacen las plataformas de Netflix o Spotify”, explica Nikolaeva. Y no parece una comparación disparatada, pues el objetivo de la 'startup' es llegar a las 860 marcas antes de que acabe el 2021.

Dimas Gimeno y Fashionalia: un camino que acaba de empezar

El pasado mes de diciembre, Dimas Gimeno, el que fuera presidente de El Corte Inglés entre el 2014 y 2018, tomaba participación en Fashionalia haciéndose con el 12,7 % de su capital, como elemento troncal de su estrategia de inversión a través de Kapita, tal y como detallan desde esta misma firma. Esta decisión le permite garantizar su presencia en los órganos de gobierno.

Gimeno, que también ha invertido en otras ‘startups’ como JogoTech (con un 10%) o Simplicity (5,4%), ha encontrado en Fashionalia todas las características que definen los proyectos de su firma de inversión Kapita: "Ser phygital, crear una nueva experiencia de compra, hiperpersonalización, y logística de Última milla". 

Dimas Gimeno, expresidente de El Corte InglésDimas Gimeno, expresidente de El Corte Inglés

Reuters

Asimismo, desde Kapita consideran que la creación de un modelo de suscripción puede “revolucionar la forma de consumir” al llevar la experiencia digital al mundo físico. Cambios que, explican, se podrán apreciar en los canales online de los centros comerciales.

Por su parte, Fashionalia añade que Dimas Gimeno, al que consideran un referente en el concepto de omnicanalidad, ha visto en este proyecto “hacerse realidad” todas esas ideas que tan a menudo se comparten. 

Veronika Nikolaeva confiesa que desde el principio sabían que tenían entre manos una oportunidad "increíble" para participar en la transformación del sector, y que, además, disponían de la tecnología necesaria para llevarla a cabo. 

Sin embargo, en Fashionalia son "sensatos" y saben que el camino que aún queda por recorrer será "largo y complejo", pero también tienen la certeza de que "un trayecto sin curvas, no lleva a ningún destino interesante". Por ello, se mantienen incólumes en su sueño: el de que la gente se acuerde de ellos a la hora de renovar su armario.

LEER TAMBIÉN: "Las startups llevan la innovación en su ADN": así es como se están reinventando estas 11 empresas por la crisis del coronavirus

LEER TAMBIÉN: 10 gadgets tecnológicos de moda en Amazon que son realmente útiles

LEER TAMBIÉN: "Necesitamos una sociedad más comprensiva con los empresarios": uno de los mayores inversores de startups en España reclama más atención al emprendimiento

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido