Pasar al contenido principal

Fiat Chrysler retira la oferta de fusión con Renault y culpa a los condicionantes políticos en Francia

John Elkann
John Elkann, presidente de Fiat Chrysler. Reuters
  • Fiat Chrysler cierra la puerta al gran proyecto de fusión con Renault para crear el tercer fabricante de automóviles mundial. 
  • La compañía respnsabiliza a los condicionantes políticos después de que el gobierno francés haya aplazado por segunda vez la reunión del Consejo de Administración donde tendría que votarse la operación. 
  • A estas trabas políticas se suma que Nissan, aliada de Renault desde hace 20 años, no respalda la fusión. 

Fiat Chrysler (FCA) se despide de su gran proyecto de fusión con Renault y retira la oferta de la operación, que habría creado el tercer fabricante de automóviles a nivel mundial. responsabilizando a los condicionantes políticos de Francia. 

"Ha quedado claro que las condiciones políticas en Francia no existen en la actualidad para que una combinación de estas características se lleve a cabo con éxito", ha dicho Fiat en un comunicado, según informa Bloomberg

The Wall Street Journal señala que la decisión de dar marcha atrás y retirar la propuesta se produce después de que Nissan, que mantiene una alianza con Renault, se haya negado la fusión. A esto se suma que el Gobierno francés, accionista de Renault, haya solicitado retrasar la votación del Consejo de Administración donde se tendría que aprobar la operación. 

Leer más: Fiat propone a Renault una fusión para crear el tercer mayor fabricante de automóviles

Es la segunda vez que se retrasa esta votación, algo que el gobierno justifica por la necesidad de convencer a la empresa japonesa de que apoye el movimiento para así evitar problemas posteriores durante la fusión.

Las reticencias de Nissan se basan en sus dudas sobre cómo podría afectar la fusión con FCA a su alianza con Renault. El CEO de Nissan Motor, Hiroto Saikawa, ya aseguró que, a pesar de la oportunidad de negocio que supone la operación, esta "alteraría significativamente la estructura" de la compañía francesa.

Entre todas las dudas y reticencias que habrían hecho que FCA finalmente decida echarse para atrás, Renault habría exigido a Fiat Chrysler garantías de que Francia no perdería empleos, y también buscaba que sus accionistas - incluido el Estado francés, que tiene un 15% de la compañía - recibieran más dividendos, según explica Cinco Días. 

Leer más: Dentro de las oficinas de Zity, el carsharing de Renault en Madrid

Con la retirada de la propuesta, Fiat pierde la posibilidad de crear un gigante en la industria que habría sido el tercer mayor fabricante de automóviles. El negocio combinado entre las dos empresas vendería aproximadamente 8,7 millones de vehículos anualmente, según las estimaciones de FCA en su propuesta. Los beneficios habrían sido compartidos al 50% por las dos empresas, según la describía la propuesta. 

De hecho, a pesar de retirar la oferta, el comunicado del grupo presidido por John Elkann ha asegurado que sigue convencido del potencial de la operación, "cuyos términos fueron cuidadosamente" trabajados para "ofrecer beneficios sustanciales" a los dos implicados.

Tras conocerse la noticia, Bloomberg afirma que las acciones de Renault cayeron un 8,9% y las de  Fiat Chrysler lo hicieron un 5,2%. En Tokio, Nissan también notó el golpe y cayó un 3,8%. 

Y además