Pasar al contenido principal

Al menos 3 empresas están pujando por controlar la mayor base de datos de morosos de la banca española

Carteles de bancos en sucursales.
Reuters
  • Al menos 3 empresas especializadas están pujando por hacerse con el fichero Asnef, la principal base de datos de morosos de la banca, según El Confidencial.
  • El diario digital asegura que al menos 3 empresas especializadas estarían pujando por hacerse con la gestión del fichero, a través de un nuevo contrato valorado en hasta 400 millones de euros en 10 años.
  • En 2020 vence el contrato de licitación con el grupo estadounidense Equifax, que gestiona el fichero desde 1994 y que en 2017 se vio afectada por un ciberataque que afectó a la banca de EE.UU. y que le supuso una multa de más de 600 millones de dólares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 2020, la gestión de la base de datos de morosos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) en España podría cambiar de manos por primera vez en un cuarto de siglo. Así, hasta 3 empresas especializadas estarían negociando con la asociación para hacerse con el nuevo contrato para gestionar el conocido como fichero Asnef, según publica este lunes El Confidencial.

El diario digital señala que el actual contrato de gestión de la principal base de datos del país de morosos de bancos y entidades financieras que pertenecen a empresas privadas vencerá en 2020 y que el nuevo contrato, valorado en hasta 400 millones de euros en 10 años, se está negociando con especial protagonismo para las preocupaciones por la ciberseguridad.

Preocupaciones de ciberseguridad con Equifax

De hecho, la empresa estadounidense Equifax gestiona el fichero Asnef desde 1994 y, según El Confidencial, está entre la terna de candidatas a hacerse con la gestión de la base de datos, junto a la también estadounidense Transunion y la italiana CRIF.

Sin embargo, la reputación de Equifax está en entredicho, dado que en 2017 se vio afectada por uno de los mayores ciberataques que haya sufrido la banca de EE.UU..

Leer más: Se disparan los ciberataques contra el sector financiero, la mayoría de los cuales buscan la destrucción por la destrucción 

Equifax admitió haber sufrido un ataque informático entre mayo y junio de 2017 que generó una brecha de seguridad que afectó a 147 millones de clientes en EE.UU., Canadá y Reino Unido, de los que se filtraron sus nombres, números de la Seguridad Social, fechas de nacimiento, direcciones y números de carnet de conducir. 

La compañía zanjó este contencioso en los tribunales hace 2 meses, llegando a un acuerdo extrajudicial por el que pagará hasta 624 millones de euros en concepto de multas e indemnizaciones. Equifax aseguró en julio que había aprendido de sus errores, concentrándose "en las inversiones en tecnología y seguridad como empresa líder en datos, análisis y tecnología", según su CEO, Mark Begor.

A pesar de que la brecha de seguridad de 2017 no afectó a clientes españoles, El Confidencial asegura que el historial de Equifax "generó muchos recelos" en España que motivan que "entre los socios, hay pánico a que haya una brecha en seguridad que les exponga, más con la normativa de protección de datos europea en vigor (GDPR)", asegura el diario digital.

Una decisión en las próximas semanas

El fichero Asnef cuenta con 4 millones de registros de clientes morosos de bancos y entidades financieras de compañías automovilísticas o distribuidoras, que ceden los datos de sus clientes a cambio de contar con este documento de referencia para verificar a los candidatos a posibles créditos.

Leer más: Rodrigo Rato, Abengoa, Reyal Urbis o los Ruiz Mateos, en la lista de los principales morosos de Hacienda

La información publicada señala que Asnef estudiará en las próximas semanas las, de momento, 3 ofertas que tiene sobre la mesa. El Confidencial asegura que en el sector se considera que, a pesar de las preocupaciones por la ciberseguridad, Equifax parte con ventaja, dado que su tecnología y sus equipos ya están implantados y cuentan con 25 años de experiencia.

Así, se considera que cambiar de empresa licitadora y reforzar la base de datos ante posibles ataques informáticos podría suponer unos costes adicionales sobre los actuales 35 millones de euros al año que se dedican a este contrato. Además, el digital asegura que la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia supervisará la licitación para garantizar su correcto desarrollo.

Y además