Pasar al contenido principal

La fiebre de ventas del iPhone X, entre interrogantes

iPhone X
Apple

La fiebre por el iPhone X quizás no se haya desatado tanto como preveían en Cupertino. Esa es la principal conclusión que se extraer de las recientes caídas bursátiles de algunos proveedores de Apple a raíz de los informes de diversos analistas que pronostican un recorte en las unidades enviadas del móvil durante el primer trimestre de 2018.

Apple presentó su último teléfono móvil como la intersección entre pasado, presente y futuro. Un homenaje a los diez años de historia del iPhone que vio la luz en un lugar tan icónico como el teatro Steve Jobs del nuevo campus de Cupertino.

Aquella presentación del iPhone X ocupó los titulares de los medios de comunicación de medio mundo y levantó una gran expectación entre los entusiastas de la compañía, que volvieron a protagonizar colas kilométricas ante las tiendas el día que el smartphone se puso finalmente a la venta.

Con el iPhone X Apple pretendía, además de homenajear los diez años de historia del icónico dispositivo, lanzar algunas pistas sobre por dónde irá el futuro del sector: desde vibrante la pantalla OLED a un diseño prácticamente sin marcos, funcionalidades avanzadas como la carga inalámbrica o el modo retrato para la fotografía y, sobre todo, su avanzado sistema de reconocimiento facial.

Por todo ello las previsiones de venta se dispararon, hasta el punto de que no ha sido nada fácil hacerse con un iPhone X antes de las Navidades porque la demanda superaba a menudo las posibilidades de una cadena de producción condicionada por muchos factores, entre ellos el ritmo de su principal competidor a la hora de fabricar las pantallas OLED.

Recorte en las previsiones de unidades

En los últimos días ese panorama parece haberse torcido ligeramente para la compañía que dirige Tim Cook. Varios analistas coinciden en rebajar las expectativas de unidades vendidas durante el primer trimestre de 2018, lo que a su vez parece haber llevado a registrar dos días consecutivos de importantes pérdidas bursátiles a algunos proveedores de Apple.

Un informe publicado en la prensa taiwanesa sostiene que no se llegará al plan inicial de 50 millones de unidades del iPhone X durante el primer trimestre de 2018 sino que la cifra rondará los 30 millones, un recorte significativo en las expectativas de venta que se debería a una caída en la demanda por culpa del elevado precio del dispositivo, a la venta en España a partir de 1.159 euros.

La consultora JL Warren Capital reduce la cifra de unidades hasta los 25 millones de unidades y añade la "falta de innovaciones interesantes" como una de las razones para la bajada de la demanda, algo que a estas alturas del año es complicado pronosticar ya que, de hecho, para muchos no ha sido tarea sencilla hacerse con un iPhone X antes del Día de Navidad.

Por su parte, la consultora china Sinolink Securities apunta a que la caída en las unidades enviadas a lo largo del primer trimestre de 2018 también se deberá a la lentitud en la cadena de producción.

Apple no ha facilitado ningún dato de objetivo de ventas del iPhone X, que salió a la venta en los principales mercados en noviembre.

Cifras muy superiores a las del iPhone 7

Algunos proveedores de la compañía estadounidense han caído más de un 10% en bolsa en lo que va de semana, pero la inquietud no parece afectar a todos por igual: Foxconn, el mayor proveedor de Apple, solo ha sufrido una caída del 1,8% en estos dos días.

De hecho otros analistas no son tan pesimistas sobre el futuro del iPhone X, pronosticando un aumento significativo en el aumento de unidades a partir del mes de marzo una vez la cadena de producción funcione a pleno rendimiento. E incluso la caída del primer trimestre no tiene que ser tan drástica como parece: Loop Capital defiende que Apple se moverá entre los 40 y los 45 millones de unidades enviadas del iPhone X en el primer trimestre de 2018.

Los inversores seguirán muy de cerca los números de los proveedores de Apple y cualquier movimiento de la compañía. En cualquier caso, parece que el iPhone X se moverá en cifras récord muy superiores a las registradas el año pasado con el iPhone 7, que aglutinó 21,5 millones de unidades durante el primer trimestre de 2017.

Te puede interesar