Pasar al contenido principal

Las fiestas en casas se han convertido en un grave problema para Airbnb que puede afectar a su salida a bolsa: estas son las razones por las que las nuevas normas pueden ser insuficientes

El CEO de Airbnb, Brian Chesky.
El CEO de Airbnb, Brian Chesky. Stephen Lam/Reuters
  • El CEO de Airbnb, Brian Chesky, anuncia nuevas medidas y procedimientos de seguridad para medidas relacionadas con el alquiler de viviendas, de verificación de huéspedes y de inquilinos para un mejorar el apoyo a los usuarios. 
  • Las nuevas normas llegan unos días después de que Airbnb anunciara que iba a eliminar aquellas casas que fuera conocidas como "casas de fiesta" diseñadas para estancias de una noche después de que ocurriera un tiroteo en Orinda, California.
  • Algunas voces se muestran críticas con que estas medidas solucionen el problema al que se enfrenta la compañía, que además estaría en proceso de salir a bolsa en 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hay un nuevo de "factor de riesgo" a la perspectiva del posible anuncio de Airbnb de su salida a bolsa el próximo año: las fiestas en las casas. 

El servicio de compartir casa ha construido un negocio al alza facilitando la posibilidad de que los particulares alquilen sus hogares a turistas o viajeros de negocios que busquen una alternativa a un hotel. Pero el acceso instantáneo y sencillo a las casas también ha traído consigo la noticia de adolescentes y otros viajeros que buscan un lugar para fiestas salvajes. 

El último mes, una de estas fiestas realizadas en una de estas casas de alquiler se convirtió en una tragedia cuando derivó en un tiroteo en Oridna, el suceso se saldó con cinco personas muertas. 

Al menos había 100 personas en la fiesta que habían realizado con motivo de Halloween, a pesar de la prohibición explícita que se recogía en el anuncio por parte del propietario, según recoge Associated Press

El incidente desató el enfado del CEO de Airbnb Brian Chesky que prometió acabar con el problema, prometiendo el miércoles nuevas verificaciones y políticas de apoyo para acabar con "los malos actores" que estaban abusando de la confianza que el negocio había generado con sus usuarios.

Sin embargo, los cambios de la política de la empresa son más bien reactivos tras el amplio número de problemas generados por las fiestas en casa en los últimos años. Y muchas personas con las que ha hablado Business Insider se mostraron escépticas de que las nuevas normas puedan parar las fiestas que se celebran en las casas de Airbnb. 

"Creo que es genial que Airbnb esté tomando medidas para acabar con este tipo de fiestas en casa. Pero no tendría que haber ocurrido un homicidio múltiple para que ocurriera", dice el profesor asistente de la Universidad de Texas Jake Wegmann en declaraciones a Business Insider. Las investigaciones de Wegmann se enfocan a analizar cuál es el impacto en el corto plazo sobre el impacto de los alquileres a corto plazo sobre el mercado inmobiliario y que en 2016 publicó un estudio donde veía correlación entre Airbnb y la subida de precios del mercado inmobiliario en San Francisco. 

Una pieza clave de esto es Airbnb, que ha sido valorado en 31.000 millones de dólares por los inversores privados, y se mueve ahora hacia el salto al parqué. En este contexto, el problema de las fiestas en casas se ha convertido en máxima prioridad. 

Verificaciones, reembolsos y reservas de alto riesgo

Las nuevas reglas que ha aprobado Chesky tienen se articulan alrededor de cuatro cambios clave:

  • La verificación de 7 millones de anuncios de Airbnb para asegurarse de que lo que ofrecen está bien.
  • Ofrecer una nueva reserva o el reembolso a los turistas que hayan reservado una vivienda y esta no cumpla con los estándares de la verificación.
  • Una línea de atención 24/7 tanto para los huéspedes como para los vecinos que vivan cerca de viviendas anunciadas en Airbnb.
  • Un pantallazo cuando las reservas sean consideradas de "alto riesgo" para tratar de prevenir fiestas sin autorización. 

Además, Airbnb asegura que ha contratado dos consejeros sobre el tema legislativo que ayudarán a la compañía a combatir los abusos y los problemas que ocurran en estos alquileres de corta duración. 

El presidente de la asociación American Family Voices, Mike Lix, asegura que la startup de alquileres beneficia a los propietarios que están ausentes y tienen un interés limitado en evaluar a los huéspedes. Esta asociación está detrás del grupo anti Airbnb llamado Airbnb Watch, que denuncia el impacto negativo que tiene la startup en los barrios y sobre el mercado inmobiliario. 

"No entiendo exactamente honestamente lo que pretenden con esa norma" asegura Lux. "Están haciendo mucho ruido alrededor de ella, pero no sé qué van a reforzar con ella".

Lux explica que un propietario que alquila un sótano los fines de semana tiene el incentivo de seleccionar a los posibles huéspedes, pero se incentiva a un "especulador" inmobiliario con múltiples viviendas para obtener la mayor cantidad posible de invitados en cada casa para maximizar las ganancias. Esto es lo que lleva a las llamadas casas de fiestas, y hasta que los anfitriones sientan la presión de Airbnb, continuarán operando en sus propios intereses, asegura Lux.

"Sé que, en última instancia, el problema no se resuelve a menos que se frene a los propietarios de muchas propiedades", dice Lux. "Eso es lo que detendrá este problema de las casa con fiestas. Necesitan monitorizar a los propietarios y a los inquilinos mejor, y deberían asumir más responsabilidades cuando las cosas se tuercen", 

En el caso de la casa de Orinda, está poco claro cómo las nuevas políticas de la plataforma podrían haber frenado esta fiesta sin autorización. Según AP, la casa había sido alquilada a una mujer que aseguró que los miembros de su familia estaban preocupados por los efectos que podría tener sobre su salud los cercanos incendios del condado de Sonoma. 

El propietario, Michael Wang, había recibido múltiples citaciones de las autoridades de la ciudad por exceder la capacidad de la vivienda en el pasado, según ha publicado The San Francisco Chronicle, pero no está claro que el propietario tenga varias viviendas en alquiler en la zona de la Bahía de San Francisco. 

Según la asociación liderada por Lux, ha habido más de 30 incidentes reportados sobre casos relacionados con la violencia en fiestas en casas alquiladas por Airbnb en los últimos meses, incluyendo tiroteos similares en "casas de fiesta" en ciudades como St. Paul, Minnesota, o Los Ángeles, California, entre otros lugares. 

Solo unas semanas antes del incidente de Orinda, una mujer fue disparada en un brazo en Arizona en una vivienda alquilada a través de Airbnb donde se estaba celebrando una fiesta, según la cadena de televisión Phoenix Fox. En mayo, una persona de 18 años fue disparada en una fiesta en una casa de Seattle que había sido alquilada por Airbnb, según medios locales.

El departamento de Policía de Orinda no podía hacer comentarios sobre detalles concretos del caso mientras que la investigación del tiroteo esté abierta.

Airbnb tiene una relación polémica con su ciudad de origen en parte debido a la legislación inspirada por la legislación de San Francisco de los supervisores Aaron Peskin y David Campos  que multa con 1.000 dólares al día por los anuncios que no están dentro del registro. La compañía se estableció en la ciudad en 2017 después de una larga batalla para acabar con esta regulación. 

"Hace tres años, cuando se aprobó la ley, que había sido escrita por Airbnb, dijimos que no funcionaría porque no había una capa que estuviera enfocada a su aplicación", aseguró Campos a The New York Times en 2017 al hablar de la relación de Airbnb con su ciudad natal. 

Salir a bolsa le enfrenta con el escrutinio público local

Airbnb ha chocado con los gobiernos locales antes, y ha tenido continuas luchas con la legislación local que ha tratado de limitar la influencia de la compañía o aplicar restricciones e impuestos a niveles locales o regionales.

El martes, la compañía sufrió una dolorosa derrota en Nueva Jersey cuando los votantes aprobaron por abrumadora mayoría regulaciones más duras con los alquileres de corta duración, una norma a la que Airbnb se había opuesto públicamente, según The New York Times

El martes, la compañía sufrió una derrota punzante en Nueva Jersey cuando los votantes aprobaron abrumadoramente regulaciones más estrictas para alquileres a corto plazo, legislación a la que Airbnb se opuso públicamente, según el New York Times.

Leer más: 15 cosas que he aprendido sobre hoteles y Airbnb después de viajar por el mundo durante un año

Las relaciones de la compañía con el gobierno local son críticas en un momento en que Airbnb está tratando de vender una imagen de si misma que la ayude en su salida a bolsa. Airbnb ha asegurado que tiene planes para comenzar a cotizar en 2020, ya sea a través de una OPV tradicional o mediante con otra fórmula.

En un momento en que otras startups con fuertes valoraciones privadas como Uber y Lyft han sufrido al saltar a bolsa, Airbnb tendrá que enfrentarse a un duro escrutinio alrededor de sus perspectivas de negocio y las diferentes facetas de riesgos que pueden acontecer. 

"Seguramente esto arroja luz sobre la necesidad que tienen los inversores potenciales para entender de modo global, si es posible, las responsabilidades de la compañía respecto a este o cualquier otro mal comportamiento por parte de los inquilinos", explica Lisa Buyer, consultora y asesora financiera, a Business Insider. 

Para Lux, crítico con Airbnb, todo se reduce a la responsabilidad de la compañía. "Si pones a una megaplataforma como esta que permite hacer negocios de esta forma, tienes que tener responsabilidad como empresa", asegura Lux a Business Insider. "No puedes dejar que el puro libertarismo se vuelva loco. Esa no puede ser la forma en la que la sociedad funcione". 

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además