Las empresas podrán solicitar las líneas ICO hasta finales de año y el Gobierno elimina el requisito de la caída de la facturación para la ampliación de los créditos

La vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante una comparecencia de prensa.
La vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante una comparecencia de prensa.
REUTERS/Susana Vera

Ayer Pedro Sánchez avanzó algunos detalles del nuevo plan de choque del Gobierno de respuesta a la guerra que, entre otras medidas, contempla la adopción de un paquete de 10.000 millones de euros en avales ICO para amortiguar el peso del conflicto en la economía española.

Hoy, en rueda de prensa, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha confirmado la nueva línea de crédito que se podrá conceder hasta el 31 de diciembre de 2022 y tendrá un período de carencia de 12 meses.

Algunas medidas concretas que contempla este nuevo plan es la extensión del vencimiento de los préstamos ICO a las empresas concedidos durante la pandemia, que suman un total de 100 millones de euros, y que podrá ampliarse independientemente de que la facturación de estas haya caído un 30% en 2020 respecto a 2019.

Además, el plazo de carencia de los préstamos ICO a las empresas de los sectores más afectados se amplía en 6 meses, aunque Calviño no ha dado más detalles sobre qué sectores son, todo apunta
a que serán la agricultura, ganadería, pesca y el transporte de carretera.

"Ya no es necesario que la cifra de negocio en 2020 se haya reducido más de un 30% con respecto a 2019 para poder acceder a esa ampliación de plazo", remarcaba Calviño en rueda de prensa.

Cómo funciona el límite al precio de los alquileres aprobado por el Gobierno: tope del 2%, durará 3 meses y deja fuera a los inquilinos que ya han tenido subida

Otro de los puntos que recoge el nuevo plan es que se establece la obligatoriedad para la banca de mantener las líneas de circulante para todos los clientes. 

Según el ICO, hasta 380.000 empresas, tendrían que empezar a abonar los primeros pagos de los créditos solicitados durante la pandemia a partir de este mes de marzo y hasta junio, después de haber ampliado el vencimiento de uno a 2 años.

La nueva medida supone cierto alivio y una gran flexibilidad para muchas de estas empresas que la pandemia había golpeado duramente, y todavía no habían logrado reponerse en el actual contexto de crisis.

Este paquete de ayudas, se suma al plan vigente del ICO lanzado tras el estallido de la pandemia de 140.000 millones para empresas y autónomos, del que se habrían otorgado casi 104.000 millones de euros, hasta la fecha.

Otros artículos interesantes:

Así debes solicitar el bono social eléctrico, que beneficiará a 2 millones de hogares

¿Fiebre del crédito? Los préstamos suben y la deuda de hogares y empresas alcanza máximos no vistos desde 2017

6.000 millones en ayudas directas y 10.000 millones en préstamos ICO: el Gobierno articula su plan de choque de respuesta a la guerra en estos cinco ejes

Te recomendamos