Pasar al contenido principal

Finlandia pondrá fin a su experimento de renta básica y buscará nuevas fórmulas

Finlandia
Getty Images
  • El experimento de renta básica de Finlandia fue noticia en todo el mundo cuando se lanzó en 2017, y ahora se encuentra en su segundo y último año.
  • El proyecto involucra a 2.000 finlandeses desempleados, que reciben aproximadamente 560 euros al mes, sin condiciones. Aún no se han publicado los resultados oficiales, pero algunos participantes mostraron niveles más bajos de estrés en una etapa temprana.
  • Si bien el experimento todavía atrae la atención internacional, los responsables del proyecto ya han decidido dar un cambio de sentido, descartando los planes de extender el proyecto.
  • El gobierno finlandés ahora está mirando políticas de bienestar social diferentes.

Desde principios del año pasado, 2.000 finlandeses reciben dinero del gobierno cada mes, y no se espera que hagan nada a cambio. Los participantes, de entre 25 y 58 años, están desempleados y fueron seleccionados al azar por Kela, la institución de seguridad social de Finlandia.

En lugar de los clásicos beneficios por desempleo, los participantes ahora reciben 560 euros al mes, libres de impuestos. Si encuentran un trabajo durante este experimento que finalizará en 2019, pueden quedarse con el dinero.

Mientras que el proyecto ha sido elogiado internacionalmente por estar a la vanguardia del estado de bienestar, en Finlandia, los que toman las decisiones están frenando el proyecto y dando un giro radical que está llevando al experimento hacia una dirección completamente nueva.

"En este momento, el gobierno está haciendo cambios que se alejan de un sistema de renta básica" afirma el investigador de Kela, Miska Simanainen, en el diario sueco Svenska Dagbladet.

Leer más: Por qué podría ser 2018 el año de la renta básica universal

El plan inicial era que el experimento se ampliara a principios de 2018 para incluir tanto a los trabajadores como a los no trabajadores, pero eso no sucedió, para desilusión de los investigadores de Kela. Sin los trabajadores en el proyecto, los investigadores no pueden estudiar si el ingreso básico permitiría a las personas realizar cambios profesionales o iniciar o continuar con su formación. 

"Dos años es un plazo demasiado corto para poder sacar conclusiones extensas de un experimento tan vasto. Deberíamos haber tenido tiempo adicional y más dinero para lograr resultados fiables " dice en el medio finlandés YLE el profesor Olli Kangas, uno de los expertos detrás del experimento de  renta básica. 

En los últimos años, un número creciente de empresarios tecnológicos ha respaldado la renta básica universal (RBU), un sistema en el que cada individuo recibe una cantidad de dinero simplemente por estar vivo.

Los empresarios que han expresado su apoyo a la RBU incluyen al CEO de Tesla, Elon Musk, el cofundador de Facebook, Chris Hughes, y el director de ingeniería de Google, Ray Kurzweil.

Leer más: Este alcalde de 27 años quiere demostrar a EE. UU. que la renta básica puede y debe funcionar con el primer piloto en el país

Estos expertos en tecnología reconocen que la RBU, además de combatir la pobreza, también podría ayudar a resolver el problema del incremento de la robotización de la mano de obra, un problema en el que tienen una gran responsabilidad.

En la conferencia TED de 2018, Kurzweil hizo una audaz predicción sobre el futuro del dinero "libre" y pronosticó que para la década de 2030, la renta básica universal se habrá extendido por todo el mundo y que podremos "vivir muy bien".

Sin embargo, aunque que defensores de la RBU afirman que debería aplicarse a todos los ciudadanos, independientemente de las circunstancias, el experimento de Finlandia solo se dirige a personas con desempleo de larga duración.

El gobierno finlandés argumentó que las ayudas al desempleo existentes eran tan altas y el sistema tan rígido que una persona desempleada podría elegir no aceptar un trabajo, ya que corría el riesgo de perder dinero: mientras más altos sean los ingresos, menores serán los beneficios sociales. La renta básica fue pensada como un incentivo para que las personas comenzaran a trabajar.

Leer más: El experimento con renta básica más grande del mundo recibe una donación de cinco millones de dólares en bitcoins

Pero en diciembre del año pasado, el parlamento finlandés aprobó un proyecto de ley que está llevando al sistema de bienestar del país en la dirección opuesta. La nueva ley de "modelo de activación" exige que los solicitantes de empleo trabajen un mínimo de 18 horas durante tres meses: si no logra encontrar tal trabajo, pierde algunos de sus beneficios. Y el ministro de Economía, Petteri Orpo, ya tiene planes para un nuevo proyecto una vez que el experimento de renta básica concluya en diciembre de 2018.

"Cuando el experimento de la renta básica finalice este año, deberíamos lanzar una prueba de crédito universal", declara Orpo al diario finlandés Hufvudstadsbladet, refiriéndose a un sistema similar al actualmente en uso en el Reino Unido, que reúne una serie de beneficios diferentes y créditos fiscales. en una cuenta

Ningún resultado oficial del experimento de renta básica de Finlandia se publicará hasta 2019, después de que el experimento haya llegado a su fin.

Te puede interesar