Pasar al contenido principal

El FMI cree que lo más preocupante de la 'fiebre' por las criptomonedas es la deuda que puede generar

Goldman Sachs operará con bitcoins
Pixabay
  • El director de Comunicación del Fondo Monetario Internacional advierte sobre la deuda que se puede estar generando por el auge de las criptodivisas.

El director de Comunicación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Andreas Adriano, cree que el elemento más importante que habría que verificar respecto a la 'fiebre' por las criptomonedas es la deuda que los inversores pueden estar generando para hacerse con este tipo de activos.

Así lo ha señalado Adriano en un artículo incluido en el último número de la revista Finanzas & Desarrollo titulado Una breve historia de la criptoeuforia, en el que incluye citas del experto en especulaciones financieras John Kenneth Galbraith, economista que determinó una serie de medidas para identificar burbujas que puedan desencadenar shocks en la economía.

En este sentido, Adriano asegura que los criptoactivos presentan todos los elementos que los identifican como burbuja, excepto uno que todavía no está claro: la deuda. "Todas las crisis han involucrado un nivel de deuda que ha sobrepasado peligrosamente todas las escalas...", afirmaba Galbraith y el FMI recoge ahora en el texto.

"Un gran elemento aún no está claro: cuánta deuda está involucrada en esto (en referencia al furor por las monedas virtuales como el bitcoin)", asevera el miembro del FMI. Según apunta, la deuda es lo que impulsa la locura nacida del "optimismo y la ilusión egoísta".

"La gente pide dinero prestado para unirse a la fiesta, porque otras personas se están haciendo de oro", señala Adriano, subrayando al mismo tiempo que se desconoce totalmente la cantidad de dinero que los inversores están pidiendo prestado para comprar criptoactivos, debido a la naturaleza opaca y no regulada de este mercado, así como por su etapa inicial de desarrollo y su exposición aparentemente mínima a los principales bancos.

No obstante, Adriano insiste: "El apalancamiento está claramente involucrado". De hecho, algunas plataformas de intercambio permiten a los inversores pedir prestado tanto como 100 veces el saldo de sus cuentas. Asimismo, una encuesta realizada por LendEDU, un sitio web sobre educación financiera, constata que son cada vez más los inversores que están utilizando tarjetas de crédito en estas transacciones.

"Solo algunos se vuelven ridículamente ricos, otros lo pierden todo. Cualquiera que haya comprado bitcoins en los últimos dos meses de 2017, cuando el precio llegó casi a los 20.000 dólares, jugó como el tonto más grande", critica el director de Comunicaciones del organismo internacional con sede en Washington.

Volatilidad y riesgo de hurto

Al mismo tiempo, insiste en que la volatilidad no es el único riesgo, advirtiendo también de los casos de robo. Tal y como asegura, los piratas informáticos se han hecho con casi 1 millón de bitcoins desde 2011, —cuyo valor a principio de mayo ascendía a más de 9.000 millones de dólares— de varias plataformas de intercambio.

Por otro lado, Adriano admite que las burbujas también pueden ocurrir sin un "excesivo" apalancamiento, como, por ejemplo, el boom de las puntocom. Sin embargo, este perfil de baja deuda es el que muchos analistas consideran que hizo que éste shock que tuvo lugar a principios de la década de los 2000 fuera relativamente "corto y leve".

En suma, el FMI asevera que los episodios especulativos siempre terminan estallando. "Todas las burbujas terminan mal. El problema es que la sociedad no reconoce su locura o no aprende de ella", añade. "¿Puede salir algo bueno de esto?", se cuestiona Adriano.

"Sí, las grandes ideas suelen aparecen durante periodos de euforia financiera. Son episodios que dan lugar a invenciones que cambian la vida de las personas para siempre", reconoce Adriano, mientras añade que todavía es "demasiado pronto" para afirmar que los criptoactivos, aunque recogen todos los requisitos para ello, tendrán un impacto similar al de otras burbujas.

"El problema de los periodos de especulación financiera es que, si bien algunas burbujas crean algo que vale la pena, todas son destructivas: valor, riqueza y confianza en las instituciones. La humanidad ha descubierto cómo innovar sin euforia. Pero, como decía Galbraith, rara vez aprende de las lecciones de las burbujas financieras", concluye.

Te puede interesar