El FMI recorta las previsiones de crecimiento de la economía española para este año y mejora las del 2022: la inflación entra como principal foco de atención

Imagen de una fábrica de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania
Imagen de una fábrica de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania

Swen Pfoertner/Pool via REUTERS

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reducido las previsiones de crecimiento de España para 2021 en un 0,5% sobre su informe anterior hasta el 5,7% por el impacto de la variante delta y el impacto de la inflación en la economía.
  • Sin embargo, el organismo ha mejorado sus previsiones para la economía española en 2022 al prever que crecerá un 6,4%.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España crecerá menos de lo previsto inicialmente este año, pero mejorará en 2022. Esa es la nueva previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el crecimiento del PIB. 

La última actualización del organismo señala que prosigue la recuperación económica, aunque se ha debilitado por el impacto de la variante delta, mientras la inflación mantiene su repunte. El informe de octubre prevé un avance de la economía global del 5,9%, lo que supone una décima menos que en julio, y del 4,9% para el 2022, datos idénticos al último informe.

España cedería medio punto sobre las estimaciones iniciales, convirtiéndose en uno de los países con una mayor rebaja dentro de la Unión Europea, y terminaría 2021 con una subida del PIB del 5,7%. No obstante, pese a esta rebaja, todavía es una de las economías que más crece en su entorno, solo superada por Francia e Italia en términos positivos.

Sin embargo, con el radar activado de cara al 2022, el Fondo aumenta su previsión para España en un 0,6% y la fija en el 6,4%, muy por encima de la media europea, de Estados Unidos e incluso batiendo a China.

“El balance de riesgos se inclina hacia la parte baja del rango”, destaca el FMI en su informe. Por el contrario, matiza que el principal foco de preocupación es que pueda entrar otra variante más agresiva del coronavirus antes de que se produzca una vacunación generalizada de la población. 

 “Los esfuerzos multilaterales para acelerar el acceso global a la vacuna, proveer liquidez y alivio de la deuda para economías restringidas y mitigar y adaptarse al cambio climático continúa siendo esencial”, advierte. “Expandir la vacunación es la prioridad política principal”, ahonda el organismo.

La perspectiva revisada para este año se produce en medio de los problemas en la cadena de suministro en las economías avanzadas y un empeoramiento de la situación de la salud en los países emergentes.

"Esta modesta revisión de los titulares enmascara grandes rebajas de calificación para algunos países", asegura Gita Gopinath, economista jefe del FMI, en una publicación adjunta.

“Las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han ensombrecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia. La rebaja también refleja perspectivas más difíciles a corto plazo para esas economías avanzadas, en parte, debido a las interrupciones en el suministro”, alerta.

Estados Unidos es uno de los países que se encuentra en esa situación. El FMI ha recortado sus estimaciones de crecimiento para este año en 1 punto porcentual hasta el 6%. Las perspectivas también se redujeron para Alemania en medio punto porcentual y en Canadá 0,6 puntos porcentuales. 

No obstante, después de 2022, el FMI prevé un nivel de crecimiento global moderado del 3,3% a medio plazo.

La inflación puede mover la hoja de ruta de los bancos centrales

La inflación ha despegado sustancialmente en los últimos meses debido a las interrupciones de la cadena de suministro y al aumento de los precios de las materias primas, en particular el gas.

En Estados Unidos, los precios al consumidor subieron un 5,4% en julio respecto al año anterior, igualando el mayor salto desde agosto de 2008, antes de disminuir ligeramente en agosto de este año. Mientras tanto, en la zona euro, la inflación alcanzó su nivel máximo de los últimos 13 años en septiembre.

Este aumento de los precios ha incrementado la presión sobre los bancos centrales para que reduzcan sus programas de estímulo monetario más rápido de lo previsto.

“Los riesgos de inflación están sesgados al alza y podrían materializarse si los desajustes entre la oferta y la demanda inducidos por la pandemia continúan más de lo esperado”, advierte el Fondo en su informe.

Como resultado, el FMI advirtió que, “aunque los bancos centrales generalmente pueden mirar a través de las presiones inflacionarias transitorias y evitar ajustes hasta que haya más claridad sobre la dinámica de los precios subyacentes, deberían estar preparados para actuar rápidamente si la recuperación se fortalece más rápido de lo esperado o si se corre el riesgo de que las crecientes expectativas de inflación se vuelven tangibles”.

Otros artículos interesantes:

El coronavirus podría ser pronto fácil de tratar: pastillas, inhaladores y espráis nasales muestran ya resultados prometedores

Los autónomos con programas informáticos para manipular la contabilidad serán sancionados con 50.000 euros

El alza en el precio de la luz ya hace daño a la competitividad de las empresas españolas: los expertos anticipan que las pymes serán las grandes afectadas

Te recomendamos

Y además