Si tienes verdadero pánico al lunes podrías sufrir deuterofobia: estos son sus síntomas

Homer Simpson

Fotograma de Los Simpson

Para qué engañarnos: a nadie le gusta escuchar como la alarma anuncia el inicio de una nueva semana después de un domingo de descanso en familia, un fin de semana de vacaciones en la playa o un sábado de jolgorio bailando con los amigos. Sin embargo, algunas personas sufren de un pánico excesivo a los lunes. Este miedo tiene nombre y se llama deuterofobia.

Etimológicamente, deuterofobia proviene de deutera, que significa lunes en griego. “Se podría definir como un malestar por ir a trabajar los lunes, un sentimiento de pereza, de hastío ante el comienzo de la semana laboral”, apunta a Consumer Elena Daprá, psicóloga clínica y vocal de la Sección de Psicología del Trabajo, Organizaciones y Recursos Humanos del Colegio Oficial de Psicología de Madrid.

Más allá del miedo a las arañas o a volar: 6 de las fobias más extrañas que puede padecer una persona

Las personas con deuterofobia se encuentran realmente mal los domingos ante la inminente llegada del lunes, un día en el que se produce mucha más abstención laboral que el resto de la semana, un 35% según un informe de la consultora argentina Bayton. El mismo documento recalca que el lunes genera desgana y pereza en la población en 7 de cada 10 personas.

Hay que diferenciar entre el hecho de que el lunes no te guste con una verdadera fobia: la deuterofobia es el miedo patológico y enfermizo a los lunes. 

El primer día de la semana también suele ser, como curiosidad, el más estresante, en el que más calorías consumimos y en el que más infartos de miocardio se producen, tal y como confirma un estudio publicado en el American Heart Journal tras analizar a 156.000 pacientes de Suecia que sufrieron este problema de salud. 

Síntomas de la deuterofobia o fobia a los lunes

La ansiedad, las taquicardias o la sudoración son algunos de los síntomas más característicos de la fobia a los lunes.

Estos son los principales síntomas de la fobia a los lunes. Suelen surgir los domingos y su intensidad crece a medida que se aproxima la hora de acostarse, así como en el momento de levantarse el lunes por la mañana.

Los ataques de pánico o las taquicardias pertenecen a los casos más extremos de deuterofobia, que como cualquier otra fobia, requiere terapia y tratamiento profesional, así como bucear en las razones que motivan su aparición, como una carga de trabajo excesiva, mal ambiente laboral o demasiado estrés en el entorno de trabajo

  • Ansiedad
  • Taquicardias
  • Sudoración
  • Insomnio
  • Fatiga crónica
  • Estado de ánimo bajo
  • Problemas de concentración y rendimiento.
  • Pesadillas 
  • Dificultad para levantarse y realizar las tareas diarias
  • Sensación de dolor o vacío en el estómago
  • Mayor irritabilidad e impulsividad

Para combatir la deuterofobia los expertos recomiendan que programes actividades agradables y placenteras el lunes, buscando mantener a raya la ansiedad y que los síntomas del pánico al lunes se diluyan.

El próximo lunes que sientas pavor o percibas los efectos de esta desagradable fobia, prueba a realizar alguna actividad creativa, cocinar, hacer deporte, programar una pequeña excursión al aire libre, practicar horticultura o jardinería, escribir, dibujar, pasear por tu ciudad, ir al cine a disfrutar de una película o abrir un buen libro. 

Otros artículos interesantes:

Amaxofobia, cuando el miedo te impide conducir: causas que lo provocan y cómo superar este trastorno

Cómo saber si sufres querofobia, el miedo a ser feliz

Cómo 'hackear' tu sistema nervioso: 9 maneras de estimular el nervio vago para apagar la ansiedad y el estrés

Te recomendamos