Mouro Capital, el fondo de Banco Santander para invertir en fintech, se abre a otros sectores: movilidad, inmobiliario, logística y servicios a pymes

Manuel Silva, socio director de Mouro Capital.
Manuel Silva, socio director de Mouro Capital.

Mouro Capital

  • Mouro Capital nació en septiembre de 2020 tomando el testigo del fondo de capital emprendedor Santander Innoventures y ampliando su capital de inversión hasta 400 millones de euros. 
  • Su cartera de inversión cuenta con alrededor de 40 firmas, el fondo cada vez amplía más la visión desde las fintech hacia otros sectores como el inmobiliario o los servicios a pymes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Creditas ofrece créditos asequibles a los usuarios brasileños, Curve permite integrar diferentes tarjetas de pago en una misma app y Bonify dispone de servicios de asesoramiento financiero para los consumidores alemanes. Todas son fintech que buscan hacer facilitar al cliente el manejo de sus finanzas y todas están participadas por Mouro Capital, el fondo de capital emprendedor de Banco Santander

En septiembre de 2020, Santander impulsó su apuesta por la inversión en innovación al duplicar los fondos de Mouro Capital hasta 400 millones de euros, que en ese momento tomó el testigo de Santander Innoventures. Una apuesta por la innovación que ha ido creciendo desde su nacimiento. En 2014, el fondo emprendió su andadura con 100 millones de euros y aumentó la cifra a 200 millones dos años más tarde. 

Mouro Capital anunció su primera inversión al entrar en la proptech española Clickalia en noviembre de 2020. Esta plataforma fundada en 2017 tiene como objetivo la venta de vivienda de forma más ágil que una inmobiliaria tradicional gracias al uso del big data y a la tecnología mejorar y digitalizar procesos.

Precisamente en esta inversión se observa una tendencia de apertura de la cartera de startups atractivas para ser una inversión, ya no solamente son las fintech, sino que amplía sus horizontes a otros sectores como el inmobiliario o los servicios para pymes. Interesan las empresas emergentes financieras, aunque no solo ellas. 

"Nuestra narrativa de cartera se centra en tres temas: la infraestructura de servicios financieros, como por ejemplo core banking o APIs, donde se están produciendo los cambios más relevantes; los nuevos productos que se apalancan en estos cambios tecnológicos, principalmente para las pymes o el retail; y los servicios adyacentes que marcan nuevas pautas de consumo que afectan directa o indirectamente a cómo se consumen productos financieros", explica Manuel Silva, socio director de Mouro Capital. 

Este gráfico muestra cómo han caído las comisiones de la gran banca por el COVID: la pandemia golpea los ingresos de las entidades y ahora la duda es qué podrán hacer para recuperarse

“Dentro de estos servicios adyacentes hay varias actividades que tienen que ver con la identidad, la seguridad, el futuro del trabajo, la gestión del capital humano y su relación con la previsión financiera o, en el mundo pyme e industrial, la organización del espacio productivo”, añade Silva. “Este tipo de negocios tienen modelos de negocio potencialmente más anticíclicos y son un complemento a las otras áreas”, apunta. 

Si hace unos años las grandes inversiones estaban produciéndose en terrenos como los pagos, los préstamos o la automatización de algunos servicios, ahora cada vez más actividades entran en el radar de la innovación. 

A esto se suma que la pandemia ha cambiado hábitos de vida acostumbrando a la sociedad a realizar cada vez más actividades en remoto desde el teletrabajo hasta las gestiones administrativas pasando por las financieras. Por lo que aparecen nuevas empresas emergentes que captan la atención de los inversores. 

“Las fronteras tradicionales de la industria están desapareciendo”, señala Silva.

40 compañías en la cartera de inversiones 

En total, el fondo tiene alrededor de 40 compañías en cartera de una amplia variedad de sectores que van desde los pagos hasta los préstamos, servicios de asesoramiento financiero o funcionalidades digitales enfocadas para empresas. 

Además de las citadas anteriormente, tiene participación en empresas como Epesos enfocada a ofrecer anticipos a trabajadores mexicanos; DriveWealth una empresa que ofrece infraestructura de APIs para empresas de inversiones o Trulioo, con funcionalidades de identificación de clientes. Históricamente han realizado alrededor de unas 7-10 inversiones al año. 

Una diversidad de sectores con los que esperan un objetivo de retorno financiero de tres o cuatro veces la inversión como mínimo y una tasa de retorno objetivo de entre el 20%-50% en función del grado de desarrollo. 

Su antecesor, Innoventures, fue uno de los primeros inversores en empresas que se han convertido en unicornios, como se conoce a las startups valoradas en más de 1.000 millones de dólares, entre las que se encuentran nombres como Ripple, Tradeshift y Upgrade. 

Además, logró algunas ventas importantes como la iZettle a PayPal en 2018 por 2.000 millones de dólares, o la de Kabbage en el verano de 2020. 

Otros artículos interesantes:

La banca se suma al sandbox: al menos 5 de los 67 proyectos presentados en la primera convocatoria son de grandes bancos españoles

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

Este gráfico muestra cómo han caído las comisiones de la gran banca por el COVID: la pandemia golpea los ingresos de las entidades y ahora la duda es qué podrán hacer para recuperarse