Que el fondo Next Tech sea solo un primer paso: España propone en Europa crear un "fondo de fondos" transnacional para impulsar más unicornios europeos

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e IA.
Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e IA.

Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital

  • España ha planteado en Europa la creación de un "fondo de fondos" para ayudar en la cofinanciación y despliegue de scale ups y unicornios.
  • La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial reivindica los fines y posibilidades que abre el nuevo fondo Next Tech en una entrevista con Business Insider España.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Fondo Next Tech se presentó hace unos días como una iniciativa que espera movilizar hasta 4.000 millones de euros entre recursos públicos y privados (con una participación del Estado de hasta el 49%) en un periodo inicial de 4 años. El objetivo: proyectar e impulsar las scale ups españolas, es decir, empresas que ya han recaudado más de un millón de dólares, cuyo modelo funciona y que aspiran a escalarlo.

La iniciativa parte de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Pero, según las palabras de la secretaria de Estado Carme Artigas, el Next Tech podría ser sólo un primer paso.

El Gobierno lanza el Fondo Next Tech, que movilizará hasta 4.000 millones de euros para impulsar proyectos digitales de alto impacto

"Estamos liderando a nivel europeo que los fondos nacionales como el Next Tech se junten para crear un fondo de fondos europeos transnacional", destaca Artigas en una entrevista con Business Insider España. Artigas ya habría trasladado esta propuesta en una de las últimas reuniones del Consejo de la Unión Europea.

Un problema europeo

La idea es que las empresas españolas no solo accedan a los fondos del Next Tech, sino que también puedan ir a Europa a buscar cofinanciación. "Es el camino a seguir", defiende Artigas. "Las nuevas empresas españolas, si no encuentran financiación en Europa, se tienen que malvender o salir fuera a buscar dinero. Ni crecen ni crean puestos de trabajo en España".

"Ese es un problema que ocurre en general a nivel europeo que en España queríamos atajar", incide. "La razón de Next Tech es levantar 4.000 millones de euros en inversión. Pero no para cualquier tipo de compañía: solo para aquellas que lo requieran. El beneficio es que el talento se creará aquí, la parte intelectual se quedará aquí, las patentes se quedarán aquí y podrán generarse unicornios [empresas con una valoración de más de 1.000 millones de dólares]".

Ya en el acto de presentación de Next Tech, la propia Artigas esbozó que el 60% del capital riesgo que se invierte en empresas españolas llega en fases semilla. "El problema es cuando las empresas crecen. En el ámbito tecnológico, las empresas necesitan grandes inyecciones de capital para ser competitivas a nivel europeo. Y deben acceder a otras fases de inversión a partir de Series B para competir".

La inversión del capital riesgo se duplica en España porque el ecosistema crece y las startups cierran rondas más grandes: así ha evolucionado la primera mitad de 2021, según Ascri

La capacidad de inversión de Next Tech será una de las mayores de los fondos nacionales europeos. Solo está por detrás del fondo alemán en volumen. "La dotación es el doble que la del fondo de Francia, a pesar de que contemos con un ecosistema de emprendimiento digital más reducido". La idea es que, para que una startup española pueda convertirse en unicornio, no tenga que marcharse del país.

Empresas del XXI con balances del XIX

Aunque Artigas matiza algo sobre el concepto de unicornio: "Estamos en un momento en el que la valoración de las empresas no responde tampoco a criterios necesariamente técnicos u objetivos. Estamos en una coyuntura donde estamos intentando crear empresas del siglo XXI con balances del siglo XIX: el balance de las empresas no captura el valor real de su talento o de su innovación".

Por eso, "los mecanismos tradicionales de valoración económica de las empresas" no reflejan "la realidad" de los modelos de negocio "más disruptivos". "El mercado trata de compensar eso y, al final, se sobrevaloran las expectativas de crecimiento de compañías que solo tienen un modelo de negocio estable", detalla la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Pero eso no ocurre en España. En realidad, ocurre algo diametralmente opuesto. "Esto es lo que no puede pasar. En todo el mundo está ocurriendo eso y en España no. En España, las empresas reciben valoraciones inferiores a las compañías de Israel o de Reino Unido, siendo las españolas exactamente iguales o incluso mejores", denuncia.

"¿Por qué? Porque no hay acceso a capital y, por lo tanto, hay menos oferta. Queremos cambiar esa dinámica. Que no haya un problema de acceso al capital en España y las empresas españolas puedan mejorar sus valoraciones y sus reconocimientos a nivel internacional, y podamos crear grandes empresas". Pero, advierte: "No con un fin especulativo. Con un fin de crear empleo y trabajo de calidad y un ecosistema alrededor".

"El talento llama al talento", recuerda Artigas. "Cuando se juntan empresas, emprendedores y buenos profesionales, se genera un hub. España está demostrando que es un gran país capaz de atraer talento internacional".

Mirando al vecino Portugal

En el acto de presentación del Next Tech también participó el homólogo de Carme Artigas en Portugal, el secretario de Estado para la Transición Digital luso André de Aragão. Por eso, en la conversación que este medio mantuvo con la propia Artigas, se planteó si en el país vecino las cosas se habían hecho mejor o se habían hecho antes.

"Se han hecho las cosas distintas", zanja. "Está atrayendo empresas gracias a una especie de incentivos fiscales muy agresivos para personas y ciudadanos extranjeros. Ha jugado la carta fiscal, por decirlo así. Había condiciones para startups en Portugal que [con el nuevo anteproyecto de Ley de Startups] en España hemos igualado o incluso superado".

El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de la Ley de Startups: reduce impuestos, eleva las exenciones tributarias a las 'stock options' y crea un régimen tributario especial para "nómadas digitales"

"España no quiere jugar la carta de ser un paraíso fiscal. (...). Estamos haciendo iniciativas transnacionales, defendiendo la potencia del sur de Europa y del polo ibérico. Y España tiene valores añadidos: talento, universidades potentes, que no es solo Madrid o Barcelona...".

"Durante la pandemia se decía que mucha gente vino a teletrabajar porque España invirtió mucho en las grandes redes de telecomunicaciones de banda ancha, que son las mejores de Europa. Eso genera una tracción. Hasta ahora podía venir un nómada digital e instalarse en España 3 meses con su familia".

Ahora, con la nueva Ley de Startups, podrán trasladarse él, su familia e incluso su empresa: "Trasladará esas redes de relaciones, de accesos a la inversión y de talento, que también disfrutarán los emprendedores españoles".

"Estamos convencidos de que le vamos a cambiar la cara a este país en 2 o 3 años", enfatiza.

Otros artículos interesantes:

España ya tiene su primer Chief Data Officer de la historia: se llama Alberto Palomo, acaba de regresar de EEUU y estos son sus desafíos más inmediatos

8 empresas que el nuevo CEO de Amazon Web Services podría comprar para desafiar el dominio de Microsoft en torno a la productividad empresarial

La compañía suiza ABB compra la empresa de robótica española ASTI para consolidar su posición en el sector de la automatización

Te recomendamos

Y además