"Antes se buscaba crecimiento a cualquier precio, ahora se busca eficiencia": los requisitos de los grandes fondos de inversión están cambiando, según el cofundador de Factorial

Bernat Farrero, cofundador Factorial RH y uno de los fundadores y director general de Itnig.
Bernat Farrero, cofundador Factorial RH y uno de los fundadores y director general de Itnig.

Itnig

Las cifras de inversión en startups españolas en 2021 dejaron un muy buen sabor de boca. Las empresas emergentes del país cerraron un año récord en la inversión de capital riesgo y captaron en rondas casi 4 veces más que en 2020

"Podemos esperar años muy buenos, siempre que encontremos operaciones, y nada nos dice que no sigamos encontrándolas", aseguraba a Business Insider España el presidente de la Asociación de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri) Aquilino Peña.

Ni las emergentes, ni el resto del ecosistema empresarial español esperaba ver en serio peligro la recuperación del ciclo económico. En el primer trimestre del año, España pasó de liderar esta tendencia positiva entre las economías del euro a ser la más ralentizada en 2022.

A pesar de los datos, en una entrevista con Business Insider España, Bernat Farrero, cofundador de Factorial y fundador y director general de Itnig, un fondo de inversión de startups, asegura que la situación económica actual no va a afectar a España de forma diferente que al resto del mundo. Pero el problema está en que, para ese resto del mundo, "ha sido un jarro de agua fría".

"Vivíamos muy bien, vivíamos superbién. Teníamos unos múltiplos muy altos, con capacidad de conseguir financiación —sobre todo si tenías buenas métricas, apunta—. Y esto ha empeorado, pero es un tema más de precio que de acceso a capital", explica Farrero. 

Los fondos más afectados son los experimentales y los nuevos fondos de inversión, porque les cuesta más captar este capital. Mientras los grandes fondos se vuelven más estrictos con sus criterios, tanto en lo que a los mercados se refiere como con los datos que las startups ofrecen. 

"Los conceptos de métricas sí que han variado un poco. Antes se buscaba más crecimiento a cualquier precio y ahora se busca más la eficiencia", explicita.

Aun así, la premisa de Peña se sostiene en 2022, según Farrero.

¿Ha perdido sentido el término unicornio? Por qué se cuestiona la meta soñada de todas las startups en plena ola de caída en las valoraciones

Ilustración de Centauros vs unicornios

"Si hay un buen proyecto en España, no creo que le afecte de ninguna manera. Siempre hemos entendido el mundo de la financiación, especialmente después de la primerísima fase, como un mundo global", defiende. Factorial es un claro ejemplo de ello

La startup de recursos humanos levantó 15 millones de euros de un fondo de capital riesgo de Silicon Valley, CRV, que también está detrás de Twitter y Dropbox, en medio de la pandemia. En 2021 levantó 70 millones de euros en la mayor serie B cerrada hasta ahora en España, liderada por Tiger Global. Y está ya junto a Typeform, Lingokids y Red Points en el grupo de los futuros unicornios españoles.

¿Se convertirá Factorial en un unicornio?

La valoración de los 1.000 millones de dólares (944 millones de euros), con la que las startups se convierten en unicornios, está empezando a ser cuestionada para reflejar el éxito de las empresas emergentes. En el mundo hay ahora mismo 1.142 compañías representadas por el animal mitológico, 600 que surgieron sólo en el último año. En España, hasta se ha duplicado en 2021.

Los expertos que han hablado con Business Insider España señalan la caída de las valoraciones, la cantidad de unicornios —cuando supuestamente son animales mitológicos difíciles de encontrar— y el significado de alcanzar tal cifra de valoración. 

"El llegar a ser unicornio es una foto, no una película", añade Farrero. "Depende de cómo te esté valorando el mercado sólo en ese momento en el que sales a testearlo".

Factorial, como empresa privada, aún no tiene oficialmente este "certificado". Pero Farrero asegura que ya muchos fondos querían invertir en Factorial como unicornio el año pasado. 

"Ya podríamos haber sido unicornio. Sin embargo, en aquel momento no queríamos más financiación y tampoco sabíamos que iba a caer la financiación en el mundo", cuenta. 

La meta de la startup nunca ha sido llegar a ser considerada un unicornio. Sus métricas más importantes son los clientes a los que son capaces de ayudar —que son ya más de 60.000 compañías— y su facturación recurrente anual —la principal métrica para los negocios de suscripción—. Dicha cifra ronda los 10 millones de euros para Factorial, pero podría triplicarse en 2022.

"Nuestro objetivo este año es multiplicar por 3. Y seguimos aferrándonos a ese objetivo", asegura el cofundador de la emergente que ya tiene más de 700 empleados y presencia en 9 mercados.

Otros artículos interesantes:

11 altos cargos explican por qué dejaron TikTok, YouTube y otras redes sociales para trabajar en startups

El ecosistema emprendedor español batió récords el año pasado: 11 startups a las que deberías mandar el currículum y coger el teléfono si te llaman con una oferta

Este emprendedor fundó su primera empresa en la universidad: desde entonces, ha puesto en marcha 12 startups y ha convencido a Silicon Valley

Te recomendamos