Pasar al contenido principal

El BCE alerta de que los fondos de pensiones están asumiendo más riesgos por los tipos negativos y esto podría afectar a la economía si hay "una corrección abrupta" de los precios

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE.
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE. Reuters
  • La política monetaria del Banco Central Europeo de unos tipos negativos para tratar de que el dinero fluya en la economía está teniendo importantes consecuencias más allá de su objetivo principal. 
  • El Banco Central Europeo alerta de que los tipos de interés negativos hacen que aumente el riesgo que están tomando grandes inversores como los fondos de pensiones o las aseguradoras.
  • "Si bien el entorno de bajos tipos de interés sustenta la economía en general, también observamos un aumento de los riesgos asumidos que, a medio plazo, podría deparar retos para la estabilidad financiera", señaló Luis de Guindos, vicepresidente del BCE en este aspecto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los tipos de interés negativos están cambiando las reglas del juego en el mundo de las finanzas. La lógica de cobrar por pedir prestado dinero se está rompiendo y ya hay países o grandes compañías que se financian en los mercados por debajo del 0%, es decir, que los inversores están pagándoles por quedarse con su deuda. 

En este contexto, el Banco Central Europeo ha alertado de que esta situación hace que aumente el riesgo que están tomando grandes inversores como los fondos de pensiones o las aseguradoras.

"Las entidades no bancarias, como los fondos de inversión, las empresas de seguros y los fondos de pensiones, que desempeñan una función cada vez más importante en la financiación de la economía real, han continuado asumiendo más riesgos y han aumentado su exposición a segmentos de mayor riesgo de los sectores de empresas y soberano", señala en una nota el organismo

El problema podría llegar si se produce "una corrección abrupta de los precios de los activos financieros", señala el BCE. De esta manera, prosigue el texto, el aumento del riesgo de crédito y de liquidez en algunas partes del sector financiero no bancario de la zona euro, junto con un nivel de apalancamiento más elevado en los fondos de inversión, puede llevar a que las entidades no bancarias reaccionen de tal forma que se propaguen las tensiones al conjunto del sistema financiero. 

Leer más: Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

El BCE considera que también persisten focos de vulnerabilidad en el sector de sociedades no financieras y en algunos mercados inmobiliarios. "Los reducidos costes de financiación parecen estar fomentando que las empresas de mayor riesgo soliciten más préstamos", señala.  

Mientras que apunta que al mismo tiempo, los mercados inmobiliarios de algunos países de la zona del euro han seguido registrando precios al alza. Las autoridades utilizan, y deberían seguir utilizando, destaca el BCE, medidas macroprudenciales específicas, donde sea posible, para abordar los riesgos asociados a la estabilidad financiera. 

"Si bien el entorno de bajos tipos de interés sustenta la economía en general, también observamos un aumento de los riesgos asumidos que, a medio plazo, podría deparar retos para la estabilidad financiera", señaló Luis de Guindos, vicepresidente del BCE en este aspecto. 

Y además