Pasar al contenido principal

Ford crea una división de coches autónomos para luchar contra Tesla, Uber y Waymo

Ford unidad de coches autónomos.
Ford.
  • Siguiendo los pasos de GM con Cruise, Tesla, Uber o Waymo, Ford acaba de anunciar que crea una división de coches autónomos. 
  • La mitad de la estructura de Ford Automomous Vehicles Inc. se dedicará a explorar las vías de monetización de la movilidad autónoma. 
  • Ford es uno de los fabricantes que más ha avanzado en esta tecnología y ahora quiere "capitalizar todas las oportunidades de negocio en este nuevo mercado".

Ford Automomous Vehicles Inc. es la nueva división de coches autónomos con la que el histórico fabricante de Detroit quiere luchar contra Tesla, Uber y Waymo. Y, de paso, quizá seguir los pasos de General Motors, que adquirió Cruise en 2016 como una unidad separada de su compañía. Entonces, la inversión realizada fue de 1.000 millones de dólares, y aunque al poco tiempo el valor de la compañía ascendía a 11 veces más, hace unos días que se calculó de nuevo en 43.000 millones de dólares

Pero el objetivo principal de Ford al crear su unidad de vehículos autónomos no es la revalorización bursátil, ni siquiera probablemente tampoco atraer inversión para seguir con sus avanzados proyectos en este campo, sino desarrollar el negocio de la movilidad autónoma más rápidamente. Es decir, monetizar el coche autónomo por todas las vías posibles. 

"Ford ha progresado enormemente en la cadena de valor de la movilidad autónoma, desde el desarrollo de la tecnología hasta el modelo de negocio y la experiencia del usuario. Ahora es el momento de consolidar nuestra plataforma con un equipo para posicionar mejor al negocio para las oportunidades que tenemos por delante", ha asegurado Jim Hackett, presidente y CEO de Ford Motor Company. 

Así, Ford Autonomous Vehicles (LLC) incluirá la integración de los sistemas de Ford, la investigación en esta movilidad autónoma y la ingeniería avanzada de vehículos, así como el desarrollo de redes de transporte como servicio, la experiencia del usuario, la estrategia comercial y el negocio. Eso sí, LLC está estructurada para recibir inversiones de terceros y tendrá su sede principal en el campus Corktown de Ford, en Detroit.  

Leer más El CEO de Ford revela los planes para transformar su compañía tras 115 años de historia

Ford Autonomous Vehicles espera invertir 4.000 millones de dólares hasta 2023 y estará dirigida por Sherif Marakby, vicepresidente de la hasta ahora unidad de coche autónomo y electrificación de vehículos. Todos estos movimientos dan cuenta de la profunda transformación del único de los fabricantes históricos de EEUU que siguió en manos de sus propietarios originales tras la crisis de 2008.

Ford unidad de coches autónomos.
Así queda estructurada la unidad de vehículos autónomos de Ford. Ford.

Ford no tuvo que ser rescatada, pero también salió del trance para iniciar un camino transformador y ahora, su nueva división de coche autónomo se encargará también de cómo integrar la experiencia de propiedad de los coches eléctricos con la autonomovilidad. Y es que en Ford siguen viendo el asunto de cargar los coches a pilas como lo más problemático en estos y quieren facilitar la experiencia aplicando la tecnología autónoma. 

No lo dicen abiertamente, pero en Ford quieren parecerse a Tesla, que no tiene que manejar un stock de pesadilla como les sucede a los grandes fabricantes. También en lo que se refiere a producto, ya que como sucede con los coches de Elon Musk, Ford trabaja en que sus coches eléctricos puedan recibir actualizaciones gratuitas de forma remota para mejorar la experiencia de usuario de sus propietarios. 

Leer más Así funciona la primera máquina expendedora de coches creada por Ford y Alibaba

Para ello, en la misma nota en la que Ford anunciaba la creación de su unidad de coches autónomos, también ha comunicado una profunda reorganización interna en su división de Operaciones Globales dirigida por el Vicepresidente Ejecutivo Joe Hinrichs para incluir la Tecnología de la Información así como el sistema global de pedido hasta la entrega. "El objetivo es integrar los equipos, tecnologías y procesos de ambos sistemas de producción de Ford", afirman. 

Esta realineación deberá ayudar a la compañía a acelerar la integración y la aplicación de la tecnología en todo su sistema industrial para agilizar su capacidad de fabricación, los plazos de entrega de los vehículos, reducir los inventarios y mejorar la eficiencia del capital.



"La evolución de la potencia informática han ayudado a ofrecer excelentes productos a los clientes, desde automóviles hasta tabletas. Ahora podemos aprovechar esta tecnología para desbloquear un nuevo mundo de personalización en el vehículo, ajustar la cadena de suministro y adelgazar nuestro stock para rivalizar con cualquier modelo industrial en el mundo", ha afirmado Jim Hackett, presidente y CEO de Ford Motor Company.

Para ello, como ya han hecho otros grandes fabricantes como Volkswagen o el Grupo PSA, Ford está desarrollando cinco plataformas flexibles sobre las que asentar todos sus modelos. La intención, además de ahorrar hasta 7.000 millones al año gracias a las economías de escala, es acortar el plazo de desarrollo de sus futuros productos hasta en un 20% con el objetivo final de ser dentro de cinco años el fabricante que lleve nuevos vehículos a la calle de forma más rápida. 

Seguramente, si Henry Ford siguiera en este mundo, le diría a su biznieto, William Clay Ford, que la transformación que está llevando a cabo en su compañía es el paso natural, justo 100 años después de que él mismo introdujera la línea de montaje en sus fábricas de coches. 

Te puede interesar