5 formas de preparar tus finanzas personales antes de pedir un préstamo

Tipos de préstamos para autónomos
Getty Images

Recurrir a la financiación es un hábito bastante extendido dentro de los ahorradores de todo el mundo. 

Casi todo el mundo, con el fin de no descapitalizarse o porque no tiene los recursos adecuados, termina pidiendo alguna vez en su vida algún préstamo: ya sea para financiar la compra de su vivienda, de su vehículo o de algún viaje. Solicitar capital al banco se ha convertido en un proceso muy común. 

Pero antes de tomar la decisión de pedir un crédito tienes es recomendable fijarse en algunos puntos. No debería ser una decisión tomada a la ligera, sino más bien una oportunidad para planificarse correctamente y que tus finanzas no se vean comprometidas en ningún momento. 

Por eso, antes de que envíes la solicitud para que te concedan un préstamo, es recomendable seguir una serie de pasos que hagan que tu presupuesto quede enteramente protegido con el paso del tiempo. Si has hecho los trabajos preliminares, no tendrás problemas cuando avance el calendario.

De ahí a que sea una muy buena opción tomar medidas unos meses antes de enviar una solicitud de un crédito para asegurarse de que las entidades encuentren tus finanzas limpias y ordenadas que demuestren que eres una apuesta segura en la que invertir

A continuación, puedes ver 5 pasos simples que seguir para poner en orden tus finanzas y aliviar el estrés una vez que los prestamistas comiencen a revisar tus cuentas en busca de un posible préstamo.

Reduce tu ratio sobre deuda

Deuda.
SARINYAPINNGAM

Getty Images

Esto es algo bastante importante. La ratio sobre deuda es una variable es un número que representa el nivel de endeudamiento que tienes en la actualidad sobre los ingresos que percibes. Con ella, se puede calcular perfectamente la financiación adicional que se te puede ofrecer. 

En este sentido, las entidades financieras no suelen conceder préstamos con una ratio sobre deuda superior al 30%. Es decir, que tus deudas supongan ese porcentaje sobre los ingresos disponibles. Por lo general, el crédito total que tienes disponible es tan importante como la cantidad total de ese préstamo que quieres pedir.

Supongamos que tienes 10.000 euros en crédito total disponible y actualmente debes 5.000 euros a tu banco, eso se traduce en que, como mucho, la entidad bancaria te ofrecerá 5.000 euros más como mucho. Esto es importante antes de sumar una mayor financiación. 

Verifica tu informe crediticio

Deudas con la tarjeta de crédito
GettyImages

Otro de los consejos que puedes seguir antes de pedir un préstamo es conocer de primera mano tu informe crediticio. Ponte en la situación de que hayas impagado algún recibo importante por no enviarlo a la dirección correcta. Esa deuda se impaga y se incurre en intereses de demora que pueden dificultar la aprobación de una nueva financiación.

Realizar una revisión pormenorizada de tus finanzas personales es clave. Así sabrás si estás al corriente de todos los pagos, tanto grandes como pequeños. Así, si encuentras que alguna factura está impagada no te debes asustar. Amortiza ese pago lo antes posible para luego tomar las decisiones

Presta atención a los extractos bancarios 

Cómo evitar endeudarse.

Getty Images

Una de las recomendaciones esenciales se basa en prestar atención de todos los extractos bancarios. Los saldos negativos de las cuentas bancarias y los fondos insuficientes son una lucha muy real para algunas personas, especialmente para aquellas que se han iniciado hace poco en la cultura del ahorro.

Antes de que solicites un préstamo se aconseja que hagas una revisión bastante exhaustiva sobre tus extractos bancarios mensuales. Si entras en números rojos en algún mes, quizá sea interesantes que te des un tiempo de 3 a 4 meses antes de tomar la decisión de pedir un crédito. Establece alertas y márcate límites. Te ayudará a tener una mejor salud financiera en el largo plazo.

Ahorra previamente lo que puedas

Cuánto dinero debes ahorrar cada mes si cobras 30.000 euros

GettyImages

A las entidades financieras siempre les gusta que el cliente cuente con un colchón importante. Por eso, un ahorro previo puede ser muy útil antes de pedir un préstamo: a mayor capital, tendrás probabilidades más amplias de que la financiación llegue a buen puerto

Asimismo, te permite anticipar el futuro de tus cuentas, lo que te ayudará a convencer a las entidades de que eres un usuario estable.

Separa tus finanzas personales

Consejos para ahorrar dinero.
Getty Images.

Es fácil que mezcles tu presupuesto y que incurras en un descontrol financiero. Por eso es necesario que hagas una planificación para que distingas entre los gastos de ocio y los que no lo son. Te ayudará para tomar decisiones en términos económicos y es vital a la hora de pedir un préstamo personal. 

Mantén tus finanzas personales seguras al tener un muro de contención importante. Tendrás un mayor control sobre el dinero que puedes destinar a aspectos fundamentales. 

Las finanzas separadas pueden proporcionar una imagen clara del estado personal y te sirven para que te asegures de que tu crédito se esté construyendo en los lugares correctos.

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero cuesta cambiar las ventanas de tu vivienda: el presupuesto que debes tener en cuenta

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero cuesta quitar el gotelé de tu casa: todos los precios que debes tener en cuenta

LEER TAMBIÉN: Los bancos y cuentas que ofrecen transferencias bancarias sin comisiones

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”