La foto de una mujer ucraniana muerta y sus hijos conmocionó al mundo: su historia ha convertido la tragedia en algo dolorosamente personal para muchos trabajadores del sector tecnológico

Tatiana Perebeinis, jefa de contabilidad de la empresa de posicionamiento web SE Ranking, fue asesinada por los bombardeos rusos en Ucrania.
Tatiana Perebeinis, jefa de contabilidad de la empresa de posicionamiento web SE Ranking, fue asesinada por los bombardeos rusos en Ucrania.

SE Ranking; Vitalii Matokha/Shutterstock; Rachel Mendelson/Business Insider

En cuanto Ksenia Khirvonina vio la foto, reconoció la chaqueta de su amiga. 

Pocos días antes, mientras Khirvonina y sus compañeros de trabajo de la empresa dedicada al mundo de internet se reunían en las montañas para un retiro corporativo, su colega Tatiana Perebeinis había llevado la misma chaqueta rosa claro. 

Ahora, Perebeinis, de 43 años, y sus dos hijos estaban muertos, asesinados por los bombardeos rusos cuando intentaban escapar a un lugar seguro. The New York Times publicó la fotografía de sus muertes.

Los morteros rusos alcanzaron una ruta de evacuación de civiles ucranianos, matando a Perebeinis, a su hijo Mykyta, de 18 años, y a su hija Alisa, de 9 años, e hiriendo mortalmente a Anatoly Berezhnyi, un voluntario que les estaba ayudando a huir. La familia llevaba días refugiada en el sótano de su edificio de apartamentos e intentaba escapar mientras los soldados rusos bombardeaban repetidamente su barrio. Nunca lo consiguieron. 

La imagen de la familia, abatida en medio de la calle con su equipaje esparcido a su alrededor, se convirtió instantáneamente en un símbolo del horror que está teniendo lugar en Ucrania. Al menos 691 civiles ucranianos han muerto hasta el 15 de marzo, según Naciones Unidas, pero The New York Times estimó el jueves que la cifra podría ser mucho mayor, posiblemente miles. El viernes, en la ciudad occidental de Leópolis, se colocaron 109 cochecitos y sillas de coche para niños vacías frente al ayuntamiento para recordar a los niños que han muerto en el conflicto.

A medida que se han ido conociendo detalles de la vida de Perebeinis y de su trabajo en una empresa tecnológica, la tragedia ha tocado un nervio visceral en muchas personas, añadiendo un tinte a la vez cercano e inquietante a la sombría fotografía. La mujer que yacía junto a la acera no era una víctima anónima en un país lejano y desgarrado por la guerra; trabajaba en una startup que se parece mucho a las empresas tecnológicas existentes en todo el mundo, con las mismas reuniones de trabajo, rutinas de oficina y retiros corporativos que conocen todos los empleados de startups.

"Se merece mucho más que ser conocida como el cadáver en la calle, muerto por los morteros de Putin", escribió en un tuit Brian Ries, empleado de Twitter. Otros en las redes sociales lamentaron la pérdida de una "compañera tecnológica", que pertenecía a una empresa cuyas herramientas de marketing digital "utilizamos todos los días".

Cadáveres en las calles, cada vez menos comida en los supermercados y ninguna manera de escapar: un ucraniano describe cómo es la vida en Jersón, ocupada por Rusia

Perebeinis era la jefa de contabilidad de SE Ranking, una startup fundada hace 9 años cuyas herramientas de optimización de motores de búsqueda ayudan a los sitios web a gestionar su presencia y clasificación dentro de los resultados de búsqueda online. Durante los últimos seis años, Perebeinis había trabajado en su oficina de Kiev, cautivando a sus colegas con su espíritu aventurero, su sentido del humor y las novedades sobre los últimos logros de sus hijos. 

Su historia a lo largo de estos años ilustra al mismo tiempo el caos y la incertidumbre que han sacudido a Ucrania desde la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014, y hasta qué punto las fuerzas de la globalización del comercio por internet pueden proporcionar un manto de normalidad incluso en medio de los tiempos más turbulentos.

Alex Iskold, un inversor de capital riesgo de origen ucraniano en Nueva York, cuenta a Business Insider que su bandeja de entrada está llena de mensajes de emprendedores ucranianos y de inversores de capital riesgo vinculados al país. La comunidad tecnológica de Estados Unidos y Europa ha respondido a la invasión con "una muestra de unidad y solidaridad sin precedentes".

Aunque no conocía a Perebeinis, Iskold califica su muerte de "extremadamente gráfica, insensata y dolorosa".

"Hay momentos en esta guerra que hacen que las cosas sean aún más duras y este ha sido uno de ellos", afirma sobre la muerte de Perebeinis y su familia.

Una "hermana mayor" que ya había huido de los combates 

Perebeinis, segunda por la derecha, y sus compañeros de SE Ranking en un retiro de la empresa el mes pasado en Georgia.

Para los que trabajaban con Perebeinis, la repentina muerte de la joven fue un duro golpe.

"Tania era una nueva amiga y compañera con la que trabajaba habitualmente hasta el pasado viernes", explica Scott Irwin, cofundador de la firma financiera Camber Partners, con sede en San Francisco, en un post de Linkedin. "Esto ha sido desgarrador, pero también malvado e injusto".

La firma de Irwin invirtió en SE Ranking a finales del año pasado. Camber Partners no ha revelado la cantidad que invirtió, e Irwin no ha respondido a la consulta de Business Insider, aunque declaró a TechCrunch en diciembre que la inversión habitual de Camber es de entre 10 y 25 millones de dólares.

La inversión de Camber Partners parece haber sido el vínculo directo más importante de SE Ranking con Silicon Valley. 

Aunque Perebeinis ha sido descrito en algunos medios de comunicación como empleada de una empresa tecnológica de Palo Alto (California, Estados Unidos) las operaciones de SE Ranking se desarrollan principalmente en Europa del Este, con casi todos sus aproximadamente 100 empleados afincados en Kiev o Minsk (Bielorrusia), según sus perfiles de LinkedIn. 

SE Ranking tiene una dirección en Palo Alto en su página web, así como una sede en Londres, pero la dirección londinense es más bien una referencia para el envío de correspondencia y en el edificio de oficinas de Palo Alto no aparece el nombre de SE Ranking en su directorio. 

Khirvonina, jefa de relaciones públicas de SE Ranking, afirma que la empresa tiene inversores y socios radicados en Estados Unidos, pero dice que no puede revelar sus nombres.

Dentro de una cripta subterránea convertida en un refugio antibombas ucraniano

Poco después de unirse a SE Ranking en 2016, Perebeinis ascendió en el escalafón hasta llegar a supervisar todas las finanzas de la empresa, tanto en Ucrania como a nivel internacional, asumiendo efectivamente el papel de directora financiera.

Ella y su marido, Sergei, se habían trasladado a Kiev en 2014 tras huir del levantamiento de los separatistas rusos en Donetsk, una ciudad del este de Ucrania. En 2018, compraron un apartamento en Irpin, una comunidad a las afueras de Kiev -esperaban que el apartamento fuera como "una fortaleza, su hogar durante muchos años", afirma Khirvonina. 

Khirvonina describe a Perebeinis como una persona brillante, siempre sonriente, casi siempre de buen humor y siempre dispuesta a ayudar a sus compañeros, incluso con sus finanzas personales: recientemente, Perebeinis ayudó a Khirvonina a renovar su tarjeta de crédito, explicándole cómo llamar a su banco y cómo rellenar el papeleo.

"Era una hermana mayor para muchas de nosotras", cuenta Khirvonina. 

Cuando el hijo de Perebeinis, Mykyta, presentó su solicitud de admisión a la universidad, toda la oficina se involucró en el proceso, ofreciéndole consejos sobre sus exámenes y la universidad a la que debía asistir. 

Una hoja de cálculo con planes de evacuación

En el período previo a la invasión rusa de Ucrania en febrero, muchos de los empleados de SE Ranking en Europa huyeron a otros países, como Polonia y los Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo, Perebeinis había retrasado su salida y seguía en Irpin cuando los tanques rusos avanzaban por las calles, según Khirvonina, que ha hablado con Business Insider desde Dubái. Perebeinis se había quedado porque estaba preocupada por su madre, que, según The New York Times, padece la enfermedad de Alzheimer, y porque no quería dejar a su hijo, que a los 18 años debía quedarse en Ucrania ante la posibilidad de ser reclutado por el ejército.

Anastasia Avetysian, otra empleada de SE Ranking, explicó al New York Times que Perebeinis había sido decisiva en la distribución de fondos de emergencia a los empleados para ayudarles a escapar, y que su sentido del humor estaba intacto incluso mientras se escondía en el sótano de su edificio.

"Era optimista y bromeaba durante nuestra reunión colectiva con que la empresa tendría que hacer una operación especial para sacarles de allí, como en 'Salvar al soldado Ryan'", contó Avetysian al citado diario.

SE Ranking llevaba un registro de la ubicación de los empleados y de los planes de evacuación en una hoja de cálculo y sabía que Perebeinis y sus hijos esperaban, finalmente, huir el 6 de marzo. 

Ese día, un domingo, Khirvonina estaba supervisando un canal de empleados en la aplicación de mensajería Telegram cuando vio que los soldados rusos estaban disparando sobre el mismo corredor de evacuación que Perebeinis planeaba utilizar. 

"Se me encogió el corazón", dice. "Rezaba para que no fueran ellos".

El director de recursos humanos de la empresa llamó a Perebeinis en repetidas ocasiones, pero no lo cogió. Finalmente, confirmó que Perebeinis, Mykyta y Alisa habían sido asesinados. Poco después, las fotos aparecieron en internet. 

"Era una persona inocente, no hizo nada malo. No llevaba ningún arma. No dijo ninguna mala palabra a los soldados rusos, nada", lamenta Khirvonina. "Sólo corría hacia el autobús".

Los lazos ucranianos de Silicon Valley

Una fila de coches deja atrás los edificios de apartamentos destruidos durante el conflicto entre Ucrania y Rusia, mientras los evacuados abandonan la ciudad portuaria asediada de Mariúpol.

En las casi dos semanas transcurridas desde que Perebeinis y su familia fueron asesinados, los ataques de Rusia contra las ciudades de Ucrania se han intensificado, informándose de que las fuerzas rusas han bombardeado zonas civiles en Kiev y otras ciudades

Iskold, fundador y director de 2048 Ventures, lanzó recientemente un fondo llamado $1K Project, que está entregando dinero directamente a las familias afectadas por la guerra. "Estos son crímenes de guerra, son atrocidades, asesinatos sin fundamento y sin sentido de personas del país donde nací. Esto tiene que acabar", afirma Iskold, que vivió en Ucrania hasta los 19 años. 

Empleados y ejecutivos de empresas tecnológicas como Meta, Uber y Apple, muchas de las cuales tienen vínculos directos con el país, han pasado a la acción. Grammarly, una empresa de software de San Francisco que fue fundada en Ucrania, ha anunciado que va a donar 5 millones de dólares a organizaciones que apoyan a la población ucraniana, mientras que los empleados han compartido fotos de las casas de amigos y familiares en ruinas.

Por qué China y Xi Jinping no se han puesto del lado de Putin sobre Ucrania

Lyft, la aplicación que ofrece servicios de transporte, que al parecer tiene cerca de 60 empleados en Ucrania, ha declarado a Business Insider que está proporcionando apoyo financiero y permisos extraordinarios para aquellos que quieran trasladarse temporalmente.

Para Khirvonina, de SE Ranking, la pérdida de su compañera forma parte de una tragedia mucho mayor que afecta a Ucrania, pero que todavía es difícil de procesar.

"Ha sido muy duro porque se trata de una persona a la que conocías y con la que acabas de hablar hace varios días", explica Khirvonina. 

"¿Qué podría haber pasado si estuvieran, no sé, a 10 metros de ese lugar, o si no corrieran tan rápido, o si hubieran ido el otro lado de la calle? Tal vez se podría haber evitado".

Con información adicional de Shona Ghosh.

Otros artículos interesantes:

La odisea de salir de Ucrania: 12 horas para recorrer menos de 100 kilómetros a bordo de un tren lleno de gente, sin apenas sitio para moverse

"Es imposible explicar lo que ocurre en tu alma": el éxodo de los ucranianos para escapar de la invasión rusa

Putin ha iniciado una guerra en Ucrania que amenaza a Xi Jinping y a los grandes planes económicos de China

Te recomendamos