Miles de negacionistas del coronavirus protestan sin mascarillas ni distancia social en Berlín, Londres, París y Copenhague

Protestante anticoronavirus.
REUTERS/Arnd Wiegmann
  • Miles de negacionistas del SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que provoca la enfermedad conocida como COVID-19, han salido a las calles de Londres, París, Berlín y Copenhague a protestar contra las medidas y gestión de la actual pandemia.
  • No han respetado las distancias de seguridad ni llevaban mascarillas, unas de las principales medidas contra la propagación del coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En medio del aumento de casos y las tasas de contagio de algunos de los países más afectados por la propagación del coronavirus, miles de personas 'anticoronavirus' han salido a las calles a manifestarse. 

En ausencia de las medidas de seguridad recomendadas —como llevar mascarilla y mantener el distanciamiento social—, los manifestantes protestan contra las restricciones y la gestión de los Gobiernos en cuestión. 

Leer más: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

Berlín, la primera afectada, que había rechazado un recurso por vía de urgencia presentado por la policía contra la convocatoria de protesta, según data ABC, ha vivido una marcha de unas 18.000 personas disuelta por la policía 2 horas después de haber comenzado. 

 

Mientras los protagonistas de París, Londres y Copenhague, con menor asistencia y un arranque más tardío, cargaban también contra las medidas tomadas por sus Gobiernos. 

Unos 18.000 manifestantes contra el coronavirus han avanzado por las calles de Berlín sin respetar las medidas de seguridad

Manifestación contra las restricciones de COVID-19 del Gobierno alemán en Berlín.
Manifestación contra las restricciones de COVID-19 del Gobierno alemán en Berlín.

REUTERS/Axel Schmidt

Según BBC, la presente ha sido organizada por el movimiento Querdenken 711, un grupo con más de 16.000 seguidores en Facebook. 

Y, a pesar de su vinculación a las teorías de la conspiración, recalca el medio, algunos de los allí presentes sólo exigen el derecho a defender sus libertades fundamentales

"El Gobierno está restringiendo la libertad de movimiento, endeudándose y pidiendo crédito a países no solventes. Y todo sin consultarnos", dice un manifestante en Berlín a la prensa

La policía de Berlín disuelve la manifestación contra las restricciones de COVID-19 del Gobierno alemán.
La policía de Berlín disuelve la manifestación contra las restricciones de COVID-19 del Gobierno alemán.
REUTERS/Christian Mang

"No soy de extrema derecha, no creo en teorías de la conspiración, pero creo lo que veo. Y lo que veo es que el Gobierno está restringiendo la libertad de movimientos, que está endeudándose a costa de los contribuyentes para lanzar toneladas de dinero y pidiendo crédito a países no solventes. Y todo sin consultarnos", señala uno de los manifestantes de Berlín a la prensa, recoge ABC, la cual considera culpable por repetir las consignas de los Estados.

Pero, unas 2 horas más tardes, la policía alemana dispersaba la concentración del denominado Festival de la libertad y la paz.

"Desafortunadamente no hemos tenido otra opción: Nos acercamos al líder de la manifestación y le informamos de que su reunión sería disuelta por la policía", detalla El Mundo.

Pero la canciller de Alemania, Angela Merkel, advierte que el coronavirus empeorará los próximos meses

La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel.
Michael Kappeler/Pool vía REUTERS

Este viernes, sin contemplar un aumento de posibles nuevos rebrotes con marchas como esta, Angela Merkel advertía  que la pandemia empeoraría en los próximos meses y que, volver a la normalidad, no sería posible hasta la producción y despliegue de la vacuna.

"Este es un asunto serio, tan serio como siempre, y debe seguir tomándose en serio", insiste, según informa South China Morning Post.

Mientras, Londres se revolvía con gritos de "¡No más confinamientos!"

Manifestación contra el confinamiento y el uso de mascarillas en Londres.
Manifestación contra el confinamiento y el uso de mascarillas en Londres.
REUTERS/Henry Nicholls

Considerándolo un experimento social, tal y como recoge El Mundo, los ciudadanos de Londres, en contra de la gestión del Gobierno de Boris Johnson, piden que se acaben los confinamientos, dicen no a la vacuna y advierten que no consentirán las medidas impuestas.  

Siguiendo los datos recogidos por el Daily Mail, fueron más de 10.000 personas quienes, a mediodía, marchaban bajo el nombre Unidos por la libertad.

En París, con entre 200 y 300 personas congregadas,  la policía emitía multas de 135 euros por no llevar mascarillas

Manifestante en París con una mascarilla que lleva escrito "bozal" en francés.
Manifestante en París con una mascarilla que lleva escrito "bozal" en francés.
REUTERS/Charles Platiau

Cuenta Le Parisien que, en París, donde se reunieron entre 200 y 300 personas, la policía actuó con rapidez rodeando a los congregados y poniendo multas urgentes de 135 euros por no llevar mascarilla

Cuando, en Copenhague, se mezclaban varios motivos bajo el lema Libertad o fascismo 

Protestas en Copenhague, Dinamarca, contra el coronavirus.
Protestas en Copenhague, Dinamarca, contra el coronavirus.
Ritzau Scanpix/Nils Meilvang vía REUTERS

"Es una mezcla complicada de muchas cosas que se incluyen en esta manifestación. No es solo una señal política general de que no estamos de acuerdo con el Gobierno, sino también una manifestación que trata de arrojar una luz negativa sobre toda la comprensión del coronavirus y cómo lidiar con esto", dice uno de los participantes y recoge el Berlingske, que relaciona a los manifestantes con un evento en Facebook titulado Libertad o fascismo.

Otros artículos interesantes:

Los niños asintomáticos pueden tener el coronavirus activo en su cuerpo durante semanas, según advierte un reciente estudio

11 empleos especialmente vulnerables ante la recesión del coronavirus

La vacuna del coronavirus puede ser menos efectiva debido a la reducción de los tiempos de espera por presiones políticas y económicas

Te recomendamos

Y además