Esta es la fotografía que más cercana se ha tomado al Sol hasta la fecha

Fotografía más cercana al Sol.
Reuters
  • La Agencia Espacial Europea (ESA) ha difundido la fotografía que más cercana se ha tomado al Sol hasta la fecha.

  • Las imágenes son las primeras que se han publicado de la misión Solar Orbiter, liderada por la ESA y con ayuda de la NASA, que busca descifrar los misterios del Sol.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha difundido la fotografía que más cercana se ha tomado al Sol y muestra la corona cargada de llamaradas solares en miniatura —que los científicos han llamado fogatas—, según Nature.

Las imágenes son las primeras que se han publicado de la misión Solar Orbiter, liderada por la ESA y con ayuda de la NASA, que busca descifrar los misterios del Sol.

"Cuando llegaron las primeras imágenes, mi primer pensamiento fue que esto no puede ser posible, no puede ser tan bueno", ha asegurado David Berghmans, investigador principal del instrumento Extreme Ultraviolet Imager (EUI) en una rueda de prensa.

Leer más: Estos son los principales peligros a los que se expone una misión espacial

"Fue mucho mejor de lo que nos atrevíamos a esperar", ha agregado.

El EUI es un instrumento en la nave espacial SOHO utilizado para obtener imágenes de alta resolución de la corona solar en el rango ultravioleta y es el responsable de las imágenes.

"El Sol puede parecer tranquilo a primera vista, pero cuando miramos en detalle, podemos ver esas llamaradas en miniatura por dondequiera que veamos", ha mencionado Berghmans.

Las llamas son únicamente millonésimas o billonésimas del tamaño de las llamaradas solares visibles desde la Tierra, que son erupciones energéticas que se piensa que son causadas por interacciones en los campos magnéticos del Sol, según Nature.

Así, los investigadores de la misión todavía tienen que averiguar si los 2 fenómenos son impulsados por el mismo proceso.

Leer más: 17 fotos increíbles de la histórica misión de SpaceX para enviar astronautas de la NASA a la estación espacial

La corona solar es la capa más externa de la atmósfera del Sol, se extiende millones de kilómetros hacia el espacio exterior y su temperatura supera el millón de grados centígrados, según Infoespacial.

Entonces, Frédéric Auchère, coinvestigador del instrumento EUI sostiene que las fogatas son plenamente insignificantes por sí mismas pero podrían ser la contribución dominante al calentamiento de la corona solar.

Además, la corona es cientos de veces más caliente que la superficie del Sol pero la razón es un misterio existente desde hace mucho tiempo.

Las imágenes difundidas por la ESA son las más cercanas al Sol que se han tomado hasta la fecha.

Fotografía más cercana al Sol.
Reuters

Publicadas el 16 de julio, fueron capturadas a 77 millones de kilómetros de la superficie del Sol. Para que tengas una idea, la Tierra está a unos 150 millones de kilómetros del Sol.

La misión Sonda Solar Parker de la NASA ha volado todavía más cerca y se aproximará a tan solo 6,2 millones de kilómetros durante su misión —dentro de la propia corona—.

Sin embargo, no se hará uso de ninguna cámara debido a su dificultad.

Por otro lado, el Telescopio Solar Daniel K. Inouye en Hawái ha tomado imágenes del Sol de mayor resolución del Sol pero no captan completamente la luz de la estrella, porque la atmósfera de la Tierra filtra algunas longitudes de onda ultravioleta y de rayos X.

"Nunca hemos estado más cerca del Sol con una cámara y esto es solo el comienzo de un largo viaje épico con Solar Orbiter que nos llevará todavía más cerca dentro de 2 años", ha establecido Daniel Müller, un científico de la misión.

LEER TAMBIÉN: Un nuevo programa de pérdida de peso virtual ayudó a la gente a perder más kilos que en las sesiones intensivas tradicionales, según un estudio

LEER TAMBIÉN: Lidl supera a Nespresso con su propia cafetera de cápsulas 'low cost'

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero se debe tener ahorrado a los 35 años, según los expertos

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música