Pasar al contenido principal

Un fotógrafo que pasó 5 años en burdeles descubrió que la prostitución legal no era como él creía: así es en realidad

Una trabajadora sexual era una profesora de matemáticas de Minnesota con un segundo empleo.
Una trabajadora sexual era una profesora de matemáticas de Minnesota con un segundo empleo. Courtesy of Marc McAndrews
  • Antes de viajar a Nevada, el fotógrafo Marc McAndrews nunca había estado en un burdel. Ahora ha estado en todos los que hay en este lugar de Estados Unidos, donde la prostitución es legal.
  • Durante cinco años, McAndrews viajó por todos los burdeles legales de Nevada. En cada uno de ellos pasó entre una semana y un mes.
  • Se quedó en las habitaciones que ofrecen estos locales, compartió las zonas comunes con las trabajadores sexuales y vio una realidad a la que muy poca gente tiene acceso.
  • En 2014, McAndrews compartió algunas fotos de sus viajes y experiencias en los burdeles para Business Insider. Todas las imágenes y las historias se pueden leer y ver en el libro Nevada Rose.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday

Cuando McAndrews comenzó su aventura en los burdeles, esperaba que fueran sórdidos y estuvieran llenos de drogas, tal y como confesó a Business Insider. Pero lo que encontró fue algo completamente diferente.

Cuando McAndrews comenzó su aventura en los burdeles, esperaba que fueran sórdidos y estuvieran llenos de drogas, confesó a Business Insider. Pero lo que encontró fue algo completamente diferente.
El rancho Wild Horse en Sparks, Nevada Courtesy of Marc McAndrews

Comenzó visitando Moonlite Bunny Ranch, un burdel famoso debido a su aparición en la serie "Cathouse" de HBO. Cuando preguntó si podía hacer fotos, las mujeres pensaron que era sólo un cliente nervioso y lo rechazaron.

Comenzó visitando Moonlite Bunny Ranch, un burdel famoso debido a su aparición en la serie "Cathouse" de HBO. Cuando preguntó si podía hacer fotos, las mujeres pensaron que era sólo un cliente nervioso y lo rechazaron.
Courtesy of Marc McAndrews

Después de echarle de varios burdeles cercanos a Carson City, una de las trabajadoras sexuales le recomendó que probara en un pequeño pueblo, donde los propietarios podrían ser más amables.

Después de ser rechazado por algunos burdeles cercanos a Carson City, una de las trabajadoras sexuales le recomendó que probara en un pequeño pueblo, donde los propietarios podrían ser más amables.
Courtesy of Marc McAndrews

En Elko, pudo fotografiar y pasar unos días en el Parlor Brothel, que es más parecido a un bar. En otros burdeles llamados "lineup brothels", las trabajadoras hacen cola para entrar, cuenta McAndrews.

En Elko, pudo fotografiar y pasar unos días en el Parlor Brothel, que es más parecido a un bar. En otros burdeles llamados "lineup brothels", las trabajadoras hacen cola para entrar, cuenta McAndrews.
El rancho Old Bridge en Sparks, Nevada Courtesy of Marc McAndrews

También hay otros llamados "casas de ciudad", que atienden a los que quieren un ambiente más elegante y festivo. Por otro lado, están los burdeles conocidos como "casas de campo", que son más tranquilos y acogedores, dijo McAndrews.

También hay otros llamados "casas de ciudad", que atienden a los que quieren un ambiente más elegante y festivo, también están los burdeles conocidos como "casas de campo", que son más tranquilos y acogedores, dijo McAndrews.
Courtesy of Marc McAndrews

Una vez dentro, los clientes van a la sala de pago para sacar dinero en efectivo y pasar la noche.

Una vez dentro, los clientes van a la sala de pago para sacar dinero en efectivo para pasar la noche.
Courtesy of Marc McAndrews

Carli en el Mona's Ranch en Elko fue una de las primeras mujeres que fotografió. El fotógrafo se quedó en Mona's durante cinco noches y compartió el baño con las trabajadoras.

Carli en el Mona's Ranch en Elko fue una de las primeras mujeres que fotografió. El fotógrafo se quedó en Mona's durante cinco noches y compartió el baño con las trabajadoras.
Courtesy of Marc McAndrews

A McAndrews se le dio libertad para fotografiar, siempre y cuando tuviera el permiso de las prostitutas. De porqué se quedó en los burdeles, dijo: "Es una experiencia diferente cuando te levantas por la mañana y tienes que pasar el cereales y la leche a estas chicas".

A McAndrews se le dio libertad para fotografiar, siempre y cuando tuviera el permiso de las trabajadoras.
Courtesy of Marc McAndrews

McAndrews hacía fotos, principalmente, por las mañanas y por las tardes —cuando los burdeles estaban más tranquilos. Debido a que estaba trabajando con una cámara de gran formato, tenía que hacer las maletas cuando llegaran los clientes, para no asustarlos.

McAndrews fotografiaba principalmente por las mañanas y por las tardes cuando los burdeles estaban tranquilos. Debido a que estaba trabajando con una cámara de gran formato, tenía que hacer las maletas cuando llegaran los clientes, para no asustarlos.
Courtesy of Marc McAndrews

La mayoría de los burdeles de Nevada se encuentran en lugares muy alejados de las ciudades y divididos en zonas específicas. A menudo, muchos utilizan el mismo parking.

La mayoría de los burdeles de Nevada se encuentran en lugares muy alejados de las ciudades y divididos en zonas específicas. A menudo, muchos utilizan el mismo parking.
Courtesy of Marc McAndrews

McAndrews dice que muchas de las mujeres que trabajan allí tienen hijos y parejas. "Poco a poco bajan la guardia y comienzan a contarte su historia", comentó sobre las trabajadoras. "Empiezan a dejarte ver su mundo."

McAndrews dice que muchas de las mujeres tienen hijos y parejas. "Poco a poco bajan la guardia y comienzan a contarte su historia", comentó sobre las trabajadoras. "Empiezan a dejarte ver su mundo."
Courtesy of Marc McAndrews

Los estereotipos fáciles —como drogadictos y mujeres sin familia existían— pero no eran tan frecuentes como McAndrews esperaba

Los estereotipos fáciles como drogadictos y mujeres sin familia existían, pero no eran tan frecuentes como McAndrews esperaba
Courtesy of Marc McAndrews

Una de estas trabajadoras sexuales era maestra de matemáticas en Minnesota durante el año escolar. Lo curioso es que le dijo al fotógrafo que trabajaba en los burdeles de Nevada porque era excitante.

Una mujer de estas trabajadoras sexuales fue maestra de matemáticas en Minnesota durante el año escolar. Ella dijo que trabajaba en los burdeles de Nevada porque era excitante, dijo McAndrews.
Courtesy of Marc McAndrews

Los burdeles a veces son negocios familiares. En Carlin, Charlie y su madre, Miss Pat, dirigen juntos el bar y el burdel Sharon's.

Los burdeles a veces son negocios familiares. En Carlin,  Charlie y su madre, Miss Pat, dirigen juntos el bar y el burdel Sharon's.
Courtesy of Marc McAndrews

Este es Ben, el antiguo dueño del burdel Wild West Saloon en Winnemucca, con su padre, Art.

Este es Ben, el antiguo dueño del burdel Wild West Saloon en Winnemucca, con su padre, Art.
Courtesy of Marc McAndrews

Algunos clientes se dejaron fotografiar. Aquí, Brett está sentado junto a Dimon, una trabajadora sexual del Stardust Ranch en Ely.

A algunos clientes les pareció bien que los fotografiaran. Aquí, Brett se sienta con Dimon, una trabajadora sexual en el Stardust Ranch en Ely.
Courtesy of Marc McAndrews

McAndrews pudo hacer fotos en todos los burdeles de Nevada, aunque confesó haber necesitado mucha persuasión.

McAndrews pudo fotografiar en todos los burdeles de Nevada, aunque dijo que necesitó mucha persuasión.
Courtesy of Marc McAndrews

El último burdel al que tuvo acceso fue el Moonlite Bunny Ranch. El fotógrafo contó que tuvo que convencer al propietario, Dennis Hof, que era dueño de otros seis burdeles.

El último burdel al que tuvo  acceso fue el Moonlite Bunny Ranch. El fotógrafo contó que tuvo que convencer al propietario, Dennis Hof, que era dueño de otros seis burdeles.
Courtesy of Marc McAndrews

McAndrews le dijo a Hof que el proyecto era una documentación artística de los prostíbulos, no una guía sobre estos. Judith Reagan, editora, presentadora de radio y amiga de Hof, le convenció de que el proyecto era importante.

McAndrews le dijo a Hof que el proyecto era una documentación artística de los burdeles, no una guía sobre estos. Judith Reagan, editora y presentadora de radio y amiga de Hof, le convenció de que el proyecto era importante.
Courtesy of Marc McAndrews

Nota del editor: una versión anterior de este artículo decía incorrectamente que McAndrews nunca había visitado un burdel antes de comenzar el proyecto Nevada Rose. Aunque había estado con algunos, no le gustaban por "la agresividad de la clientela".

Y además