Pasar al contenido principal

Steve Jobs dejó Apple para fundar su propia compañía tecnológica: los 12 millones que invirtió acabaron salvando la empresa

  • Steve Jobs dejó Apple en 1985 e invirtió 12 millones de dólares de su propio bolsillo para empezar una nueva empresa informática completamente nueva llamada NeXT.
  • El sistema operativo desarrollado para los ordenadores de NeXT se llamó NEXTSTEP. Tenía como base UNIX, un software con origen en los principios de la década de los 60.
  • Cuando cosechó los primeros fracasos con sus ordenadores, compró la compañía por una suma de 429 millones de dólares. Ese mismo año, Steve Jobs volvió a Apple.
  • NEXTSTEP es la base de Mac OS X.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: En 1985, Steve Jobs salió de las puertas de Apple y utilizó 12 millones de dólares de su propio dinero para crear una nueva empresa de informática.

Steve Jobs: Hola, soy Steve Jobs, y hago ordenadores.

Narrador: NeXT sería visto como un fracaso. Pero ese fracaso  en realidad acabó salvando Apple. Apple se hizo pública en 1980 y estaba valorada en 1.800 millones de dólares. Pero unos años más tarde, Apple estaba en problemas. Tanto el Apple III como el Lisa no se convirtieron en éxitos comerciales. Así que, en 1983, Jobs decidió reclutar a John Sculley, que era el CEO de Pepsi en ese momento y le preguntó a Sculley: “¿Quieres vender agua con azúcar el resto de tu vida? ¿O quieres venir conmigo y cambiar el mundo?”
Y con eso, Sculley se convenció. Dejó Pepsi y se convirtió en el CEO de Apple. Pero la tensión empezó a crecer entre él y Jobs. Debido a las luchas internas y a los fracasos de los productos, el papel de Jobs se vio disminuido. Fue en esa época cuando Jobs tuvo la idea de crear una nueva empresa informática, independiente de Apple. Pero quería contratar a cinco empleados de Apple. Esto aumentó la tensión entre Apple y Jobs. Algo tenía que cambiar: así que en 1985, Steve Jobs dejó Apple. Y pasó a lanzar una nueva compañía llamada NeXT.

Jobs: Entonces, ¿qué debemos hacer?

Narrador: Con NeXT, Jobs quería crear ordenadores para universidades e investigadores. NeXT era un proyecto en el que Jobs podía recuperar el control que había perdido en Apple y, confiaba lo suficiente en esta idea como para invertir 12 millones de dólares de su propio bolsillo. En 1998, NeXT lanzó su primer ordenador. Era una máquina poderosa que encarnaba filosofías de diseño similares a las de la de la Apple actual. Incluso con su placa de circuito personalizada impresa. Pero el ordenador de NeXT era caro. Muy caro. Mientras que otros ordenadores de ese momento oscilaban entre los 700$ y unos pocos miles de dólares, el ordenador NeXT tenía un precio base de 6.500$.

Leer más: Hay una razón clave por la que vas a querer el nuevo iPhone: la cámara va experimentar su mayor mejora en años

Pero el mercado educativo al que se dirigía ya tenía muchos ordenadores antiguos y presupuestos limitados. Los ordenadores de NeXT nunca tuvieron un éxito masivo. Así que en 1993, NeXT dejó completamente de desarrollar su hardware y cambió su enfoque hacia la verdadera innovación: el software.

El sistema operativo para ordenadores NeXT se llamaba NeXTSTEP. Fue construido sobre UNIX, un sistema operativo que data de los años 60. El uso de UNIX como base le dio a NeXTSTEP varias ventajas clave sobre Mac OS, como la programación orientada a objetos y la memoria protegida, lo que hacía que la creación de programas fuera mucho más intuitiva. A pesar de las dificultades del ordenador de NeXT, el software era muy popular. 

Jobs: La gente nos dijo que les encantaba NeXTSTEP y que les encanta el hecho de que lo hayamos construido sobre UNIX.

Narrador: Los programadores usarán máquinas NeXT para desarrollar juegos tan icónicos como “Quake” y “Doom”. Incluso Tim Berners-Lee era fan. Construyó el primer navegador web en un ordenador NeXT. Pero NeXT no podría sobrevivir solo con la venta de software, y aquí es donde Apple regresa a la historia.

Tras la marcha de Jobs, Apple tuvo poco éxito y continuó luchando. Con Sculley, la compañía desarrolló varios productos fallidos, como el Newton MessagePad.

Jobs: ¿Quién quiere un lápiz táctil?

Narrador: En 1993, los beneficios de Apple cayeron un 84%. Sculley renunció en Apple ese mismo año. Y con el éxito de Windows NT y Windows 95, Mac OS se estaba quedando atrás. Apple necesitaba un nuevo y moderno sistema operativo para poder sobrevivir la próxima década. Así que el CEO de Apple en ese momento, Gil Amelio, centró su atención en NeXT.

Con NeXT, Apple podría finalmente tener un sistema operativo avanzado para competir con Windows. En 1997, Apple compró NeXT por 429 millones de dólares. Ese mismo año, Steve Jobs regresó a Apple. Con el tiempo, se convertiría de nuevo en CEO. ¿Qué fue lo mejor del negocio? Apple adquiriría el sistema operativo NeXTSTEP y lo usaría para reemplazar Mac OS, que estaba en su versión 8 en ese momento, combinando el software de NeXT con el hardware de Apple.

En el comunicado de prensa original, Apple declaró: “La integración de la tecnología NEXTSTEP en futuras versiones de Mac OS resultará en un sistema operativo robusto de nueva generación”.

Poco después de la adquisición, Apple comenzó a desarrollar lo que se convertiría en OS X, basado en el sistema operativo NeXTSTEP. OS X integró las principales características de NeXTSTEP, como el dock y la aplicación de correo, y detalles menores como la rueda. Aunque la mayoría de las similitudes se pueden encontrar bajo el capó. OS X utilizó el mismo lenguaje de programación, Objective-C, y la herramienta Interface Builder. La primera versión de OS X en 2001 fue un vistazo al futuro del Mac. La interfaz Aqua fue un cambio radical en el diseño con respecto a las versiones anteriores. Y OS X también introdujo cosas como las Preferencias del Sistema y la vista de columna en Finder.

Pero la inversión de Apple tardaría varios años en dar sus frutos. Al principio, OS X era lento y tenía problemas de estabilidad. También requería más memoria que muchos Macs que se suministraban en ese momento. Pero con el lanzamiento de la versión 10.2, poco más de un año después, Apple mejoró la estabilidad y la velocidad y consolidó a su público.

Tim Cook: Nos gusta el Mac.

Narrador: Desde el Dock hasta la forma en que se diseñan los programas, OS X mantiene un aspecto parecido 18 años y 14 versiones más tarde. Incluso en 2001, la interacción con el usuario parecía moderna e intuitiva. Y el trabajo que Apple hizo basado en el sistema operativo NeXT original ha ayudado a crear las bases de iOS, watchOS y tvOS. Si es un sistema operativo de Apple, puedes rastrear sus orígenes hasta NeXT.

En diciembre de 2001, Macworld escribió: “Hemos estado esperando durante años, pero Mac OS X es ahora realmente el sistema operativo del mañana”. Tenían razón. Casi 20 años después, millones de personas siguen utilizándolo.

Y además