El futuro distópico del metaverso literario que da pistas sobre en qué puede transformarse la sociedad imaginada por Facebook, según Frances Haugen

Metaverso.
Metaverso.

Getty

  • Facebook ha decidido apostar por el metaverso, una jugada que escandaliza a Frances Haugen, la científica de datos miles de documentos de la red social, por lo alarmante del ejemplo en el que se inspira.
  • El concepto de metaverso aparece en la novela Snow Crash, según ha explicado Haugen en el Parlamento Europeo.
  • En la novela de Neal Stephenson los humanos viven su vida a caballo entre el mundo real y virtual, donde una droga incapacita a la sociedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Estoy conmocionada por el hecho de que hayan escogido ese nombre", asegura emocionada Frances Haugen ante el Parlamento Europeo en Bruselas.

La denunciante de Facebook lleva más de 2 horas respondiendo a preguntas de los eurodiputados en su comparecencia ante la Eurocámara, tiempo en el que ha arrojado bombas contra una empresa a la que ha acusado de debilitar a la democracia y perjudicar a los niños.

Durante toda su comparecencia, no obstante, Haugen ha mantenido un tono tranquilo que rompe al hablar del origen del nombre del metaverso que ha imaginado Mark Zuckerberg.

Parece que la ironía del cambio de nombre le escueza en el alma, como si Zuckerberg estuviera gastando una broma de mal gusto a todo el planeta, avisando de forma sutil, pero mostrando a ojos de todos el futuro que está por venir.

El nombre del metaverso proviene de la novela Snow Crash, explica Haugen antes de mostrar su enfado ante los políticos.

"En el libro, el metaverso es algo distópico, las vidas de la gente son tan desagradables que necesitan esconderse en el sistema durante la mitad del día, y eso es lo que va a pasar", relata Haugen.

"Va a haber gente que esté desconectada de la sociedad, o marginada, y vas a tener gente que quede atrapada en estos mundos virtuales porque son muy adictivos, son atractivos, dan a la gente un sentimiento de unión que pueden no tener en sus vidas reales", argumenta la estadounidense.

El ciberpunk... ¿Ficticio?

Snow Crash, obra escrita por Neal Stephenson, fue publicada en 1992 y la sinopsis de su obra es de todo menos esperanzadora, si ha de servir de preludio al futuro.

En La Casa del Libro, ofrecen la siguiente sinopsis de la novela:

"El único respiro que hay en el mar de logos y carteles se encuentra al otro lado de las bien guardadas fronteras de las ciudades estado independientes, cuyos ciudadanos intentan no abandonar nunca.

¿A quién podría extrañar que casi todo el mundo opte por buscar refugio en un universo virtual?

El Metaverso es el último reducto de la libertad, el único lugar donde todo sigue siendo posible sin jugarse la piel. Pero ahora está siendo amenazado por un nuevo tipo de virus conocido como Snow Crash, un virus que amenaza con desencadenar el infocalipsis".

El infocalipsis es, curiosamente, el término que emplea Stephenson para definir la pérdida de información producida en su universo ficticio, otro concepto que está a la orden del día ante el incremento de las fake news, y en el que Facebook también ha sido acusado de contribuir al no poner límites a la dispersión de la desinformación.

La capacidad de Facebook para detectar dudas sobre las vacunas o desinformación es "mala en inglés" e "inexistente" en otras lenguas, según varios de sus trabajadores

Ante la clara inspiración que Facebook parece haber extraído de Stephenson para renombrarse, el autor ha querido salir al paso en Twitter para dejar claro que no ha participado de ninguna manera en este proceso.

"Dado que parece haber una creciente confusión al respecto: No tengo nada que ver con nada de lo que Facebook está haciendo con el Metaverso, aparte del hecho obvio de que están usando un término que empleé en Snow Crash. Ha habido cero comunicación con Facebook y ninguna relación comercial", ha aclarado Stephenson.

Los avisos de Haugen

La idea de esta sociedad distópica sin duda puede parecer desorbitada, pero Frances Haugen ha hecho hincapié en la importancia de regular las prácticas de grandes tecnológicas como Facebook para prevenir escenarios no tan lejanos a los imaginados por Stephenson.

La extrabajadora de Facebook ha acudido a la llamada de la Unión Europea siendo consciente de que su ex empresa "puede destruirle", sin embargo no ha dudado un ápice en mandar avisos a navegantes para que los líderes continentales sepan a qué avenirse.

"Uno de los aspectos que más me preocupa es si (Facebook) trata de apuntar al lugar de trabajo, me preocupa la idea de que haga perfiles de gente que no puede negarse porque está en juego su sustento", ha declarado Haugen en Bruselas.

Pasar del plano personal al profesional extendería los tentáculos de Facebook y alimentaría los riesgos de que las personas reciban anuncios personalizados y contenidos radicalizados que abstraigan a cada individuo del resto de la sociedad.

Un peligro que está muy presente hoy en día debido a la polarización creada en las plataformas de Facebook, que por ejemplo "ha sabido desde 2018 que los partidos políticos en Europa tienen campañas más extremas en redes sociales porque es lo único que se distribuye", ha señalado Haugen.

El experto español que eligió Zuckerberg para acabar con la desinformación en Facebook se marcha discretamente de la compañía

Pese a lo agorero de la comparecencia pública de Haugen, la 'garganta profunda' que ha puesto en el foco a Facebook también ha querido arrojar un rayo de esperanza.

Haugen ha señalado que las regulaciones tecnológicas que prepara Europa para 2023 tienen el potencial de ser un "estándar de oro global" que puede inspirar a otros países, incluyendo Estados Unidos, "a llevar a cabo nuevas reglas que protegerían nuestras democracias".

Otros artículos interesantes:

El exCEO de Google advierte de que el metaverso de Facebook "no es necesariamente lo mejor para la sociedad"

Frances Haugen, la denunciante de Facebook, en el Parlamento Europeo: "Estoy hoy aquí porque creo que los productos de Facebook dañan a los niños, dividen, y debilitan nuestra democracia"

Te recomendamos