Pasar al contenido principal

Francia se defiende de la ofensiva de Estados Unidos contra la tasa a los servicios digitales y les pide que aceleren el acuerdo internacional de la OCDE

[Re]países donde los profesores cobran buenos salarios desde inicio de carrera
Greg Sandoval/Business Insider
  • Después de las críticas del secretario de Estado y uno de los líderes del Tesoro norteamericano contra la 'tasa Google' en Francia, el ministro galo de Finanzas defiende que no existe sesgo alguno contra empresas de EEUU.
  • "Los Estados Unidos son un aliado y amigo de Francia. Francia está liderando una cruzada contra la injusticia fiscal, no es lo mismo", defiende Le Maire.
  • Tanto Francia como Estados Unidos coinciden en la necesidad de una reforma fiscal a escala internacional que sea liderada por la OCDE.

La histórica ambición de los países europeos de establecer una tributación justa a las grandes firmas tecnológicas sigue dando que hablar. Después de la aprobación de la controvertida ‘tasa Google’ en España, paralizada debido a la convocatoria anticipada de elecciones, y el fracaso de los intentos por establecer un impuesto común en toda la UE, ahora el foco está en nuestros vecinos franceses.

Los galos quieren replicar un canon similar al propuesto en nuestro país, algo más flexible como ya os contamos en esta comparativa, pero se está encontrando con una fuerte oposición de Estados Unidos. No en vano, la mayoría de las multinacionales afectadas (y por las que surge toda esta movilización gubernamental) son originarias del otro lado del Atlántico.

Recientemente, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, instó a su homólogo francés - Jean-Yves Le Drian- a reunirse con él para tratar este impuesto a los servicios digitales que, entiende, es una tasa encubierta a las empresas norteamericanas.

Misma opinión que la defendida por Chip Harter, una de los cabezas pensantes del Departamento del Tesoro de EEUU, quien dijo hace un mes que esta tasa era “potencialmente discriminatoria”. Además, el representante del coloso de las barras y estrellas anunció que se estudiaría tomar represalias si se incumplía algún tratado comercial o las normas de la OMC.

Leer más: Cómo te afectará y por qué serás el gran perjudicado de la 'tasa Google'

Pues bien, la petición estadounidense ya tiene respuesta. El ya famoso por este tema, ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha contestado que su país no tiene ninguna otra nación en la diana ni busca perjudicar a ninguna empresa en concreto. Lo que Francia busca es únicamente cobrar los impuestos que le corresponderían si se tratase de una compañía que operara en cualquier otro mercado y que no se aprovechara de mecanismos como el ‘doble irlandés’ o el ‘sándwich holandés’ para evadir sus obligaciones fiscales.

“Francia no está liderando una cruzada contra los Estados Unidos. Los Estados Unidos son un aliado y amigo de Francia. Francia está liderando una cruzada contra la injusticia fiscal, no es lo mismo", ha explicado Bruno Le Maire a Reuters, durante una reunión en Bucarest.

Y, entre el tira y afloja a cada extremo de esta cuerda tributaria, una propuesta intermedia en la que tanto Francia como EEUU parecen coincidir: una reforma fiscal a escala internacional que sea liderada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). "Pido a nuestros amigos y socios estadounidenses que intensifiquen el trabajo en la OCDE para que podamos llegar lo más rápido posible, en 2020 espero, a una solución internacional", confirma Le Maire.

¿Convencerá la propuesta de la OCDE a Estados Unidos o seguirá torpedeando la recaudación de impuestos en terceros países? Solo el tiempo lo dirá…

Y además