Pasar al contenido principal

Francia se convierte en el nuevo motor del crecimiento económico europeo

Emmanuel Macron, presidente francés, asiste a un foro de importación en China
Reuters
  • Francia ya es el nuevo motor del crecimiento económico europeo, al superar el avance del PIB de Alemania y de la eurozona en las previsiones para 2019, 2020 y 2021, según Bloomberg.
  • El medio económico cita los casi 2 años de reformas del Gobierno del presidente galo, Emmanuel Macron, como un estímulo para la inversión empresarial y la creación de empleo.
  • Sin embargo, Bloomberg destaca que Francia tiene varios retos que superar antes de equipararse a Alemania, especialmente en lo que respecta al paro, a la deuda pública y al gasto gubernamental.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

2019 va camino de convertirse en el año en el que Francia arrebatará a Alemania el liderazgo del crecimiento económico europeo. En el tercer trimestre, la economía gala ha crecido un 0,3%, un dato mejor de lo esperado que se apoya en la demanda doméstica, en la reducción del desempleo y en el aumento de la inversión extranjera.

De este modo, Francia se ha convertido ya en el nuevo motor del crecimiento económico europeo, según Bloomberg, que asegura que las previsiones muestran que Francia está en camino de superar en 2019, 2020 y 2021 el ritmo de crecimiento de la zona euro y el de Alemania, la mayor economía del bloque comunitario, a la que ya adelantó por unas décimas el año pasado mientras la economía germana intentaba evitar la recesión.

Leer más: El frenazo económico en Italia y Alemania obliga a la Comisión Europea a reducir sus previsiones de crecimiento para la eurozona

El medio económico destaca que el país vecino está capeando el escenario global de guerra comercial y ralentización económica mejor que Alemania, debido a su menor dependencia de las exportaciones y a las reducciones de impuestos a las grandes empresas que se han aplicado en los últimos meses. De hecho, Bloomberg asegura que la pujanza de Francia refleja los efectos de las reformas aprobadas por su presidente, Emmanuel Macron.

Este escenario contrasta con el de enero, cuando la reducción de 8 décimas del crecimiento del PIB francés al 1,5% en 2018 encendió las alarmas de desaceleración en el país vecino y provocó el desplome del índice de confianza empresarial en el sector servicios. 9 meses después, las expectativas parecen haber cambiado drásticamente.

El aumento de la inversión empresarial, de la creación de empleo y de la inversión extranjera son algunos de los méritos que se atribuyen a Macron, asegurando que "está sembrando la semilla de un crecimiento a largo plazo". En concreto, se destacan las declaraciones del economista jefe del Banco de Francia, Olivier Garnier, que ha descrito como "extraordinario" el ritmo de creación de puestos de trabajo.

Sin embargo, Bloomberg aclara que, pese a las buenas perspectivas, Francia todavía tiene mucho camino por delante para poder igualarse a Alemania y cita como retos el gasto público, que supone un 56% del PIB frente al 45% germano, una deuda pública cercana al 100% del PIB y, precisamente, el desempleo, dado que el país galo duplica la tasa de paro de Alemania a pesar de haberse reducido drásticamente.

Leer más: Goldman Sachs advierte de que la economía mundial podría haber tocado fondo y prevé que el crecimiento se recupere gradualmente

El medio financiero afirma que el Gobierno francés está apostando por crear empleos de mayor calidad con contratos indefinidos, aplicando reformas en leyes que las empresas galas criticaban como un freno a la contratación. Además, anuncia que Macron modificará este mismo mes los subsidios de desempleo que incentiva que los trabajadores accedan a un empleo y que las empresas les ofrezcan mejores contratos.

También destaca como síntoma del potencial francés el incremento del número de nuevas startups hasta superar las 70.000 en 2019, un fenómeno que el medio atribuye al aumento de la inversión. Del mismo modo, el Gobierno francés estaría buscando impulsar esa inversión aprobando nuevos recortes de impuestos a empresas que produzcan en el país y optimizando la inversión estatal en sectores estratégicos.

En el plano institucional, Bloomberg afirma que el repunte de la economía francesa ofrecerá "capital político a Macron" para impulsar sus propuestas para la UE, como el fomento de la actividad industrial para crear compañías europeas que compitan con las estadounidenses y las chinas o la creación de un presupuesto para la eurozona, para la que ya ha conseguido el respaldo inicial de varios socios comunitarios.

Y además