Pasar al contenido principal

El fraude en operaciones con tarjeta baja en todos los canales salvo internet, según el BCE

Un usuario paga con su tarjeta de crédito en un terminal de punto de venta
Un usuario paga con su tarjeta de crédito en un terminal de punto de venta Getty Images
  • El BCE ha publicado su quinto informe sobre el fraude con tarjeta, en el que muestra que su valor total en Europa cayó un 0,4% en 2016 respecto al año anterior.
  • La única categoría en la que aumenta el fraude es en el pago no presencial, especialmente a través de Internet.
  • La mejora de las medidas de seguridad obliga a los estafadores a optar por métodos cada vez más sofisticados.

El fraude en las operaciones de pago con tarjeta parece moderarse, según los últimos datos publicados. Sin embargo, el avance tecnológico que está sirviendo para mejorar los sistemas de seguridad que ayudan a dificultar este tipo de delito también está fomentando la aparición de nuevos métodos de estafa a través de la tarjeta. Del mismo modo, el despegue del comercio electrónico está motivando un auge en el fraude online.

Así lo asegura el Banco Central Europeo (BCE), que ha publicado este miércoles su quinto informe sobre el fraude en las operaciones con tarjeta. El estudio, que analiza datos correspondientes a 2016, concluye que este tipo de estafa está reduciéndose en Europa, pero alerta de que la mejora de la seguridad está provocando que los métodos de fraude sean cada vez más sofisticados y centrados en Internet, donde suceden la mayoría de los pagos no presenciales.

En concreto, el BCE cifra en 1.800 millones de euros el valor total de las operaciones fraudulentas con tarjetas procedentes de países de la Zona Única de Pagos en Euros, que comprende a los 28 y a Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein, a lo largo de 2016. Para poner el dato en contexto, el informe señala que "las pérdidas por fraude ascendieron a un euro por cada 2.428 euros gastados en operaciones con tarjetas de crédito y de débito".

Leer más: Así es la tarjeta de crédito inteligente que nunca caduca

Comparado con el año anterior, el fraude con tarjeta se redujo un 0,4% en 2016, aunque es más destacado el incremento de este tipo de estafa respecto a 2012, con un repunte del 35%. Mientras, en término interanual se reduce mínimamente el porcentaje de dinero defraudado respecto al importe de todas las operaciones con tarjeta, hasta el 0,041% frente a un volumen total de 4,38 billones de euros.

El fraude con tarjeta crece en Internet

El BCE muestra en el informe el constante crecimiento del fraude en pagos no presenciales con tarjeta, que suponen el 73% del total del dinero defraudado, mientras que las operaciones en terminales de punto de venta (TPV) representan un 19% y los cajeros automáticos el 8% restante. Además, esta tendencia se está agudizando, ya que el fraude en Internet ha crecido un 2,1% respecto a 2015, mientras que se ha reducido un 12,4% en cajeros y un 3% en TPV.

El BCE constata que el fraude en pagos con tarjeta se reduce
El BCE constata que el fraude en pagos con tarjeta se reduce BCE

Sin embargo, el estudio considera que el alza en el fraude en este tipo de pagos es menor que en años anteriores, por lo que señala que "el ligero incremento en términos relativos registrado en 2016 puede considerarse, con cierta cautela, un signo positivo de que, en el futuro, este tipo de fraude disminuirá y los pagos en el comercio electrónico serán más seguros". 

Las tarjetas europeas, las más seguras del mundo

El BCE atribuye la disminución del fraude al aumento de las medidas de seguridad y pone como ejemplos la implantación del sistema de "Chip y PIN", que ha minimizado el fraude en cajeros y TPV, y de los métodos de doble verificación de identidad en pagos online. Además, resalta que las tarjetas emitidas en la Zona Única de Pagos son menos susceptibles de sufrir fraude que las de fuera del continente, "lo que debería dar confianza a los titulares de tarjetas europeas cuando viajan al extranjero".

Leer más: 15 cosas fascinantes que probablemente no sepas de Amazon

Sin embargo, el informe advierte del "riesgo de caer en la complacencia", señalando la mayor sofisticación de los estafadores y la multiplicación de los métodos que emplean. Por otra parte, señala que el uso creciente de pagos por móvil podría ser un nuevo medio a tener en cuenta a la hora de atajar el fraude en operaciones con tarjeta.

Te puede interesar

Lo más popular