Fuell, la startup española que quiere que te olvides de los informes de gastos corporativos desde 5 euros al mes

Los fundadores de Fuell, Daniel Seijo y Eduardo Ortiz de Lanzagorta
Los fundadores de Fuell, Daniel Seijo y Eduardo Ortiz de Lanzagorta
Fuell
  • Fuell es una startup que emite tarjetas corporativas y registra los gastos del trabajador automáticamente en una plataforma, sin necesidad de rellenar informes de gastos.
  • Daniel Seijo y Eduardo Ortiz de Lanzagorta lanzaron Fuell en marzo, justo antes del confinamiento y ya cuentan con 30 clientes.
  • "Es la tarjeta corporativa que queríamos para nosotros", reconocen los fundadores en una entrevista con Business Insider España.
  • Fuell ha participado en el programa Growth de la aceleradora e incubadora tecnológica The Venture City.
  • El ex responsable de ventas de Cabify, Javier Zurita, se acaba de incorporar al equipo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Imagina no tener que volver a hacer ni un solo informe de gastos: ni un minuto más rellenando formularios ni lamentando la pérdida de facturas y tickets de compra.

Eso es lo que ofrece Fuell, una startup que ha lanzado una tarjeta corporativa que, por 5 euros al mes, registra automáticamente todos los gastos del trabajador y los sube a una plataforma. Solo tienes que hacer una fotografía del recibo y cargarlo.

"Una buena parte de lo que hacemos en el trabajo no es para crear valor, sino para preparar y poder trabajar. De hecho, hay estudios que dicen que eso es en lo que empleamos el 61% de nuestra jornada laboral. Es tener encadenado a todo el equipo", explica en una entrevista con Business Insider España uno de los fundadores, Daniel Seijo.

Por eso, Fuell ha desarrollado un software propio que está homologado por la Agencia Tributaria y que clasifica automáticamente cada gasto por categoría.

Leer más: Qué es una tarjeta de crédito empresarial y por qué la necesitas

"Lanzamos la tarjeta corporativa que queríamos para nosotros", cuenta a Business Insider España el también fundador de Fuell, Eduardo Ortiz de Lanzagorta.

Además, desde julio también se encargan de recuperar el IVA. "Cuando pierdes una factura de un taxi, no puedes deducir el IVA", señala Ortiz de Lanzagorta y explica que el proceso se simplifica muchísimo solo con una fotografía del recibo. "Así, un empleado con un sueldo medio puede ahorrar unos 2.350 euros al año, aproximadamente".

Tarjeta Fuell
Fuell

La startup, con sede en el madrileño barrio de Malasaña y 13 trabajadores en plantilla, ha conseguido en sus pocos meses de vida unos 30 clientes, entre los que se encuentra una empresa cotizada y otras más pequeñas como la marca de calzado Pompeii o la cadena de restaurantes La Mucca. 

"Queríamos un producto que funcionase tanto para una empresa cotizada como para una fintech", afirma Seijo. 

"Investigamos todo lo que había en el mercado" 

Los dos fundadores tienen experiencia como emprendedores desde hace años. Ya en la universidad, Ortiz de Lanzagorta entró en el ecosistema emprendedor y eso le llevó a San Francisco. Al volver, conoció a Daniel Seijo.

"En 2013, montamos un pequeño fondo de inversión que se llama Civeta Investment. Con 20 años, Eduardo entró como becario y entró en el consejo de administración en poco tiempo", recuerda Seijo. 

Leer más: "El que tuvo la idea o inició el proyecto no tiene por qué ser el mejor CEO de una startup", advierte Javier Jiménez, director general de Lanzadera

Por su parte, Seijo fue uno de los fundadores en 2005 de Diario Motor y Quecochemecompro.com y, posteriormente, entró en el equipo de Menéame, donde ahora es el CEO. Un área totalmente distinta al fintech, la cual considera un reto.

"Es muy difícil desde España tener un impacto global en medios. Encontrar un proyecto basado en tecnología no lo es tanto", cuenta Seijo.

Los fundadores comenzaron diseño del producto en febrero del año pasado, analizando el mercado y con varios procesos que han ido haciendo públicos en Instagram. 

"Básicamente, investigamos bien todo lo que había en el mercado. A veces, los emprendedores nos ilusionamos y nos metemos muy rápido. Por eso quisimos ver antes si existía realmente la oportunidad", explica Ortiz de Lanzagorta.

Finalmente, Daniel Seijo y Eduardo Ortiz de Lanzagorta lanzaron el producto en marzo, justo antes del confinamiento. "A nivel laboral, nos vino bien estar tres meses de trabajo en casa, centrados en trabajo. Se me pasó volando", afirma Seijo.

Leer más: 17 startups que seguramente no conoces y podrían despuntar en los próximos 10 años

En cuanto al lanzamiento de nuevos productos, admiten que tienen en mente algunas ideas pero que quieren desarrollar bien lo que tienen entre manos antes de dar el siguiente paso.

"La prioridad ahora es que tenemos una solución muy buena, que la gente está cogiendo muy bien y en la que tenemos que trabajar", incide Ortiz de Lanzagorta.

Límites distintos para presupuestos diferentes

Los fundadores señalan que una de las mayores ventajas competitivas que tienen es la capacidad de asignar diferentes presupuestos a diferentes personas y equipos y para diferentes fines.

Presupuestos de Fuell
Fuell

"Como está organizado por presupuestos, lo que puedo hacer es invitar a una persona y no asignarle dinero. Si el trabajador necesita dinero, puede solicitarlo y el empresario enviarlo. Como un Bizum para empresas", explica Ortiz de Lanzagorta. "El administrador lo puede aceptar con solo un click".

De momento, sus competidores en el mercado son Brex y Pleo aunque, según los fundadores de Fuell, es una competencia solo en la parte de gestión de gastos, ya que ninguna se encarga de la devolución del IVA.

Fuell cuenta con inversores potentes como el fondo The Venture City

Fuell cuenta con el apoyo de The Venture City, la aceleradora e incubadora tecnológica con sede en Madrid y Miami, que tiene un programa Growth para "preparar a las startups con gran potencial para alcanzar el siguiente nivel", según su página web.

De este programa han recibido 100.000 dólares (85.000 euros), que se suman a la inversión de 80.000 euros que pusieron los fundadores. Actualmente, están cerrando una ampliación de capital de 400.000 euros.

La startup ha convencido también a 4 inversores de The Venture City, que les apoyan a nivel particular y trabaja con Mastercard.

Leer más: Los fondos de capital riesgo revelan qué quieren oír en una presentación para convencerles a financiar una startup y todo lo que deberías evitar decir

Asimismo, ambos fundadores resaltan la importancia de encontrar el inversor adecuado para cada proyecto: "Estamos más centrados en encontrar inversores de verdad que nos puedan aportar muchísimo valor y que encajen con nuestra visión y nuestros principios".

Y, para ello, pedir referencias es la clave: "Vamos a estar aquí mano a mano y habrá momentos en los que irá muy bien, pero cuando se ponga difícil quiero ver que van a estar ahí, apoyándome con todas sus ganas".

En junio, se incorporó al equipo de Fuell el ex responsable de ventas de Cabify y Housell, Javier Zurita, junto al que esperan darle un empujón a la captación de clientes, después de unos meses más centrados en el producto.

Leer más: Las startups tendrán que esperar para lograr nueva financiación como consecuencia del coronavirus, aunque surgirán alternativas para captar fondos

"En casi 30 meses en Cabify, Zurita consiguió 18.000 clientes y un 45% de las cuentas del IBEX 35. Además, una de sus fortalezas es la capacidad de construir y liderar equipos. Es uno de los grandes puntos que todo el mundo remarcaba y que vemos al trabajar con él", apunta Ortiz de Lanzagorta.