Pasar al contenido principal

Fujitsu planea despedir a 1.100 personas en Europa, Oriente Medio y África, pero España se salva de la criba

Oficina Fujitsu
Gettyimages
  • Fujitsu planea despedir a 1.100 empleados en distintos países de la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África).
  • Las filiales que sufrirán estos recortes son aquellas que dependían notablemente de su negocio de hardware, actualmente en declive y con márgenes cada vez más reducidos
  • Fujitsu España, con un balance más equilibrado entre hardware y servicios, es uno de los 16 países que se librarán de los despidos.

Importante reestructuración la que planea llevar a cabo Fujitsu en la región de Europa, Oriente Medio y África, que afectaría a nada menos que 1.100 empleados.

Según The Register, las filiales que sufrirán estos recortes son aquellas que dependían notablemente de su negocio de hardware, actualmente en declive y con márgenes cada vez más reducidos. Si a ello le unimos la importante fuerza de canal de distribución con que Fujitsu cuenta en muchos mercados, se hace obvio que sus plantillas están sobredimensionadas.

En concreto, la reestructuración que planea Fujitsu -la cual se materializará durante este año natural- pondrá foco en Argelia, Bulgaria, República Checa, Egipto, Grecia, Hungría, India, Israel, Italia, Kazajstán, Marruecos, Qatar, Arabia Saudita, Serbia, Eslovaquia, Sudáfrica, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Uzbekistán.

Por el contrario, otros 16 países (entre los que se incluye España) se salvan de la criba. Estos son: Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rusia, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Leer más: Estos son todos los despidos anunciados en España en los primeros trece días de 2019

El movimiento, que se produce tras una "revisión exhaustiva" por parte de la compañía de su negocio en EMEA, supone además la constatación de que Fujitsu quiere centrar sus miras en el segmento de servicios, mucho más rentable y en el que se puede fidelizar mejor a su base de clientes.

"Nuestro modelo de negocio en evolución garantiza que podamos seguir sirviendo mejor a nuestros clientes, donde sea que operen. Los cambios operacionales que estamos realizando nos ayudarán a reducir los costes estructurales y a asegurar un futuro en el que la oferta de Fujitsu siga siendo relevante para nuestros clientes", han confirmado desde Fujitsu.

Como telón de fondo de todos estos cambios encontramos los negativos resultados financieros de la multinacional y las malas perspectivas para el futuro inmediato. En los primeros nueve meses del año fiscal de Fujitsu (que finalizó el pasado 31 de enero), la firma obtuvo ingresos de 22.500 millones de euros, un 4% menos respecto al mismo período del ejercicio anterior, en tanto que los beneficios cayeron con todavía más fuerza (-7,2% interanual) hasta los 411 millones de euros. 

Para el año fiscal completo, Fujitsu pronostica una caída del 4,8% en su facturación, que se quedará en los 31.000 millones de euros, mientras que los beneficios se desplomarán un 35% respecto al curso precedente, hasta los 880 millones de euros.

Y además