Pasar al contenido principal

Fumar cigarrillos electrónicos es más peligroso de lo que piensas, según un nuevo estudio

cigarrillo electrónico
  • No existe consenso entre la comunidad científica sobre los efectos nocivos de los cigarrillos electrónicos, un producto reciente sobre el que quedan muchas incógnitas por resolver.
  • El vapeo también pueden dañar las células vitales del sistema inmunológico, de acuerdo con un estudio experimental dirigido por un equipo de la Universidad de Birmingham.
  • Descubrieron que el vapor aumenta la inflamación y perjudica la actividad de los macrófagos alveolares, las células encargadas de eliminar partículas de polvo, bacterias y alérgenos potencialmente dañinos.

Los cigarrillos electrónicos no pagan los mismos impuestos en la Unión Europea que el tabaco tradicional, ya que no existe consenso entre la comunidad científica sobre sus efectos nocivos. La opinión pública generalizada es que el vapeo es menos peligroso, pero hay que recordar que es un producto reciente que se empezó a comercializar en 2010, sobre el que quedan muchas incógnitas por resolver. Un reciente estudio apunta nuevos riesgos relativos a los cigarrillos electrónicos. 

Estos cigarrillos electrónicos también pueden dañar las células vitales del sistema inmunológico, de acuerdo con un estudio experimental dirigido por el profesor David Thickett, de la Universidad de Birmingham, que ha sido publicado en la revista Thorax. Este documento señala que el vapor aumenta la inflamación y perjudica la actividad de los macrófagos alveolares, las células encargadas de eliminar partículas de polvo, bacterias y alérgenos potencialmente dañinos.

Los científicos observaron que los efectos del vapeo son similares a los observados en fumadores regulares y en personas con enfermedad pulmonar crónica. Los estudios previos se habían centrado en la composición química del cigarrillo electrónico antes de que se evaporase, pero el proceso de evaporación en sí mismo causa cambios en la composición química.

Los investigadores idearon un procedimiento mecánico para imitar el vapor en el laboratorio, usando muestras de tejido pulmonar proporcionadas por ocho no fumadores. Descubrieron que el vapor deshabilita importantes células inmunitarias de los pulmones, induciendo la hiperreactividad de las vías respiratorias y causando la degradación del tejido pulmonar.

"Hemos confirmado que el vaporizado exagera los efectos citotóxicos de los cigarrillos electrónicos", asegura la investigación. Las partículas de metal y silicato potencialmente citotóxicas están presentes en el vapor del dispositivo electrónico de una forma igual o superior a los niveles encontrados en el humo de cigarrillo tradicional.

La investigación requiere de un mayor análisis para entender el impacto de los cigarrillos electrónicos, sin embargo todo apunta a que sus efectos para la salud son nocivos. "Advertimos en contra de la opinión generalizada de que los cigarrillos electrónicos son seguros", comentan los investigadores, que combaten la opinión pública según la cual el vapeo presenta una opción saludable para los fumadores.

Te puede interesar