Clubhouse es la app perfecta para los amantes del audio que además busquen aprender algo gracias a la cantidad de expertos de todo tipo de sectores con los que puedes hablar de tú a tú

Facebook se une a la batalla contra Clubhouse con el lanzamiento de Live Audio Rooms.
Facebook se une a la batalla contra Clubhouse con el lanzamiento de Live Audio Rooms.

Carlos Ferrer-Bonsoms

  • Clubhouse se ha convertido por méritos propios en la aplicación de moda al centrar su foco en darle importancia a la voz.
  • En su interior siempre puedes encontrar charlas de todo tipo en donde impera el diálogo constructivo y didáctico, pero, ¿realmente es para tanto? Aquí vas a encontrar la respuesta. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

En un tiempo en donde la imagen se ha convertido prácticamente en la protagonista del entretenimiento —solo hay que fijarse en el éxito de Twitch— llama la atención que una aplicación centrada únicamente en el audio se haya convertido en la auténtica sensación del momento. 

Si has estado conectado durante las últimas semanas a las últimas tendencias, sabes perfectamente de lo que te estoy hablando: Clubhouse, una aplicación que únicamente se centra en el audio y deja las imágenes de lado.

El éxito que ha tenido la app ha sido desmesurado, aunque tiene varios motivos para haber cosechado semejante éxito: la posibilidad de charlar con un montón de expertos de cualquier sector, moderación para lograr un diálogo respetuoso y de momento es exclusiva y se necesita de invitación para poder entrar. 

El icónico estilo de liderazgo de Jeff Bezos le ha llevado a convertirse en uno de los más ricos del mundo: qué puedes aprender tú de ello

La fiebre por la aplicación es desmesurada, tanto que cuando Elon Musk habló hace un par de días en uno de los rooms, se desató un mercado negro de invitaciones que incluso fueron vendidas por más de 100 euros, para así poder escuchar al multimillonario. 

Igual has conseguido entrar y estás disfrutando de la aplicación. Puede que no hayas tenido la oportunidad de hacerlo y te estés preguntando si merece la pena.

En Business Insider España hemos tenido acceso a una de estas invitaciones y durante una semana hemos buceado en Clubhouse para entender el éxito de este fenómeno y si de verdad es para tanto. 

¿Quieres saber cómo funciona Clubhouse y si merece la pena? Has venido al lugar adecuado. 

Una vez dentro es francamente sencillo crearte tu perfil para empezar a trastear con las diferentes opciones que ofrece Clubhouse.

Clubhouse

Cuando recibes la invitación, únicamente tienes que bajártela de la App Store e ingresar el código que te han facilitado para poder acceder. 

Una vez dentro, el primer paso es rellenar tu perfil y asociarlo con tus redes sociales, ya que de esta manera, el algoritmo predice que temas pueden ser de tu interés y te aparecerán en la Home para que puedas acceder a cualquiera de ellas sin ningún problema

Hay temáticas para todos los gustos y seguro que encuentras una sala que encaje con lo que estás buscando... aunque la gran mayoría están en inglés. 

Clubhouse

 Aunque ya te aparecen en tu Home un montón de rooms en las que puedes acceder, siempre puedes hacer uso de la lupa, situada en la esquina superior izquierda, para buscar otras temáticas que pueden ser de tu agrado.

En este sentido, hay multitud de opciones: entretenimiento, tecnología, cine, videojuegos, marketing, política y todo lo que se te ocurra, pero creo que tiene un problema importante que puede alejar a muchos de la app: la gran mayoría de salas tienen tertulianos que hablan en inglés y no me ha sido sencillo encontrar rooms en donde se hablase español. 

Sí, hay muchos canales específicos que tienen esta lengua como prioritaria, pero también es cierto que el buscador no ayuda. Si te metes en una temática concreta, la enorme lista de resultados que te salen tienen algo en común: ponentes que hablan en inglés y hay que rebuscar bastante para dar con algo que pueda encajar. 

No digo que esto sea un problema grave, ya que si controlas el idioma no vas a tener inconveniente, pero si estás en busca de alguna charla en tu propio idioma, sí que puede ser algo más preocupante

De todas formas, el tono y el ambiente que se genera son siempre fantásticos y puedes llevarte bajo el brazo alguna lección importante sobre cualquier tema en el que estás interesado

La magia de Clubhouse reside, principalmente, en el funcionamiento de las salas.

Clubhouse

 Una vez tienes claro a dónde quieres entrar, lo único que tienes que hacer es pulsar en la sala concreta y automáticamente estarás dentro.

La gracia es que no hace falta que hables si no quieres y únicamente te dediques a escuchar lo que otros están diciendo, pero si quieres intervenir, puedes pulsar en el icono de la Mano para que el moderador te ceda la palabra.

De esta manera, se crea un diálogo bastante interesante entre todos los interlocutores y lo cierto es que este es su gran punto a favor. Ten en cuenta que puedes encontrar salas con expertos en temáticas concretas y no solo puedes escucharlos, sino plantear alguna pregunta que tengas en mente para que pueda respondértela casi al momento.

Además, todo esto no sería posible sin la moderación que existe en las diferentes salas que crea un lenguaje cercano, amable, distendido, respetuoso y siempre didáctico

Siempre hay algo que escuchar y en función de tus búsquedas recientes, la app te sugiere otras que te pueden interesar, aunque es un poco pesada con el tema de las notificaciones.

Clubhouse

 

Personalmente siempre estoy escuchando la radio, algún podcast de Spotify o incluso algún video de YouTube que tengo de fondo mientras estoy a otra cosa y desde que he empezado a utilizar Clubhouse, se ha convertido en mi acompañante favorito

Una vez termina la charla en la que he decidido ingresar, la app siempre me sugiere algún otro contenido que puede ser de mi interés. 

Tampoco soy muy propicio a dar mi opinión, pero gracias a que dentro hay bastantes expertos del sector puedo enterarme de las últimas novedades de algo que me interesa o profundizar en algunos aspectos sobre algo concreto que hasta el momento no se me había ocurrido. 

He llegado a tener Clubhouse conectado a lo largo de todo el día y siempre he encontrado algo nuevo e interesante que escuchar y, sin duda, esta es una de sus principales bondades. 

Eso sí, aunque puedes quitar las notificaciones de la app sin ningún problema, creo que es excesivo el uso que hace Clubhouse de ellas. He llegado a recibir más de 20 notificaciones en un solo día —a veces hasta 3 seguidas— sobre alguna charla que podría interesarme.

Sí, veo útil que me informe sobre novedades recientes, pero creo que podría limitarte a puntos concretos y no ser tan invasivo. 

Si ningún tema te encaja, siempre puedes crear tu propia sala para debatir con quien quieras sobre un tema de tu interés.

Clubhouse

 

Como es lógico, al ingresar en la aplicación, siempre puedes seguir a un montón de gente de todo tipo o a tus propios contactos para poder interactuar con ellos a través de mensajes o incluso creando una room propia para debatir sobre algo que tú mismo te has planteado y quieres darle respuesta.

Es tan sencillo como darle a Start a room, elegir entre si quieres que sea una sala abierta, cerrada con contactos de tu elección o social —en donde solo hay usuarios a los que sigues— para empezar la charla.

Y todo ello aderezado con un funcionamiento francamente intuitivo y muy cómodo de utilizar.

Clubhouse

 Eso sí, todo lo que consigue Clubhouse creando una comunidad donde impera el respeto, la conversación y el buen rollo no sería posible si no tuviese detrás un funcionamiento sencillo y efectivo y aquí, la app da en el clavo

Todo lo que presenta es francamente intuitivo y te vas a sentir como en casa aunque sea la primera vez que entres. 

Ya sea buscando un tema concreto a través de sus atractivos menús de búsqueda, en el interior de las charlas con la simpleza de sus comandos que se entienden a la primera o la elección de los iconos para cualquier elemento interno como el botón de las notificaciones, la creación de salas o el siempre útil calendario, con el que puedes ver qué charlas tienes en el horizonte que pueden engancharte. 

Clubhouse da en el clavo con su formato y deja claro que el formato podcast es el formato del futuro del entretenimiento.

Clubhouse

 No estoy diciendo que Clubhouse vaya a derrotar a aplicaciones donde el vídeo es el principal protagonista, pero sí que tengo claro que es la herramienta perfecta para los que buscan otro formato diferente, en donde la participación y la voz sean los protagonistas de la acción.

He quedado encantado con el servicio tras una semana utilizándolo prácticamente a diario y a pesar de sus carencias, como un buscador más organizado que me deje bucear en temáticas en donde el español sea predominante —que los hay, solo que es complicado encontrarlo—, así como la excesiva sobreexplotación de las notificaciones, creo que Clubhouse es una herramienta con un extraordinario potencial.

Poder entrar a cualquier charla y tener la oportunidad de hablar con expertos del sector o simplemente detenerte a escucharlos es siempre refrescante y lo más importante de todo: muy didáctico y siempre tienes algo que aprender. 

Todavía falta ver qué ocurrirá cuando la aplicación se abra a más gente o llegue a dispositivos Android, pero de momento, Clubhouse se ha convertido en una de las apps imprescindibles de mi smartphone

Otros artículos interesantes:

Por qué un youtuber no está tan a salvo de Hacienda en Andorra como parece: 9 claves que muestran las armas tecnológicas que existen para detectar irregularidades

La estrella porno Belle Delphine gana 1,2 millones de dólares al mes con OnlyFans: así es como lo está consiguiendo

Ha vuelto a pasar: Bill Gates quiere tapar el Sol y los Simpson ya lo predijeron